Autor Tema: Un lugar para soñar  (Leído 8262 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Banacafalata

  • Visitante
Un lugar para soñar
« en: 25 de Diciembre de 2011, 02:18:06 pm »
UN LUGAR PARA SOÑAR


Sinopsis:

Relata la experiencia real de Benjamin Mee, quien compró una casa que resultó estar Basado en las memorias de Benjamin Mee, un hombre que se gastó todos sus ahorros en comprar un ruinoso zoo con más de 200 animales exóticos en la campiña inglesa. Mee (Matt Damon), junto con sus hijos, tuvo que apañárselas para cuidar de su esposa (Scarlett Johansson) enferma de cáncer cerebral y del zoo: de los tigres que se escapaban, de criar animales en vías de extinción, de trabajar con un equipo mínimo y finalmente de la reapertura del zoo.

Crítica:

La casa de nuestra vida

Pocos títulos pueden ser tan descriptivos como el de la nueva película de Cameron Crowe (obviamente me refiero al título original y no a esa cutre traducción que le han puesto en España y que se podría aplicar fácilmente a cientos de películas) ¡Compramos un Zoo! grita un par de veces la pequeña Rosie (Maggie Elizabeth Jones, todo un descubrimiento)  y efectivamente de eso es de lo que trata la película, de una familia que compra un zoo. Basada en la experiencia que vivió Benjamin Mee un periodista inglés que perdió a su mujer y meses después decidió trasladarse con su familia a un viejo Zoo que consiguió rehabilitar. Seis años después de Elizabethtown y habiendo realizando en este tiempo apenas un par de documentales musicales, el eterno adolecente Cameron Crowe vuelve con una película que posiblemente sea la menos personal que ha realizado hasta el momento, nada que ver con proyectos tan íntimos como Say Anything… o Casi Famosos, pero que recupera todos los elementos del cine que encumbró la figura de su autor en sus comienzos y que se empezaron a perder en el declive de Vanilla Sky.

Crowe nos acerca un producto de gran entretenimiento para toda la familia que nos permitirá pasar un rato increíblemente agradable, una película romántica en todos los sentidos, cargada de personajes bohemios y de buenos sentimientos, pero lejos de caer en lo cursi y empalagoso estamos ante una historia que se siente muy humana y cercana. Crowe sabe dar con el tono perfecto para evitar que caiga en la más indigesta sensiblería, la película es capaz de sentirse incluso salvaje en algún momento, y cuando está a punto de dejarse llevar por su faceta más sentimental aparece la adorable Maggie Elizabeth Jones para hacerla levantar el vuelo.  Pero, aunque como decimos Crowe sabe dar bastante bien con el tono acorde a la película para evitar que caiga en la sensiblería, es cierto que no puede evitar que en algún momento se le vaya un poco de las manos, así chirria completamente el vergonzoso momento que protagoniza el iPhoto o la (inevitable) discusión a grito pelado entre padre e hijo.  La historia no tiene nada del otro mundo y todo su arco central resulta bastante predecible, desde que llegan al zoo y se marcan una fecha como límite para tener todo listo es fácil saber que la película va a ir por cierto cauce del cual no se va a despegar en ningún momento, aún así Crowe sabe dejar que esto no resulte una losa procurando no abusar de escenas dónde el dolor por la pérdida (que no sabemos exactamente como fue, pero tampoco nos interesa demasiado) se erija protagonista y tratando las relaciones personales con gran firmeza, sin dejarse llevar por lo absurdo y lo exagerado, la relación entre el Matt Damon y Scarlett Johansson todos sabemos que es necesaria, pero aún así sabe como enfocarla manteniendo siempre la idea de que realmente es demasiado pronto para que el protagonista se lance a una nueva relación amorosa.


