CINÉFILOS > Cine clásico y contemporáneo

La cabina (1972) (TV)

(1/3) > >>

replicante:
                  La cabina


Sinopsis

Un hombre queda encerrado en un cabina telefónica y nadie puede hacer nada para liberarlo.





Ficha

Título La cabina  Dirección Antonio Mercero Producción José Salcedo Guión José Luis Garci
Antonio Mercero Música Alfonso de Vilallonga Fotografía Federico G. Larraya Reparto José Luis López Vázquez
José Miguel Aguado
Mariano Banderas
Agustín González
Blaki Datos y cifras País(es) España Año 1972 Género Drama Duración 35 minutos







Acerca de este corto

                   El que no haya visto La Cabina  es mejor que no lea este comentario porque puede descubrirle ciertas cosas que podrían estropearle el mediometraje...

                    Aunque es un clásico del cine español, este corto, con guión de Jose Luís Garci y Antonio Mercero, que hace de director, tiene trampas más que evidentes para que se desarrolle una historia fantástica que, aunque fantástica, es  muy poco creíble. Es cierto de la originalidad y también del atrevimiento de los creadores de este corto para llevarlo adelante, y es cierto que es muy conocido y se valora bastante dentro de nuestra cinematografía, tanto por público (es muy popular) como por parte de algunos críticos con los que yo personalmente no estoy muy de acuerdo; sin embargo, a mí, aunque me impactó la primera vez que la vi y me gustó (la tenía mitificada; todavía era adolescente y creo que aún no había madurado lo suficiente), una vez vuelta a ver recientemente veo claras muchas trampas un tanto ingenuas y que hacen pensar que el guión no fue tomado demasiado en serio a la hora de desarrollarlo, aunque la idea fuese muy original. Y es que pretender que creamos lo que nos cuentan:- que una empresa tan siniestra que se dedicaba a encerrar a personas en cabinas de teléfono para dejarlas morir, y que se perpetuara en el tiempo de una manera tan descarada- es de ilusos, o de tíos bastante listos si lo que querían realmente era tan sólo que tuviera éxito, y eso sí que lo consiguieron Garci y Mercero; pero eso no significa que esté bien.

              Es cierto que este corto es de género fantástico y de terror, y hay gente que dice que se debieran permitir algunas licencias para que la cosa marchase; ¡correcto! Pero si nos fijamos, todo el corto está enmarcado en un realismo evidente: hay gente normal de un barrio cualquiera divirtiéndose mientras presencian el espectáculo del hombre encerrado, hay policía, aparecen unos bomberos, etc, etc. Y siendo así no comprendo como cuando llegan los siniestros operarios para llevarse al enorme (eso sí!) José Luís López Vázquez en la cabina maldita, los polis que andan por allí no le piden ningún tipo de identificación y se lo llevan como si no hubiese ocurrido nada extraño…pero eso no es todo: los cerebros de esta empresa, o el cerebro (si sólo fuese uno el fenómeno pensante), se supone que son, o es, unos psicópatas para hacer lo que hacen: asesinar a la gente de ese modo tan especial, ¡qué bien! Y tienen toda esa organización montada sin que se entere nadie durante años, porque nos damos perfecta cuenta (¡quién no habría de darse cuenta con lo impactante de la imagen esa que se te queda en la cabeza como martilleándote!) que la gente aquella llevaba tiempo haciendo tales desaguisados: vemos cuerpos dentro de las cabinas totalmente descompuestos en los que se aprecian tan sólo sus huesos.

