Autor Tema: Larry Crowne. Nunca es tarde  (Leído 1950 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Banacafalata

  • Visitante
Larry Crowne. Nunca es tarde
« en: 29 de Septiembre de 2011, 01:03:18 pm »
LARRY CROWNE. NUNCA ES TARDE


Título: Larry Crowne. Nunca es tarde
Título original: Larry Crowne
País: USA
Estreno en USA: 01/07/2011
Estreno en España: 30/09/2011
Productora: Universal Pictures
Director: Tom Hanks
Guión: Nia Vardalos, Tom Hanks
Reparto: Tom Hanks, Julia Roberts, Taraji P. Henson, Bryan Cranston, Wilmer Valderrama, Gugu Mbatha-Raw, Pam Grier, Nia Vardalos, Rami Malek, Maria Canals-Barrera, Jon Seda, Rob Riggle, George Takei, Cedric the Entertainer, Ian Gomez, Grace Gummer

Sinopsis:

Hasta que fue despedido, el afable y amigable Larry Crowne (Hanks) era un líder de primera en una gran compañía, donde trabajó desde que salió de la marina. Con una hipoteca disparatada por una vivienda devaluada y sin saber qué hacer con tantos días libres, de repente, Larry sigue los consejos de su amigos y vecinos y se dirige a una universidad local para volver a empezar. Allí Larry se convierte en parte de un pintoresco grupo de estudiantes que se mueven en moto. Todos ellos están intentando ganarse un futuro mejor.

Para su propio asombro, Larry empieza a sentirse atraído por su profesora Mercedes Tainot (Roberts), que ha perdido toda la pasión, tanto por la enseñanza como por el muerto de hambre de su marido, Dean (Cranston). Mercedes no puede negar que los cambios en Larry son una inspiración, ni tampoco su creciente atracción por su alumno, quien está sufriendo una transformación fascinante.

Un hombre simple, que tiene todas las razones del mundo para pensar que su vida ha estancado, acabará aprendiendo una lección inesperada: cuando crees que todo lo que merece la pena ya ha pasado, es posible que descubras tu verdadera razón de ser.

Crítica:

Buen Rollito

No es la primera vez que Tom Hanks se sienta en la silla del director, ya lo hizo hace quince años con la más que entretenida The Wonders, una historia llena de nostalgia sobre un grupo de música y que aún a día de hoy consigue hacernos bailar al ritmo del That Thing You Do! Que dio nombre a la película. Mucho ha cambiado en estos quince años, Hanks ya no es el brillante actor que en los noventa gano dos Oscars de forma consecutiva, y que en cada película nos deleitaba con un maravilloso recital de actuación, ahora es un tipo acomodado, incluso podríamos decir que bastante vago, que no acepta ningún papel que requiera el más mínimo esfuerzo o implicación, perdido por completo, en cierta forma como también lo está el personaje protagonista que aquí interpreta.

Larry Crowne es un tipo que acaba de perder su trabajo por no tener estudios, está sin blanca, y decide apuntarse a la universidad comunitaria, siempre sin perder la sonrisa y el optimismo que le caracteriza un personaje extremadamente bonachón, cosa que ya vemos desde el principio cuando le despiden creyendo que van a elegirle empleado del mes, y que casi resulta como el niño grande de BIG, o la versión un poco más lista de Forrest Gump. Pero el tono buenrollista de este personaje no es una cualidad única, es algo que tienen todos sus secundarios, algo que le acaba restando bastante credibilidad a la cinta, y en momentos, aunque entrañables, llega a resultar bastante patético ver a esa panda de pandilleros en sus scooters. Pero aún así que en el nomina de secundarios nos encontremos nombres como los de Bryan Cranston, George Takei, Taraji P. Henson, Cedric The Entertainer o Pam Grier, consigue que con su buen hacer y la gracia que algunos de ellos tienen en su mera presencia nos acabemos encariñando completamente de todo aquel que aparece en la película.



