Autor Tema: Rebelión a bordo (1962)  (Leído 7005 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Guevara

  • Milenario/a
  • *****
  • Mensajes: 4.668
  • Agradecimientos:
  • - Dados: 0
  • - Recibidos: 40

  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Rebelión a bordo (1962)
« en: 02 de Febrero de 2010, 01:06:36 pm »
REBELIÓN A BORDO



FICHA TÉCNICA

Título Original: Mutiny on the Bounty
Año: 1962
Nacionalidad: Estados Unidos
Dirección: Lewis Milestone
Intérpretes: Marlon Brando, Trevor Howard, Richard Harris, Hugh Griffith, Richard Haydn, Tim Seely, Percy Herbert, Chips Rafferty, Gordon Jackson, Tarita
Guión: Charles Lederer
Música: Bronislau Kaper
Fotografía: Robert Surtees
Productora: Metro-Goldwyn-Mayer
Duración: 179 minutos


SINOPSIS

(La sinopsis es idéntica para las tres versiones de la película, de modo que si la lees en uno de los comentarios, podéis eludirla en los otros dos).

Las otras dos versiones son:

En diciembre de 1787 el barco británico “Bounty” está anclado en el Puerto de Portsmouth, poco antes de su marcha a Tahití. Su misión una vez allí será embarcar brotes del árbol del pan para trasladarlos a Jamaica y trasplantarlos allí como alimento fácil de cultivar y económico que proporcionará comida a los esclavos que el Imperio Británico mantiene en sus colonias de las Indias Occidentales, en Jamaica concretamente. Pero es cosa sabida que ni el barco ni los frutos llegaron a su destino porque es algo histórico y porque, como el propio título de la película indica, hubo una rebelión a bordo, un motín de la tripulación. ¿Qué ocurrió en ese barco para que este hecho se produjera?


ANÉCDOTAS Y CURIOSIDADES

1) El guión de la película adapta los dos primeros volúmenes de la trilogía “La Bounty”, de Charles Nordfort y James Norman Hall, que está basada en hechos reales y que propiciaron el cambio de las Leyes vigentes de la Marina británica en los buques de su Armada. Los títulos de esta trilogía son ““Mutiny on the Bounty”, “Men Against the Sea” y “Pitcairn's Island”.

2) El presupuesto de la película fue de 19 millones de dólares. Solamente en los Estados Unidos generó unos beneficios de casi 14 millones de dólares en la venta de entradas de cine, a los que habría que sumar otros 10 millones de dólares de beneficio en los videoclubes.

3) Ésta es un remake de una versión anterior, la de igual título de 1935  y protagonizada por Charles Laughton y Clark Gable. Además, existe una versión posterior, la realizada en 1984 con el título de “Motín a bordo”, con Mel Gibson y Anthony Hopkins al frente.

4) La actriz que interpreta a la tahitiana de la que se enamora Marlon Brando en la isla, Tarita, se convirtió posteriormente en la tercera esposa del actor en la vida real, y tuvieron dos hijos.

5) Además de diversas nominaciones en festivales y en diferentes premios, obtuvo 7 nominaciones a los Oscar, aunque no obtuvo ninguna estatuilla. En honor a la verdad hay que decir que excepto en la nominación a mejor película, que ese año ganó “Lawrence de Arabia”, el resto de las nominaciones eran en apartados técnicos: Banda sonora original, canción original (“Follow me”), fotografía a color, dirección artística en color, montaje y efectos visuales.


COMENTARIO PROPIO

El botánico que va a ocuparse de recolectar, cuidar y trasplantar el árbol del pan llega al puerto británico de Portsmouth, donde se está preparando para zarpar el navío “Bounty”. Su voz en off nos relata el motivo de esa expedición marina. Se nos presenta entonces al Capitán Bligh (Trevor Howard) que va a estar al mando del buque, y que espera la llegada de su 1º Oficial, el Teniente Fletcher Christian (Marlon Brando), a quien no conoce y que le ha sido asignado al estar enfermo el oficial que él solicitó.