              Si López Vázquez tiene familia, se supone que algunas de las víctimas también la tendrían… ¿Qué pasa: que esos familiares no denunciaban nada, no denunciaban a las autoridades que se habían llevado al marido, o al padre (de ser el hijo el denunciante), en una cabina de teléfono y que todavía no había vuelto a aparecer? Seamos sensatos, Santo Dios, esto es una incongruencia, es más incoherente que Chiquito de la Calzada con melena y corriendo los 110 metros vallas… cullóns! ¿No sabían nada en la policía, o es que estaban altos cargos metidos en el pastel, muchas autoridades y tal, y por eso no se descubría nada? Para mí tiene poco sentido y, como dije antes, no es muy coherente este guión aunque tenga mucha fama y se valore tanto, y se hable tan bien de la película. Y para los que dicen que al ser terror surrealista esto no se debería tener en cuenta yo les diría que eso es un pretexto barato porque el estilo no tiene nada de surrealista; este corto está concebido de una manera que no tiene nada que ver con el surrealismo (surrealismo es El ángel exterminador de Buñuel,  por ejemplo), aunque haya cosas que sí lo pueden parecer; eso es adecuar el corto a lo que se hizo y ponerle una etiqueta: terror surrealista; y no al revés, que es como debiera haber sido.


             4 (por lo impactante de una  propuesta tan alucinada, sino le ponía menos) / 10











cineasta:
Queda apuntada. La historia me resulta bastante interesante e impactante :sonreir :si

princesadelguisante:
Pues a mí me encanta esta propuesta de Mercero (coescrita con Garci). Repli, no creo que haya que buscarle tantas explicaciones, pues lo único que nos quiere mostrar el director es la horrible claustrofobia y el desvalimiento que experimenta el personaje y eso lo consigue con creces, sea una historia relista o no. De hecho, se puede interpretar como un mediometraje surrealista y kafkiano de tono desasosegante, que es difícil de olvidar y que, habiendo causado un profundo impacto en la época, actualmente también deja tocado al espectador. Y qué decir de la interpretación del malogrado Jose Luis López Vázquez :obacion :obacion :obacion

Aunque Mercero lo haya negado en alguna ocasión, creo que puede interpretarse como un reflejo del anquilosamiento de la sociedad bajo la dictadura de Franco, casi igual de terrorífica que una película de ciencia-ficción o de terror al uso :poss

CURIOSIDAD:

- En 1998, José Luis López Vázquez, protagonizó un anuncio de Retevisión, en el cual la puerta de la cabina se abría y podía salir al exterior. Esto simbolizaba el final del monopolio de Telefónica y la liberalización del mercado de la telefonía en España.

- Ganadora de un Emmy en 1973.

Un 7'2/10

replicante:
Si le hubieran dado otro aire, si el pretendido surrealismo hubiese trascendido más y fuese como una pesadilla endiablada, entonces estaría mucho mejor; pero eso no lo consiguen; para mí se queda a medio camino, y en este tipo de películas no valen las medias tintas si no quieres quedarte en un fallo por culpa de un planteamiento no llevado hasta sus últimas consecuencias... a saber lo que haría con este proyecto un David Lynch, un Hitchcock o un Luís Buñuel, algo sin duda mucho más consistente y dramático; a éstos sí que les pegaba hacer algo como La Cabina, algo parecido, me refiero. Siento no estar de acuerdo contigo, Princesa

El Nota:
Pues a mí sí me parece una pesadilla endiablada, especialmente con ése final, que me parece maravilloso. No he encontrado lo que puse sobre ella el día en que la ví, pero ni me entusiasmó demasiado ni me desagradó tanto como para suspenderla. Ya dije que como metáfora del franquismo me servía, pero cómo lo que el director tenía pensado no era esto, miré si me funcionaba como un drama de tensión y la verdad es que no me chirriaba mucho. Lo de que no sea creíble no sé, ¿en algún momento te creíste algo de lo que pasaba en Kill Bill? Yo no, pero me parece una gran película por diversos motivos. Que conste que respeto mucho tu opinion pero en este caso tampoco la comparto. Y como último apunte comentarte que se trata de un mediometraje, no de un corto :si

Navegación

[0] Índice de Mensajes

[#] Página Siguiente

Ir a la versión completa