Y es que en Larry Crowne no hay lugar para la crítica, pese a apoyar la trama principal en la demoledora crisis que nos asola ahora mismo, con una premisa con la que Ken Loach habría construido cine social sobre este hombre perdido, Hanks la trata con una sonrisa en la cara, y hecha para adelante sin frenos en esta fábula sobre empezar de cero. No quiere apenas tocar ni siquiera el evidente síntoma de crisis de los 50 que atraviesa su personaje, no quiere que sus protagonistas pasen nada malo, y por supuesto que se les imprima ningún tipo de maldad. El único que se acaba llevando algún tipo de represalia es el blogger porno-adicto (maldita hipocresía americana), que además no acaba de funcionar como antítesis del Crowne protagónico. El resto de los personajes son gente feliz, sin ningún problema en su vida, y los pocos que si los tienen lo solucionan rápido gracias a la bondad de los demás que no tardan nada en ofrecerles un brazo en el que llorar.

Lo cierto es que esta Larry Crowne es una comedia a destiempo, cuando parecemos instalado en el constante mal gusto, a veces excesivamente forzado, que aparezca una comedia de estas características, apta para todos los públicos, es cuando menos sorprendente. Estamos ante una comedia blanca casi impropia de estos días, pero que al final, pese a todos sus fallos y la previsibilidad que claramente la imprime, acaba funcionando a la perfección, y lejos de resultar una cursilería (que lo es) de lo más empalagoso, consigue transmitir todo el buen rollo optimista y hacer que el espectador termine la película con una sonrisa en la cara.

Y desde luego que a Larry Crowne le faltan muchas cosas, le falta algún gag memorable, imágenes con fuerza, un diálogo digno de recordar o siquiera un chispazo entre sus dos protagonistas, algo que no se ve en ningún momento, y sin duda también podemos decir que en cierta forma es una película fallida, que Hanks, desde la comodidad en la que tiene parada su carrera actualmente, vuelve a no buscar ningún tipo de complicación y hace una cinta bastante minimalista, que se queda bastante lejos de su primera película. Pero pese a todos esos contratiempos, Hanks consigue una película de consumo rápida, apta para toda la familia, y que contagia un positivismo y un buen rollo que últimamente parece bastante difícil de encontrar en el cine actual. Desde luego que nunca recordaremos a Hanks como director por películas como ésta, lo que queda por ver es si al igual que sus The Wonder se queda en un director de “one-hit wonder” o si por el contrario es capaz de ofrecernos algo más desde detrás de las cámaras.


4,5/10
« última modificación: 29 de Septiembre de 2011, 01:25:19 pm por Banacafalata »

El Séptimo Arte

Larry Crowne. Nunca es tarde
« en: 29 de Septiembre de 2011, 01:03:18 pm »

Conectado Wanchope

Larry Crowne. Nunca es tarde (Larry Crowne)
« Respuesta #1 en: 30 de Septiembre de 2011, 12:48:35 am »
Larry Crowne. Nunca es tarde
(Larry Crowne)


CRÍTICA: La intención cuenta, pero no es lo único que cuenta

Desconcertante. El segundo trabajo como director de Tom Hanks tras la simpática de 'The Wonders' arroja un saldo final verdaderamente desconcertante. No sé me ocurre una palabra mejor que describa la sensación con la que sus ridículos títulos de crédito finales nos invitan apresuradamente a salir afuera de la sala. Y no lo es porque sea una película mala, que no lo es... no al menos desde un punto de vista frío y racional, sino porque su bondadosa y bienintencionada ingenuidad resulta tan extraña de digerir como dolorosamente incómoda, un filme en el que contradictoriamente su absoluta ausencia de maldad se transforma en una nueva especie de maldad a lo Flanders, algo así como el conejito blanco que en manos de los Monty Python se transformaba en una voraz bestia asesina.

