Autor Tema: Los Amos de Brookyln (Brooklyn's Finest)  (Leído 4217 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Banacafalata

  • Visitante
Los Amos de Brookyln (Brooklyn's Finest)
« en: 09 de Septiembre de 2011, 06:48:57 pm »
LOS AMOS DE BROOKLYN


Título: Los amos de Brooklyn
Título original: Brooklyn's Finest
País: USA
Estreno en USA: 05/03/2010
Estreno en España: 16/09/2011
Productora: Millennium Films / Nu Image Films
Director: Antoine Fuqua
Guión: Michael C. Martin
Reparto: Richard Gere, Ethan Hawke, Don Cheadle, Jesse Williams, Ellen Barkin, Wesley Snipes, Lili Taylor, Brian F. O'Byrne, Shannon Kane, Will Patton, Vincent D'Onofrio

Sinopsis:

Un veterano policía llamado Eddie Dugan (Richard Gere) se encuentra en la última etapa de su carrera, muy quemado por los años de servicio y a una semana vista de comenzar su jubilación y retirarse a pescar a una cabaña en Connecticut. Por otro lado, el oficial de estupefacientes Sal Procida (Ethan Hawke) tiene claro que no hay ninguna línea que no cruzara para proporcionar a su mujer y sus siete hijos una vida estable y en paz. La tercera parte en discordia es Clarence "Tango" Butler (Don Cheadle), un policía que siempre se ha rodeado de hombres leales y que tiene una “relación especial” con Caz (Wesley Snipes), uno de los narcotraficantes más infames de Brooklyn que en esos momentos se encuentra en prisión.

Crítica:

Super Maderos

En el cuerpo de policías de Nueva York hay todo tipo de agentes, entre ellos están Eddie, a punto de jubilarse, Tango un policía que trabaja infiltrado en una banda de la que desea salir y Sal, un policía corrupto sin ningún reparo en quedarse con dinero negro. Ellos tres son los protagonistas de la nueva película de Fuqua, un cruce entre The Wire y Training Day carente de ningún tipo de gracia.

Antoine Fuqua que empezó a ver como su nombre cobraba fuerza con Training Day, otro film policiaco que realmente tampoco tenía nada de especial pero funcionaba bien y se veía ensalzado por la maravillosa actuación de Denzel Washington, vuelve al género que le dio éxito, con una película muy aleja de aquella, en la que es difícil rascar algo positivo. Fuqua utiliza el retrato de estos tres policías que no se conocen y que están metidos en situaciones muy distintas, para ir contándonos su historia de una manera paralela, aunque no exista ningún nexo de unión sobre ellos.

Lo peor que le puede pasar a una película de género policiaco es carecer de ritmo, y es exactamente lo que la pasa a la película de Fuqua, el director emplea más de cuarenta minutos en terminar de presentar a los personajes y cuando esto acaba de pasar, la película no acaba de arrancar hasta que llega una esporádica escena en el medio de la cinta, que se antoja como un oasis en el desierto, puesto que cuando ésta termina, la tónica vuelve a ser exactamente igual, la película se queda estancada, sin avanzar hacía ningún lado y haciendo que las más de dos horas de metraje sean interminables.



Por supuesto los tres protagonistas no podían estar más estereotipados, ese policía en su última semana al que le asignan un novato, ese agente infiltrado que realmente está perdido después de tantos años en esa banda, o ese policía corrupto que ya se ha manchado las manos, pero realmente solo lo hace buscando el bienestar de su familia. Fuqua no se molesta en intentar disfrazarlos ni siquiera un poquito para que puedan resultar algo diferentes, realmente por momentos llega a parecer la sensación de que el director nos está tomando el pelo con una continua sucesión de escenas vistas ya antes en mil películas, pero lo peor no es eso, lo peor es que se lo cree.

Y sí, es cierto que aproximadamente a la mitad de la película hay una escena que hace parecer que el film puede mejorar durante todo su tramo final, y que aún sin suponer nada realmente nuevo, consigue atraer la atención del espectador por primera (y última) vez hacia lo que está pasando en la pantalla. Fuqua presenta un vertiginoso montaje de tres escenas simultaneas en las que cada uno de los protagonistas se encuentra lidiando con distintas situaciones, el buen montaje y el ritmo impregnado es algo que realmente podría haber cambiado la tónica de la película, o al menos lleva a pensar en un buen final que pueda apañar la visión tan negra que se tiene de ella, pero nada más lejos de la verdad. Al llegar a su tramo final nos encontramos con una unión de los personajes de una forma realmente rocambolesca (con un ridículo flashback incluido), en unos momentos carentes de cualquier tipo de tensión, fríos y por supuesto incapaces de producir la más mínima respuesta en el espectador.

