CINÉFILOS > Cine clásico y contemporáneo

Evasión o victoria (1981)

(1/3) > >>

Guevara:
EVASION O VICTORIA




FICHA TÉCNICA:

Título Original: Victory
Año: 1981
Nacionalidad: Estados Unidos
Dirección: John Huston
Intérpretes: Sylvester Stallone, Michael Caine, Max von Sydow, Pelé, Ardiles, Daniel Massey, Bobby Moore
Guión: Evan Jones & Yabo Yablonsky
Música: Bill Conti
Fotografía: Gerry Fisher
Productora: Lorimar
Duración: 110 minutos


SINOPSIS:

Segunda Guerra Mundial, año 1943. Un oficial alemán visita el campo de concentración de Gensdorff. Un grupo de prisioneros se encuentra jugando al fútbol, y al oficial, que fue jugador antes de la guerra, se le ocurre organizar un encuentro entre una selección alemana y los prisioneros. Los aliados en un principio se niegan, pero comprenden que puede ser una ocasión única para evadirse, por lo que terminan por aceptar el reto. 


ANÉCDOTAS Y/O CURIOSIDADES:

1) Film realizado por John Huston y escrito por Evan Jones y Yabo Yablonsky, a partir de un borrador de guión previo, inspirado en un hecho real vivido durante la II GM por los jugadores del Dynamo de Kiev, el llamado “Partido de la muerte”.

2) La película se rodó en Budapest (Hungría) y Paris.

3) John Huston aceptó dirigir esta película para obtener el dinero suficiente para poder realizar "Dublineses".

4) En otros países se llamó “Escape a la victoria”.

5) La alineación de los aliados: Stallone, Michael Caine, Pelé (sin comentarios), Bobby Moore (inglés, estrella de la Inglaterra campeona del mundo en 1966 y jugó casi toda su carrera en el West Ham), Osvaldo Ardiles (argentino, estuvo en varios equipos de la Premier League), Paul Van Himst (belga, jugó en el Anderlecht), Kasimierz Deyna (polaco, llegó a jugar en el Manchester City), Alvaar Thoresen (este era noruego), Mike Summersbee (también jugó en el City), Co Prins (holandés, Ajax) , Russell Osman, John Wark, Soren Lindsted, Kevin O' Callaghan.

6) Silvester Stallone fue a lo suyo durante todo el rodaje, ni siquiera sabía quién era Pelé. Cuando le dijeron de quien se trataba, no se le ocurrió otra cosa que retarle en una apuesta de 1.000 dólares a que le paraba 5 penaltis de 10 lanzamientos. Perdió, claro.

7) Michael Caine necesitó un doble para las escenas del partido.

8) Michael Caine y Max Von Sydow se juntaban con el internacional inglés Bobby Moore para beber whisky y Stallone se dedicaba a pasar los fines de semana en Londres o París.

9) El encargado de “coreografiar” las escenas con jugadas de fútbol en el partido fue el propio Pelé. Para contentar a Stallone, en el papel de portero del equipo, hubo de añadirse la escena del penalty al final, que no estaba prevista en el guión.

10) En las escenas multitudinarias del estadio se advierte que los extras llevan el corte de pelo y juegos de camiseta y pantalones de moda en 1980. No se tuvo en cuenta demasiado que la película transcurría en el año 1943.


EL PARTIDO DE LA MUERTE

El 19 de septiembre de 1941 Kiev fue ocupada por el ejército nazi. Durante los meses siguientes llegaron a la ciudad cientos prisioneros de guerra liberados, a los que no se permitía trabajar ni vivir en casas, por lo que se veían abocados a la indigencia. Entre aquellos soldados desnutridos estaba Nikolai Trusevich, portero del Dinamo de Kiev.

Josef Kordik, un panadero de origen alemán, reconoció al gigante Trusevich, su ídolo, nada más verlo y, saltándose la ley, lo contrató en su panadería. También ocupó en su panadería a tres futbolistas del Lokomotiv. Así nació el equipo de futbol FC Start.

El FC Start jugó su primer partido el 7 de junio de 1942. Pese a estar famélicos y estar trabajando de noche en la panadería, vencieron 7-2. Sus siguientes rivales fueron una guarnición ´hungara (victoria por 6-2), un conjunto rumano (les metieron 11 goles a los pobres rumanos). Y un buen día, el 17 de julio, el FC Start ganó por un contundente 6-0 a un equipo del ejército alemán.