Rápidamente veremos cuál es el carácter de estos dos personajes principales. El capitán es un hombre que se ha hecho a sí mismo, serio, adusto, rígido e inflexible en lo que a disciplina se refiere. A Christian se le presenta como de alta cuna, bastante cursi y amanerado.


Es ésta una travesía en la que el paso del tiempo tiene un papel primordial pues ha de llegarse a Tahití cuando los árboles estén floreciendo y luego hay que llegar a Jamaica a tiempo de trasplantarlos en su época, por lo que el capitán Bligh establece unas duras pautas y correr más riesgos de los debidos en la navegación, incluso con peligro de muerte para los marineros, para conseguir ese objetivo que le dará prestigio y renombre en su carrera como marino. Lógicamente, estos puntos no van a hacer agradable la vida en el barco y los marineros, todos ellos voluntarios, empiezan a resentirse de las situaciones que se crean, sobre todo el más bravucón y pendenciero de ellos, Mills (Richard Harris).

Como es normal, al ser esta película un remake a color de la anterior, hay escenas que resultan mucho más vistosas y coloristas, las de navegación, las de paisajes y puestas de sol, las de las islas tropicales. De hecho, la llegada a Tahití no sólo me parece además de impresionante mucho más colorida que la de la versión de 1935. Eso, y la gran cantidad de extras que se usan en estas escenas que es uno de los puntos donde más se nota que estamos ante una gran producción y por eso resultan realmente espectaculares las escenas de la tormenta o la de la pesca realizada por los nativos, por ejemplo. Pero es que también me parece mucho más realista el recibimiento que los nativos hacen a los desconocidos, aunque por desgracia esta primera buena impresión se pierde rápidamente al ver que se nos muestra a los nativos con ese prisma hollywoodiense que siempre hace que parezcan idiotas entusiasmados con los espejos y los abalorios. Vamos, que cambian a los tahitianos por apaches y no veríamos ninguna diferencia.

Sobre las interpretaciones, a mí me gusta mucho más el Capitán Bligh compuesto aquí por Trevor Howard, que tarda un poco más en mostrar su carácter ruin, cruel y sádico, estricto, rígido e inflexible con las normas y poco compasivo, pero que no resulta tan malo de opereta como el protagonizado por Charles Laughton en la versión de 1935. En cambio, como Teniente Fletcher Christian me quedo de todas-todas con Clark Gable. El que compone Brando no me resulta creíble en prácticamente ningún momento. Pasea por la película dando una sensación de hastío y pasotismo, regalándonos alguna sonrojante escena como su aparición con una estrambótica bata y gorrito de dormir que resulta totalmente ridícula además de innecesaria en una película de tema serio como ésta, por lo que su actuación forzada y afectada es lo que menos me gusta de esta película, de lejos, aunque en la parte final mejora un poquito, cuando deja un poco de lado su pose afectada y desganada.


Como pega diría que unos minutitos menos en el metraje le habría venido de perlas y podría haberse logrado el recorte sin demasiado problema eliminando alguna escena aquí y allá, sobre todo en la parte inmediatamente posterior al motín, donde el ritmo narrativo baja un poco y se hace un pelín pesada durante algunos minutos.

Resumiendo, una gran película de aventuras, tan buena o más que la de 1935, donde veremos cómo cosas tan intangibles pero importantes como el honor, la lealtad, el abuso de autoridad, la disciplina, la injusticia, la crueldad, la compasión y un montón de sentimientos más se mezclan y revuelven en un cóctel que, por fuerza, ha de resultar explosivo cuando se encuentran embutidos en un microcosmos tan reducido como el marcado por los límites de un barco mercante. Es ésta una gran historia, un relato apasionante y bellamente filmado y, en definitiva, todo un clásico que no deberíais perderos.



PEQUEÑA COMPARATIVA

(Este apartado es idéntico para las tres versiones de la película, de modo que si la lees en uno de los comentarios, podéis eludirla en los otros dos).

Las películas comparadas son:

      1ª.- Rebelión a bordo (1935), en adelante la 1ª.
    2ª.- Rebelión a bordo (1962), en adelante la 2ª.
      3ª.- Motín a bordo (1984), en adelante, la 3ª.