Ni siquiera el contar con un reparto con grandes actores como Richard Gere, Don Cheadle o Ethan Hawke en los roles principales, que hacen cuanto está en su mano, es capaz de salvar a esta película de la sensación de inmensa estupidez que impregna en el espectador. Y es que este thriller parece más una parodia que una película seria, resulta plana, aburrida, carente de alma y sin ningún sentido de la narración ni del ritmo y por si fuera poco, mil veces vista. Fuqua necesitará agarrarse a otro flotador con la forma de Denzel Washington si pretende que alguna vez le podamos volver a tomar en serio, después de los últimos despropósitos que nos ha ofrecido.


3/10

Foro de cine - E7A

Los Amos de Brookyln (Brooklyn's Finest)
« en: 09 de Septiembre de 2011, 06:48:57 pm »

Desconectado El Nota

  • Milenario/a
  • *****
  • Mensajes: 14.842
  • Agradecimientos:
  • - Dados: 331
  • - Recibidos: 967

  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re: Los Amos de Brookyln (Brooklyn's Finest)
« Respuesta #1 en: 09 de Septiembre de 2011, 07:25:36 pm »
Cuando he visto en No leídos que habías abierto una crítica a ésta película pensaba: le habrá clavado un 6.5 de ésos de empalmadete que suele poner. Y es que ví el otro día el tráiler en el cine y, dejando de lado que ya sé cómo acaba la película, parecía chusta de mercadilla, tirando de tópicos y de estereotipos más manidos que las frases de Chuck Norris. Algo de vergüenza ajena sí que pasé. Y ya cuando ví que la vendían como "Del director de Training day estaba pensando en que parecían casi clones, que si nadie me lo hubiera dicho igual pensaba que esto era la secuela. En fin, las sospechas se confirmaban y me fío de tí, parece una peli de las de traca.

Desconectado Calde_Vila

Re: Los Amos de Brookyln (Brooklyn's Finest)
« Respuesta #2 en: 09 de Septiembre de 2011, 07:34:17 pm »
Yo llevo dejando de lado su visionado hará 2 años cuando me hice con ella en HD innagurando mi nuevo aparatejo.

Me torturaré con el visionado un día de estos, todo sea por el podcast :risa

Banacafalata

  • Visitante
Re: Los Amos de Brookyln (Brooklyn's Finest)
« Respuesta #3 en: 09 de Septiembre de 2011, 08:21:53 pm »
Me ha costado dios y ayuda acabarla, quitando la escena que digo hacia la mitad de la película... pero claro son 10 minutos salvables en 2 horas...

Y está lejos de Training Day y ésta no me parece nada del otro mundo, que veo mucho empalmadete con ella, si no fuera por Denzel la sensación sería muy distinta

Desconectado Wanchope

Los amos de Brookyln (Brooklyn's Finest)
« Respuesta #4 en: 17 de Septiembre de 2011, 01:25:56 am »
Los amos de Brooklyn
(Brooklyn's Finest)



CRÍTICA: Ni amo ni dueño, tan sólo un siervo

Mientras que hay películas que pretenden dar un paso al frente dentro de su jurisdicción, hay otras que no pretenden más que cumplir dentro de la misma. El nuevo trabajo del director de 'Training Day', coletilla que puede ser susceptible de ser interpretada tanto a favor como en contra, es de este segundo tipo de película, una producción que respeta escrupulosamente las directrices del género al que está suscrito y donde la falta general de sorpresas en los elementos que maneja se compensa con la corrección y profesionalidad de su puesta en escena, tarea en la que Antoine Fuqua, aka el director de 'Training Day', cumple de igual manera que lo ha hecho en el grueso de las producciones que le han tenido entre sus créditos.

En 'Los amos de Brooklyn', cinta que nos llega con año y medio de retardo en relación a su estreno norteamericano, nos encontramos con el habitual leitmotiv de las películas de "cops" de barrio tan típicamente neoyorquinas, ciudad que una vez más se erige como uno de los mejores decorados del mundo para narrar cualquier historia que precie hacer uso de su entorno como si de un personaje más se tratase, en el caso que nos ocupa la clásica historia de un grupo de personajes que pretenden ser de carne y hueso y que a pesar de esconderse tras una placa beben, rezan y aman como cualquier otro hijo de vecino sobre esa fina raya que separa el bien del mal, y que tanto a un lado como al otro de la pantalla marcan ese terreno en el que casi nadie es dueño ni amo por mucho honor que se le ponga.



Recurrir a 'Training Day' para trazar cualquier tipo de comentario sobre 'Los amos de Brooklyn' es un recurso tan fácil como poco propicio, en realidad dos filmes que comparten fondo pero cuyos parecidos razonables se acaban con la presencia de Ethan Hawke en ambos repartos. En esta ocasión Fuqua, director que da la sensación de que no termina por explotar aun habiendo dado muestras de ser algo más que un correcto profesional, se expande más allá de los márgenes del esteticismo de su filme de referencia para remitirse a la sequedad, crudeza, fealdad y frialdad de los thrillers policíacos norteamericanos de los años 70 filmados por Fleischer, Friedkin y compañía, y lo hace a través de ese referente que engrandece esa pequeña pantalla en ocasiones más grande que la de la gran pantalla, 'The Wire', producción con la que comparte no pocas similitudes e incluso algunos integrantes de su reparto, y un modelo se antoja ineludible a la hora de contraer deudas de estilo.