Por contraposición tampoco afirmaría que se trata de una buena película, porque no le alcanza para tal... no al menos desde el mismo punto de vista frío y racional con el que descartamos que sea mala, y por mucha falsa simpatía que admito pueda despertarme por parte de aquel que reconoce y valora las intenciones pero no acaba de verlas concretadas a favor de la causa, más bien si acaso incluso en contra debido a un exceso de almíbar que le resta credibilidad como algo más que una ficción más o menos convencional y plana. La intención cuenta, si, pero no es lo único que cuenta y se podría decir que es una película tan amable y educada, apenas un solo apunte mínimamente ácido, que en un mundo tan deshumanizado como este no resulta fácil empatizar con ella. Triste, pero cierto. O al menos esa es mi verdad, y si no les gusta lo cierto es que no tengo otra... aunque dicen que nunca es tarde.



Si bien la acción de 'Larry Crowne. Nunca es tarde' está ambientada en la actualidad, por alguna extraña razón resulta más creíble el peluquín de Nicolas Cage en cualquiera de sus películas que el mundo que se desarrolla dentro de su nunca mejor llamada ficción, una ficción vestida como una especie de cuento de hadas contemporáneo. Si JJ Abrams se marchó hasta finales de los 70 para tratar de traernos de vuelta la digitalizada esencia de la Amblin de Spielberg, Hanks retrocede aún más en el tiempo para retornar por su cuenta y riesgo, en cuerpo y alma, a una época en la que ingenuidad lucía a través de un blanco y negro que en el mundo actual aparenta ser casi ciencia-ficción, un mundo de fuertes contornos retro en el (casi) todo el mundo es güeno -salvo los que, ejem, escriben en Internet...-, la mentira aún no ha sido inventada por Ricky Gervais y no existe una cruda realidad que no pueda ser combatida (y vencida) con una sonrisa. ¿Se han fijado en el cartel? Pues eso mismo, que ahora se comprende que no por casualidad Hanks viajó hasta los años 60 en su debut tras las cámaras, alguien que al igual que el Owen Wilson del último Woody Allen parece convencido de que ha llegado tarde al mundo en el que le hubiera gustado vivir.

¿Quién es Larry Crowne? Larry Crowne es un cincuentón chapado a la antigua y ex cocinero de la Marina que ve como pierde su trabajo en una cadena de grandes almacenes, a pesar de ser con creces su mejor empleado, por no tener ningún tipo de estudios, así que separado y con una situación económica aparentemente delicada decide "enrolarse" en la uní y prepararse para el mundo del mañana, donde conocerá a una serie de personas muy amables y simpáticas que le harán renacer como un hombre de nuestros días. No mucho más de donde rascar, y el 'Nunca es tarde' añadido a la versión castellana de su título ya dice todo lo que hay que decir. Allí conocerá, entre otras, a una verdaderamente radiante Julia Roberts (con la que en esta sí que apetecería comer, rezar, amar...), y lo que iba para comedia amabilísima en torno a un hombre que se encuentra a sí mismo en un mundo distinto al que conocía se mezcla con una comedia romántica igualmente amabilísima.

¿Crisis? ¿Paro? ¿Divorcio? No dejen que la realidad estropee el buen rollo y al mal tiempo buena cara, esos no dejan de ser pequeños problemas que apenas inquietan e incapaces de borrar la risa fácil y cómplice pero educada que busca Hanks continuamente, simpatía pretendida sin ápice alguno de sibilina mezquindad e igualmente exenta de tacos, insultos o expresiones de mal gusto, ni mucho menos chistes que vayan más allá de la edulcorada ofensa infantil, algo que si bien se agradece en el fondo por su respeto y caballerosidad queda tristemente poco convincente ya se por como está expuesto aunque sea... y a excepción, eso sí, del personaje de Bryan Cranston, único retrato de cariz diabólico y maquiavélico cuyo pecado reside en haberse dejado corromper por el nuevo e inhumanizado mundo en el que Internet sobresale como una suerte de espada de damocles sobre nuestras cabezas. Y es que 'Larry Crowne' va de personas hablando cara a cara, esa cada vez más rara avis... ¿verdad?