El 6 de agosto, convencidos de su superioridad, los alemanes prepararon un equipo con miembros de la Luftwaffe, el Flakelf. Pese a las patadas de los alemanes, el Start volvió a vencer por 5-1. El 9 de agosto se anunció la revancha, en el repleto estadio Zénit. Antes del choque, un oficial de las SS entró en el vestuario ucranio y dijo en ruso: "Soy el árbitro, respeten las reglas y saluden con el brazo en alto". Ya en el campo, los futbolistas del Start (camiseta roja y pantalón blanco) alzaron el brazo, pero se lo llevaron al pecho y en lugar de gritar ¡Heil Hitler!, corearon "¡Fizculthura!", un eslogan soviético que proclamaba la cultura física. Los alemanes (camiseta blanca y pantalón negro) marcaron primero, pero el Start llegó al descanso ganando 2-1. Hubo más visitas al vestuario y los jugadores se plantearon no salir, pero finalmente lo hicieron. Con 5-3 a su favor, Klimenko regateó al portero y cuando todos esperaban el gol, se dio el lujo de darse la vuelta y chutar hacia el centro del campo, lo que los alemanes consideraron una humillación peor que el perder el partido y el estadio se vino abajo aplaudiendo a los héroes soviéticos.

Días más tarde, la Gestapo visitó la panadería y arrestó a todos los futbolistas rusos. El primero en morir torturado en comisaría fue Kortkykh. Los demás arrestados fueron enviados al campo de Siretz. Allí, como respuesta a un ataque de la resistencia, mataron a Kuzmenko, Klimenko y Trusevich, que cuentan que murió con su camiseta de portero puesta y gritando: "¡El deporte rojo nunca morirá!". Goncharenko, Tyutchev y Sviridovsky, que no estaban en la panadería en el momento de la detención, sobrevivieron escondidos hasta la liberación de Kiev en noviembre del 43. El resto se esfumó en el caos de la guerra.

A día de hoy, en Ucrania, los jugadores del FC Start son héroes de la patria y su trágica historia forma parte del temario de los libros de texto que se estudian en los colegios de Kiev. En el estadio Zenit se mandó esculpir en mármol una placa con la siguiente leyenda: “A los jugadores que murieron con la frente en alto ante el invasor nazi”. Además, quienes fueron testigos de “El partido de la muerte”, quienes conservan una entrada de aquel partido, el más triste de la historia, tienen asegurado, de por vida, un pase vitalicio para asistir a todos los encuentros del Dínamo de Kiev.

Ésta es la historia del 'Partido de la Muerte', según recoge Andy Dougan en su ligro Dynamo. Eduardo Galeano (periodista y escrito uruguayo) aseguraba en uno de sus artículos que estos futbolistas fueron fusilados "con los equipos puestos, en lo alto de un barranco". John Huston se inspiró en la historia para rodar Evasión o Victoria.


COMENTARIO PROPIO:

Este sábado pasado, haciendo zaping, vi que empezaba en TeleMadrid esta película y no me pude resistir a quedarme viéndola... de nuevo.

Un oficial de las SS (Von Sydow), en visita a un campo de prisioneros  alemán, observa como un grupo de soldados allí presos se distraen jugando al fútbol. Gran apasionado de este deporte, le propone al oficial inglés (Caine) que ejerce de entrenador y capitán del equipo, un partido amistoso entre un equipo alemán y una selección de los distintos soldados europeos presos en campos de concentración.

Al principio, los presos aliados se oponen, pero luego ven en ese partido una oportunidad perfecta para intentar fugarse, así que finalmente aceptan y, además, le sacan al oficial alemán una serie de ventajas y prebendas para los jugadores. Un soldado americano también preso (Stallone) intenta entrar en el equipo a toda costa porque también intenta fugarse, pero es que lo suyo no es el fútbol “europeo” si no el “americano”, y resulta tan malo, bruto y pendenciero que Caine no le admite en sus filas.

Pero lo que en principio parece sólo un puro entretenimiento, empieza a cobrar una dimensión política porque los alemanes pretenden demostrar con el partido que, como en la guerra, Alemania aplastará a los aliados. De modo que el partido adquiere una importancia tremenda para los dos bandos, uno por la fuga y el otro para usarlo como propaganda bélica.