Parte de la fuerza del relato reside en sus personajes, nos cuesta creernos a un rostro tan bonito como el de Scarlett Johansson trabajando entre animales y de forma casi altruista, aún así la actriz nos da su mejor interpretación en años y hasta desprende una más que notable química con Matt Damon, que básicamente se limita a interpretar a un tipo que es como Matt Damon. También tenemos al hijo rebelde de catorce años, disconforme con el cambio y que encontrará el amor con una encantadora Elle Fanning (jamás una niña nos había enamorado tanto como la buena de la Fanning este año, que además, como su hermana, se va convirtiendo en una joven bastante atractiva a pasos agigantados). Y sobre todo la ya mentada Maggie Elizabeth Jones, la que realmente se roba toda la función y se convierte en verdadera protagonista, pizpireta y encantadora, capaz de ganarse al espectador cada vez que abre la boca. Es ella de hecho la única que consigue quitarle el protagonismo a los animales, que se convierten en unos verdaderos roba escenas y entre los que destacan un oso fugitivo y un tigre mayor y enfermo que sirve como obvio sustituto de la difunta esposa para que Matt Damon tenga donde poder aferrarse. El resto de los secundarios son meros esbozos caricaturescos, un divertido Patrick Fugit con su mono siempre al mono, el borrachuzo que interpreta Angus Macfayden, Thomas Haden Church y sus discutibles consejos o sobre todo esa especie de villano interpretado por John Michael Higgins, un buen repertorio de secundarios que consigue darle a la cinta un toque aún más afable y entrañable.

Como suele ser habitual en el director, tira bastante de su colección de vinilos a la hora de confeccionar una banda sonora en la que aparecen temas de Bob Dylan, Cat Stevens o Tom Petty, pero dónde brilla especialmente la fantástica partitura del islandés Jónsi (acompañada por supuesto de su melódica voz), y que supone su primer trabajo realizado directamente para el cine, su música, como suele ser habitual, adquiere un mayor poderío cuando se ve combinado con las imágenes en pantalla. Crowe vuelve a dar su mejor versión, a emocionarnos como ya lo hizo en su día con aquel “Tu me completas” de Jerry Maguire que sirvió como lema a toda una generación, una película divertida y entrañable, que pese a sus dos largas horas consigue resultar extraordinariamente entretenida.

Nota: 6,5

Foro de cine - E7A

Un lugar para soñar
« en: 25 de Diciembre de 2011, 02:18:06 pm »

Desconectado Sullivan

Re:Un lugar para soñar
« Respuesta #1 en: 26 de Diciembre de 2011, 08:18:34 pm »
Cameron Crowe me cae bien, alomejor cae

Desconectado Krimhild

  • A la mejor Película
  • ****
  • Mensajes: 813
  • Agradecimientos:
  • - Dados: 5
  • - Recibidos: 76

  • Sexo: Femenino
    • Ver Perfil
Un lugar para soñar
« Respuesta #2 en: 29 de Diciembre de 2011, 04:22:06 pm »
UN LUGAR PARA SOÑAR


SINOPSIS

Basado en las memorias de Benjamin Mee, un hombre que se gastó todos sus ahorros en comprar un ruinoso zoo con más de 200 animales exóticos en la campiña inglesa, con tigres que se escapaban, animales en vías de extinción y con un equipo mínimo de trabajo.

CRÍTICA

Ponga un zoo en su vida

Decisiones que marcan un antes y un después. Situaciones que hacen madurar. Conocer personas que te harán empezar de nuevo. Todo son circunstancias que marcan la historia de una película, pero también son momentos reales de la vida. Eso es lo que “Un lugar para soñar” intenta reflejar. Hacer algo importante en la vida puede ser lo más interesante para uno mismo y ser, simplemente, una anécdota más para el resto de las personas. Si, además, le añadimos contarlo en pantalla grande, seguramente se quede insustancial y sin nada que añadir a nuestras vidas. Esto pasa con esta película. Cuenta un hecho real, pero sin que vaya a suponer nada para el espectador.

Benjamin Mee (Matt Damon) es un periodista, viudo y padre de dos hijos que decide dar un giro a su vida y comprar una casa con sorpresa incorporada: un zoo ruinoso. Utiliza todos sus ahorros para sacar adelante el zoo y salvar a los animales. Con la ayuda de los cuidadores, entre ellos la encargada, Kelly Foster (Scarlett Johansson) intentará que el zoo vuelva a abrir y, a la vez, que su vida vuelva a encontrar un camino que seguir.