Básicamente, las 3 cuentan la misma historia, las dos primeras basadas en la misma novela, la trilogía “La Bounty”, de Charles Nordfort y James Norman Hall, y la 3ª basada en la novela  “Capitán Bligh y Señor Christian”, de Richard Hough.

De duración similar, poco más de hora y media la 1ª y 3ª, la de mayor duración es la 2ª, que se va a las 3 horas. Sin embargo, a mí la que se me hace más larga de las 3 es la última, la más moderna, porque es la más lenta de desarrollo y, de lejos, la más aburrida. En la 1ª me parece que le hubiera venido bien unos minutillos más, pues el final es un tanto precipitado y se resuelve de un modo demasiado rápido y atropellado. En cambio a la 2ª, la de mayor duración, yo creo que le sobran unos minutos que la hubieran aligerado un poco y que se podrían haber conseguido fácilmente eliminando algunas escenas aquí y allá que no aportan gran cosa al grueso de la historia.

La ambientación y la fotografía son estupendas en las 3 películas, en blanco y negro la primera y a todo color en las otras dos. También la música está bastante bien en todas, siendo la más normalita la de la 1ª y la más extraña por no pegarle demasiado a la historia, la de la 3ª, aunque a mí me gusta bastante las melodías de Vangelis. Para mí la mejor es la de la 2ª, mucho más épica que la de su predecesora y con acompañamiento coral en su gran tema central, y también más acorde con lo que se narra, aunque ya digo que la de Vangelis también está muy bien.

El motivo del viaje es el mismo en las tres versiones. Hay que ir a Taihí a buscar árbol del pan y llevarlo a Jamaica, colonia británica, para plantarlo y conseguir comida barata para los esclavos. Pero tanto en la 1ª como en la 3ª apenas es una excusa argumental para emprender el viaje y casi no tiene mayor importancia luego en el desarrollo de la historia, mucho más en el segundo caso. En cambio en la 2ª no sólo es el motivo del viaje si no que se nos cuentan más cosas sobre este fruto, el botánico encargado de él y que viaja en el barco tiene mucho más papel y también tiene el arbolito mucha importancia en los acontecimientos que se desarrollan en el barco. Refleja mucho mejor que la 1ª y de una forma más coherente las situaciones por las que tiene que pasar la tripulación hasta llegar al motín, que en la 1ª son una serie de incidentes, mostrados uno tras otros sin mucho hilo narrativo. Y ambas, 1ª y 2ª, le dan 200.000 vueltas a la 3ª.

El barco es similar en las tres, bellísimo. El incidente del robo del queso también se menciona en las 3, aunque sucede en momentos distintos e influyen en la historia de diferentes modos. Las 3 expediciones llevan un médico a bordo, pero su papel no es especialmente importante excepto en la 1ª versión, donde se nos presenta como una persona alegre y simpática, borrachín que cuenta cómo perdió su pierna de un modo diferente cada vez, y cobrando su papel un momento de relevancia en el desarrollo del drama.

En fin, que al ser tres versiones de la misma historia, encontraremos muchas similitudes, algunas cosas son prácticamente iguales, otras con diferencias más o menos sutiles, pero no es cuestión de irlas enumerando una por una porque este apartado se haría excesivamente largo y tedioso.

Y es que lo que realmente diferencia a las 3 películas es la forma de narrar la historia y los detalles en que se hace más hincapié y, sobre todo, la definición de sus dos personajes principales, el capitán William Bligh y el Primer Oficial Fletcher Christian y en cómo se suceden los acontecimientos que provocan el motín en el barco.

En la 1ª:
El capitán es un ser duro, inflexible, rastrero, cruel y sádico. Se nos presenta así desde el primer momento y continúa igual el resto de la película. Es simplemente malvado porque sí, sin mayor motivo que el desprecio que le provoca su tripulación a quién considera inferiores. Charles Laughton hace un gran papel, la verdad, con sus cejas postizas y su gesto permanente enfurruñado, aunque a veces resulta un poco histriónico y de puro hacer de “qué malo soy”, a veces parece un malo de opereta.