Como veis, un argumento absolutamente increíble. Lo de que la idea esté basada en algo que ocurrió realmente, no lo sabía, pero cuando busqué información sobre “El partido de la muerte”, del que yo no había oído hablar nunca y conocer un poco lo que ocurrió, pues nada que ver con la película, claro, excepto que se juega un partido de fútbol entre un equipo alemán y un combinado aliado. Porque dado que para Huston ésta fue una película de encargo y se lo tomó como un medio para conseguir dinero para otro proyecto más personal, se nota mucho que no se la tomó muy en serio. Y si el espectador hace lo mismo, no tomarse la película muy en serio, entonces podrá disfrutarla como la película entretenida que es, porque a pesar de haber por medio nazis, SS, campos de concentración, etc., y sin que sea exactamente una comedia, a Huston le salió una película que no pasará a la historia como la mejor que hizo, pero que fue un auténtico éxito en taquilla y de la que todo el mundo que conozco guarda un recuerdo bueno y se le pone una sonrisa en el rostro cuando la recuerda. A mí también. Por eso creo que es un clásico, aunque no sea una obra maestra.

No me extraña que a Caine tuvieran que doblarle en las escenas de deporte porque se le veía bastante fondón y nada en forma. De la alineación aliada, reconozco que yo sólo conocía a Pelé, ni las caras ni los nombres me suenan, pero es que yo soy poco futbolero, la verdad. Lo que no impide que disfrute como un enano con esas jugadas a cámara lenta en un partido donde los malos son muy malos, brutos, guarros y fulleros, el árbitro está vendido, el comentarista parecía Urdaci en TVE, y los “nuestros”, los buenos, son unos ángelitos, limpios y deportivos, y haciendo unas jugadas que ya firmaría con los ojos cerrados cualquiera de nuestros jugadores actuales.

Entonces, esta película ¿es una más de campos de concentración y fugas? Pues sí, en realidad, sí, pero con un toque original, el fútbol y, además, con tono de comedia en muchos momentos y un toque épico y de aventura, algo en lo que Huston era un maestro. Dos grandes actores a su servicio, Caine y Von Sydow, aunque ninguno de ellos hace una interpretación memorable, un conjunto de futbolistas que ponen la parte de espectáculo y un Silvester Stallone que hasta resulta gracioso y simpático en esta película. Fuerte y musculoso, pero cuando aún no se había metido p’al cuerpo tanto anabolizante.

Un frase: Cuando Stallone le pregunta al falsificador del campo que para cuándo va a tener sus documentos falsos, éste le responde: En esta época es cuando tengo más trabajo. Todo el mundo quiere fugarse con el buen tiempo.

Momentos... Pues para mí, los mejores son los del estadio. Una multitud gritando “¡Victuar! ¡Victuar! (Victoire, o sea, Victoria en francés) se me ponen los pelos de punta. O cuando cantan la marsellesa, que a mí me pasa en todas las películas, se pone alguien a cantarla para desafiar al opresor y me entra un relente revolucionario que casi me parece que soy francés.


A los que os animéis a ver esta película, que la disfrutéis.

alpope72:
 :obacion trabajazo con toda esa documentación. La recuerdo vagamente y parece entretenida, no sabía que hubiese sucedido realmente. Apuntada.

Guevara:

--- Cita de: alpope72 en 15 de Octubre de 2008, 03:21:41 pm --- :obacion trabajazo con toda esa documentación. La recuerdo vagamente y parece entretenida, no sabía que hubiese sucedido realmente. Apuntada.

--- Fin de la cita ---

No te embales, que no sucedió lo que cuenta la película, sólo recupera la idea del partido de fútbol entre un equipo alemán y otro de prisioneros, pero todo parecido con la realidad... pues ya lo he dicho, nein que diría un alemán.
Y ten presente que NO es una gran película, pero sí es muy entretenida. Al menos, a mí me lo parece.  :guiñar

Guevara:
Jescri, cuando dispongas de un ratillo...    :disimu

elbombardero:
Bueno, pues hoy que tengo un momento libre en el curro, retomo el buen hacer y visito de nuevo este rincon del foro (que ultimamente tengo más abandonado) para ver como cada día te superas en los trabajos que presentas.  :flipando

La película la he visto unas cuantas veces (de hecho la tengo por ahí en algún viejo VHS) y aunque conocía la historia del partido de la muerte, no sabía muchos detalles de los que tú nos pones (esos que con tu infinita paciencia buscas para que los demás sólo tengamos que leer).

Gracias Guevara, no se puede hacer mejor.  :obacion

El karmita 127 corre de mi cuenta  :guiñar

Navegación

[0] Índice de Mensajes

[#] Página Siguiente

Ir a la versión completa