El director de “Jerry Maguire”, Cameron Crowe, realiza a partir de una historia real un filme que es entretenido, pero no interesante. Todo se sabe o se intuye. No hay escena que no se sepa cómo se resolverá. Todo está dulcificado y medido al milímetro para expresar la justo y necesario de drama, porque en ningún momento se llega a ver como un drama, si no como una superación que tiene sus cosas malas, pero que se consiguen solventar. El director ha escrito el guión, junto con Aline Brosh McKenna (“Morning Glory”, “El diablo viste de Prada”) de una película de la que no se espera nada más que el transcurso de imágenes que, al menos, no aburran. Y lo consigue. Lo difícil en estos casos es contar una historia sin grades altibajos y no caer en lo tediosa que pueda resultar. “Un lugar para soñar” podrá catalogarse de telefilme, pero consigue sobresalir sobre los demás en calidad, montaje y la manera de contar la historia.


Para todo esto, Crowe se ha rodeado de actores llamativos y que sirven como reclamo. Matt Damon interpreta a Benjamin Mee, un padre viudo que tiene que lidiar con no tener a su esposa, cuidar de dos hijos de los cuales uno de ellos es adolescente con todo lo que eso implica y embarcarse en la aventura de dirigir un zoo. Desde luego que no es su mejor interpretación, pero se mantiene en pie y consigue que la historia adquiera ese grado de verosimilitud que la diferencia de las demás. Scarlett Johanson es la encargada del zoo. No os desvelo nada ya que es obvio que la historia de amor surgirá y no es algo que te mantenga en tensión, como casi nada en la película por mucho que Crowe se empeñe en introducir subtramas. Scarlett y los primeros planos de su rostro son el mayor reclamo en una película de la que no se puede sacar mucho.

El buen rollo del filme está en el ambiente, pero si hay dos actores que se pasan la pelota para intentar que la cosa no decaiga son Thomas Haden Church (“Spider-Man 3”) y Angus Macfadyen (“Braveheart”). Con cada interpretación, sabes que la risa va a estar asegurada. Al menos un poco.

“Un lugar para soñar” fue la aventura personal de Benjamin Mee, una noticia más de un periódico que leeríamos por curiosidad, pero que no tendría mayor interés. Básicamente eso es lo que pasa con la película, con la diferencia de que el periódico cuesta menos que entrar al cine a ver la película. Está bien realizada y contada, pero no aporta ningún elemento que la vaya a caracterizar, y eso que las tramas y subtramas son importantes y están bien enlazadas, pero no le suman importancia al filme.

Esta no es una película que haya que ver, pero si se decide apostar por ella, tened por seguro que no os va a defraudar porque desde el principio vais a saber lo que va a pasar, por lo tanto, cumplirá las expectativas.

Nota: 6

Desconectado jescri

Re:Un lugar para soñar
« Respuesta #3 en: 06 de Mayo de 2012, 07:02:33 pm »
A mí este cine me llena. Me hace sentir, pensar... y me transmite muy buen rollo. Preciosa película llena de encanto y distracción.

Muy bien Matt Damon y Scarlett Johansson. Podría parecer que el papel se les queda pequeño, pero para nada. Y ojo a Elle Fanning, la niña crece...

Nota: 8.

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces,
sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días. Benjamin Franklin

 

Temas relacionados

  Asunto / Iniciado por Respuestas Último mensaje
0 Respuestas
2710 Vistas
Último mensaje 05 de Diciembre de 2005, 12:06:04 pm
por HiroOgs
5 Respuestas
7588 Vistas
Último mensaje 29 de Marzo de 2011, 02:19:13 pm
por Rhaegar
13 Respuestas
8688 Vistas
Último mensaje 29 de Diciembre de 2011, 03:47:56 pm
por Banacafalata
1 Respuestas
1518 Vistas
Último mensaje 28 de Abril de 2015, 11:27:17 pm
por fenometrix
1 Respuestas
5160 Vistas
Último mensaje 09 de Agosto de 2018, 01:42:40 am
por annita

  El Séptimo Arte  
© 2005-2021, www.elseptimoarte.net . Todos los Derechos Reservados. SMF 2.0.18 | SMF © 2011, Simple Machines | XHTML | RSS | WAP2