El Sr. Christian es severo sin ser cruel, escucha a sus interlocutores y puede mostrarse compasivo y generoso cuando la ocasión lo requiere. Su puesto es intermedio entre el mando y la tripulación y sabe estar a bien con cualquiera de los dos bandos, que le respetan y obedecen. Pero no puede soportar la actitud del capitán. Obedece sus órdenes por pura disciplina y sentido del deber, pero cada vez le cuesta más no enfrentarse a él. Sobriamente interpretado por un Clark Gable con melenilla y sin bigote en un gran papel que él, sencillamente, borda.

En la 2ª:
Bligh es también un capitán duro e inflexible, aunque se nos muestra su carácter de una forma más paulatina, según van aconteciendo las cosas. También es cruel y sádico, pero de un modo mucho más sutil que en la 1ª y, en algunos momentos, se nos muestra los motivos que tiene para actuar como actúa, que pueden estar equivocados, pero al menos los tiene, no como Laughton que a veces ordenaba las cosas porque sí. Trevor Howard realiza un trabajo de lujo, regalándonos una soberbia actuación.

Sin embargo el Sr. Christian interpretado por Marlon Brando es el menos convincente de estas dos versiones, aunque si lo comparamos con el de la 3ª podría decirse que está magistral. Si es que todo en esta vida es relativo. Brando parece que trabaja en la película obligado y que no siente ni el más mínimo interés por lo que allí suceda. Realiza su trabajo de una forma sosa, afectada al máximo, con total pasotismo que a mí a veces me exasperaba un poco. Da la impresión de que se confundió de papel, pues el Sr. Christian no es “El zorro”, caballero amanerado de cara a la galería y héroe enmascarado en su alter ego, pero él lo interpreta como si lo fuera, sólo que sin antifaz. Excepto en 2 ó 3 escenas en las que parece que el actor sale de su amodorramiento y baja a la Tierra, no me gustó nada Brando en esta película.

En la 3ª:
El capitán Bligh de Anthony Hopkins es estricto con las normas y el reglamento, y duro con sus subordinados, aunque en una escala muchísimo más leve que en las otras dos versiones. Aquí se nos presenta más humano, incluso nos dejan ver a su familia, su mujer y dos niñas, y durante la travesía las recuerda constantemente en su diario de a bordo o escribiéndoles cartas. Es amigo desde hace años del 1º Oficial, por lo tanto su relación es mucho más directa e intensa que en las dos primeras entregas. Pero, en realidad, la tripulación no parece estar excesivamente a disgusto con él porque tampoco es que se meta tanto con ellos, por lo que el motivo por el que se rebelan queda un tanto... descafeinado. Hopkins parece estar medio “ido” en la mayor parte del metraje, con cara de estar intentando acordarse de su diálogo. A mí me parece uno de los peores papeles de su carrera.

El Sr. Christian de Mel Gibson es, sin duda, el más guaperas de los tres y he de decir que como actor es el peor de los tres también, pero con diferencia. La película está montada totalmente alrededor de él, a su mayor gloria y para que luzca palmito y bajadas de pestañas. Se centra tanto en la parte romántica y sus escarceos amorosos, que parece que estamos viendo otra película. Incluso parece que el motín se fragua por una pataleta que le da a él porque su amigo del alma le ha regañado y no le deja quedarse en la isla para seguir disfrutando de la vidorra.

En fin, no me extiendo más. Si sólo vas a ver una de las versiones, mi consejo es que elijas la de 1962 porque, para mí, es la mejor. De hecho, si pudiéramos acortar un poco su metraje y cambiar a Brando por Gable, la película sería sencillamente perfecta.

Si vas a ver dos de las versiones, te aconsejo que sean las dos primeras y en su orden cronológico, que sería lo suyo. Y de la 3ª podrías pasar sin el menor problema.

Verse las tres versiones, además de un esfuerzo (os lo digo por experiencia) es una tarea reservada a gente que quería hacer un estudio comparativo, como yo, o a locos cinéfilos de insaciable curiosidad. Bueno... y a gente como Edu, que se ve todo lo que pilla.