Puede que en otro tiempo la presencia siempre carismática de Hanks ('La terminal') y la sonrisa de Roberts ('La boda de mi mejor amigo') hubieran salvado los muebles de una producción tan blandita como esta, proyecto muy corriente, vulgar y del montón, consecuente a un nivel técnico en el que nada destaca sin que nada disguste, y con el que el Tom Hanks director se muestra tan competente como discreto donde el aspecto sobresaliente es sin duda su edulcorado contenido moral en el que el blanco reluce más que en el atuendo de Gandalf. Y lo cierto es que si bien no salvan la función, cabe reconocer que en buena medida entre los dos y el resto del reparto hacen que este 'Larry Crowne' no naufrague y cuanto menos permita un visionado indoloro a pesar de la irritante sensación de que a uno se le toma por tonto, acepción hoy en día más común del ingenuo de antaño. Y es que ya lo dijo el crítico Lou Lumenick del New York Post, al que me permito parafrasear del todo (aunque sea a través de terceros): "Si buscas una película a la que puedas llevar a tus padres o a los niños pequeños sin miedo de avergonzarte o la necesidad de dar interminables explicaciones, ésta es la adecuada". Estoy de acuerdo, complicaciones las justas y resultado muy justo. Si sólo fuera por la intención...

Nota: 6.0


Lo Mejor:
- Sus intenciones

Lo Peor:
- Que sus intenciones no fructifiquen en una verdadera y buena película



Desconectado jescri

Re:Larry Crowne. Nunca es tarde
« Respuesta #2 en: 04 de Febrero de 2012, 11:51:15 am »
Película muy amena con un Tom Hanks a lo "Forrest Gump" 20 años después. Seguramente le falte mucho para ser una gran película, pero me hizo pasar un buen rato   :si

Nota: 6,5.

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces,
sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días. Benjamin Franklin

Desconectado ~ΣDU~

  • Cinéfilo y racinguista
  • *
  • Mensajes: 44.721
  • Siguiendo: 1 Películas
  • Votos: 1987 Películas (5.39)
  • Última: Pompeya  5
  • Agradecimientos:
  • - Dados: 600
  • - Recibidos: 908

  • Sexo: Masculino
  • @Condosco_Jones
    • Ver Perfil
    • Twitter
Re:Larry Crowne. Nunca es tarde
« Respuesta #3 en: 04 de Febrero de 2012, 02:42:27 pm »
Era lo que me esperaba, una pena.

En mi opinión, es una película mala. El guión es evidente, prescindible, penoso y muy simple. Creo que se podría haber sacado más partido si no resultase todo tan infantil y con tufo a telefilme. La trama es evidente a más no poder. La mayoría de situaciones están forzadas y giradísimas de rosca. El único logro de esta película ha sido ver rejuvenecer 20 años a Tom Hanks y Bryan Cranston (ambos actores de 55). Todo lo relacionado con la chica guay-progre que rompe gafas ajenas y ordena la casa de los demás, así como el clan de los súper moteros en scooter resulta denigrante y da vergüenza ajena. Tampoco me convenció la típica clase de universidad llena de tíos enrollados, ni todo el ambiente chupipandillero en cualquier escena. Una película que pasará sin pena ni gloria por mi cabecita. No me ha aportado nada y no me sentí a gusto en ningún momento (si acaso durante los primeros duros 5 minutos). Encima me ha aburrido. Un 2.75 y no sé ni por qué la regalo tanto si cada vez que la recuerdo me entran arcadas...



 

Temas relacionados

  Asunto / Iniciado por Respuestas Último mensaje
0 Respuestas
1850 Vistas
Último mensaje 20 de Diciembre de 2006, 05:09:13 pm
por Hiro
16 Respuestas
11566 Vistas
Último mensaje 07 de Abril de 2009, 11:52:32 am
por Schillinger
9 Respuestas
3412 Vistas
Último mensaje 08 de Septiembre de 2009, 11:56:40 pm
por jescri
14 Respuestas
3117 Vistas
Último mensaje 06 de Noviembre de 2011, 07:32:45 pm
por Wanchope
0 Respuestas
86 Vistas
Último mensaje 17 de Mayo de 2014, 11:08:05 am
por Wanchope

  El Séptimo Arte  
© 2005-2014, www.elseptimoarte.net . Todos los Derechos Reservados. SMF 2.0.6 | SMF © 2011, Simple Machines | XHTML | RSS | WAP2