La mayor virtud y defecto a la vez de 'Los amos de Brooklyn' es, precisamente, su propia sobriedad de lo más correcta e impersonal a la hora de jugar con unas cartas marcadas y de sobra conocidas que la emparentan con thrillers del estilo a ese 'El beso de la muerte' que Barbet Schroeder rodó en 1995, referente que no sé muy bien porque mi memoria ha querido recuperar para la ocasión pero que me vale perfectamente. Tenemos tres historias, tres personajes y tres situaciones, todo ello narrado con contundencia, amargura y un marcado tono dramático poco condescendiente, serio y asfixiante enmarcado en el día a día de lo que podríamos llamar el lado oscuro de la ley que tanto juego cinematográfico ha dado (y que dará), una realidad sucia, densa y cruda en la que cualquier halo de esperanza se ve plenamente desenfocado ante la amargura de una vida marcada por el guetto y sus gentes.

Richard Gere es un policía de vuelta de todo y al borde del retiro que lo único que quiere es que le dejen en paz... pero al que le encargan como última tarea enseñar a un novato; Don Cheadle es un infiltrado que en el ejercicio de su trabajo ha perdido todo lo que tenía... y que se encuentra con que su mejor amigo es el hombre al que tiene que detener; y Ethan Hawke es un detective al que las necesidades de su familia le tientan con valerse de una doble moral... con la que aprovecharse de la placa que lleva al cuello. A partir de aquí qué vamos a decir que no se intuya ya. Los actores cumplen, sin excepción (incluido un Snipes recuperado para la causa), y sus personajes están bien definidos, clásicos pero con un desarrollo posterior que escapa del trazo grueso. Las historias que les dan cobijo están bien planteadas, tienen su fundamento y aunque el baile entre relatos cause algún que otro altibajo en un ritmo de por sí pausado estos funcionan de manera independiente y como parte del todo. La realización, extensible a toda su parcela técnica, se aplica de forma sumamente profesional en su apoyo a la narrativa, discreta pero eficiente, tan ejemplar y servicial como impersonal y funcional, pero no exenta de la solvencia necesaria para, lo dicho, ejercer a favor de una especie de déjà vu.

'Los amos de Brooklyn' es una película bien hecha, un honroso e interesante policíaco muy correcto a todos los niveles del que tan poco podemos criticar como ensalzar, que transita con solvencia a través de su propio conformismo como un ejercicio de estilo poco memorable pero igualmente convincente, válido, y que funciona como un derivado del género para entendidos en la materia. Se deja ver, no obstante, con la misma facilidad con la que será olvidada entre tantas otras producciones del estilo con mayores o incluso menores méritos para destacar ya sea como un buen o un mal ejemplo. En resumen, y por último, una película que al igual que el personaje de Richard Gere verá como tras los servicios prestados de forma no más que profesional su impersonal e anónima placa será arrojada sin pasión ni mala leche a un cajón en el que resonará con el impacto de otras tantas sin merecer el crédito suficiente como para honrar una pared que, pasado el tiempo, nos recuerde su existencia... hasta que, tal vez e igual que en el caso de 'El beso de la muerte', una simple casualidad nos recuerde su existencia y con ello una idea pasajera en nuestra cabeza: No está mal... ¿pero está cual era?.

Nota: 6.0


Lo Mejor:
- El trabajo de los actores
- Es un filme adulto, sin concesiones "modernistas" (como lo habría sido la contratación de un rapero, por ejemplo...)

Lo Peor:
- Parece hecha con el freno de mano echado
- La suma de algunos tópicos y su ritmo pausado no siempre es bien recibido por quien busque "pasar el tiempo"...

 

Temas relacionados

  Asunto / Iniciado por Respuestas Último mensaje
0 Respuestas
1928 Vistas
Último mensaje 28 de Octubre de 2005, 11:15:10 am
por HiroOgs
11 Respuestas
8430 Vistas
Último mensaje 19 de Julio de 2011, 10:41:46 pm
por Wanchope
10 Respuestas
4370 Vistas
Último mensaje 06 de Noviembre de 2008, 04:29:48 pm
por Chusterman
0 Respuestas
960 Vistas
Último mensaje 16 de Julio de 2017, 10:02:39 am
por Wanchope
16 Respuestas
3677 Vistas
Último mensaje 17 de Junio de 2019, 08:47:54 am
por jescri

  El Séptimo Arte  
© 2005-2020, www.elseptimoarte.net . Todos los Derechos Reservados. SMF 2.0.17 | SMF © 2011, Simple Machines | XHTML | RSS | WAP2