A los que os animéis a ver esta película, que la disfrutéis.     :guiñar
« última modificación: 30 de Noviembre de 2011, 11:00:52 pm por El Nota »
Los japoneses no miran... sospechan (Woody Allen)

Foro de cine - E7A

Rebelión a bordo (1962)
« en: 02 de Febrero de 2010, 01:06:36 pm »

Desconectado jescri

Re: REBELIÓN A BORDO (1962)
« Respuesta #1 en: 02 de Febrero de 2010, 05:09:27 pm »
Impresionante trabajo Guevara   :obacion

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces,
sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días. Benjamin Franklin

Desconectado replicante

  • Milenario/a
  • *****
  • Mensajes: 2.579
  • Agradecimientos:
  • - Dados: 2
  • - Recibidos: 6

  • Sexo: Masculino
  • recuerdos de otros para las emociones...
    • Ver Perfil
Re: REBELIÓN A BORDO (1962)
« Respuesta #2 en: 12 de Febrero de 2010, 09:55:24 pm »
Entre Charles laughton y Trevor Howard en el papel de capitán Bligh me quedo sin dudarlo con Howard; le pega mucho más el papel de hombre severo y rígido; como dice Guevara: Laughton cuando se pone de mal rollo parece muy enfurruñado y parece un personaje muy de opereta. La actuación de Brando, con su amaneramiento, como bien dice Guevara, es digna de un enorme talento interpretativo; eso es carisma, personalidad y saber hacer. La escena en la que se rebela contra el capitán es antológica y tiene una fuerza que sobrecoge. Guevara muy buen comentario, me gustó especialmente la comparativa entre las tres pelis. Por cierto, creo que la de Clark Gable no la he visto
- No sólo ve películas, se las come

Desconectado Guevara

  • Milenario/a
  • *****
  • Mensajes: 4.668
  • Agradecimientos:
  • - Dados: 0
  • - Recibidos: 40

  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re: REBELIÓN A BORDO (1962)
« Respuesta #3 en: 15 de Febrero de 2010, 11:23:38 am »
Entre Charles laughton y Trevor Howard en el papel de capitán Bligh me quedo sin dudarlo con Howard; le pega mucho más el papel de hombre severo y rígido; como dice Guevara: Laughton cuando se pone de mal rollo parece muy enfurruñado y parece un personaje muy de opereta. La actuación de Brando, con su amaneramiento, como bien dice Guevara, es digna de un enorme talento interpretativo; eso es carisma, personalidad y saber hacer. La escena en la que se rebela contra el capitán es antológica y tiene una fuerza que sobrecoge. Guevara muy buen comentario, me gustó especialmente la comparativa entre las tres pelis. Por cierto, creo que la de Clark Gable no la he visto

Pues yo, fíjate, como digo en mi comentario, Brando es lo que menos me gustó. (Como me pille Aloysius me va a dar p'al pelo).

Hispano, si no has visto la primera versión de Laughton y Gable, te aconsejo que lo hagas, que merece la pena. De la que puedes pasar olímpicamente, si quieres el consejo de un amigo, es de la de Mel Gibson que es tan bonita estéticamente como un acuario precioso, pero también es tan entretenida como estar viendo ese acuario durante dos horas.
Los japoneses no miran... sospechan (Woody Allen)

 

Temas relacionados

  Asunto / Iniciado por Respuestas Último mensaje
19 Respuestas
10197 Vistas
Último mensaje 15 de Julio de 2014, 07:05:54 pm
por a free spirit
3 Respuestas
7072 Vistas
Último mensaje 02 de Febrero de 2010, 05:22:14 pm
por Jason
5 Respuestas
1684 Vistas
Último mensaje 18 de Diciembre de 2019, 03:50:30 pm
por ElessarChe
2 Respuestas
746 Vistas
Último mensaje 13 de Enero de 2021, 08:34:58 pm
por Wanchope
0 Respuestas
402 Vistas
Último mensaje 19 de Enero de 2021, 03:34:09 am
por Wanchope

  El Séptimo Arte  
© 2005-2021, www.elseptimoarte.net . Todos los Derechos Reservados. SMF 2.0.18 | SMF © 2011, Simple Machines | XHTML | RSS | WAP2