Autor Tema: Los miércoles no existen  (Leído 3329 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado lourdes lulu lou

  • Al mejor Actor
  • **
  • Mensajes: 242
  • Agradecimientos:
  • - Dados: 0
  • - Recibidos: 19

  • Sexo: Femenino
    • Ver Perfil
Los miércoles no existen
« en: 22 de Octubre de 2015, 05:07:06 pm »
Los miércoles no existen (2015)


Sinopsis:
Patricia (María León) sale con César (Gorka Otxoa), pero él no ha podido olvidar a Mara (Inma Cuesta), su novia de toda la vida, que le dejó justo después de pedirle que se casara con él. Hace ya unos meses de esto pero aún no se ha recuperado.
Su mejor amigo, Hugo (William Miller), está decidido a animarlo y una noche de fiesta conocen a Paula (Andrea Duro), la hermana pequeña de Irene (Alexandra Jiménez), un antiguo ligue de Hugo y la mujer de Pablo (Eduardo Noriega). Acabaron juntos tras la despedida de soltera de ella y nunca más han vuelto a verse. A Pablo le han despedido. Lo mejor del día ha sido sin duda que ha conocido a Mara y han intercambiado teléfonos. Podría ser el comienzo de algo, si no fuera porque Pablo ya está casado con Irene.

Crítica:
No saca partido ni provecho del medio de la semana.
“Los miércoles no existen”, tampoco la primera hora de esta película que no logra despertar emoción, entusiasmo o interés por saber de sus personajes, de hecho es mayor la curiosidad por la pareja de músicos y su pose estática y surrealista, que por cada uno de los desiguales componentes del relato.
Jugando con la alternancia del tiempo, sólo el miércoles permanece estable, ese neutro día de la semana donde todo está permitido, donde todo puede ocurrir sin consecuencias y pasar, al día siguiente, al olvido, sin rastro ni huella excepto la que queda en esa testaruda memoria que recuerda y valora, con mayor aprecio e intensidad, ese supuesto olvidado día que a todos sus hermanos de fila de la semana que comparten.
Y entonces sale a la luz ese fatídico y maravilloso accidente, inoportuno choque que todo lo altera y varía de rumbo, se hace visible, toma forma y se ha de afrontar lo que esa nueva incorporación trae; parejas que se unen, otras que se rompen, las que se engañan y traicionan, las que se sinceran y lo lamentan, las que nunca cuenta nada y se accionan a golpes de efecto acostumbrado, las que se cruzan pero no calan, las que se incorporan sorpresivamente..., un mundo de idas y vueltas, de novedades y descubrimientos movido por el ansia y esperanza de hallar el glorificado amor y la, dicen, corroborada felicidad que le acompaña, esa dicha bendita de quien se quiere pues “ha grabado sus iniciales en el retiro” y eso es sello indiscutible de garantía fija.
“Ser buena persona está sobrevalorado”, como también lo está la fuerza, disfrute y capacidad de entretenimiento de esta cinta, distracción que sobreviene los últimos 40 minutos donde adquiere mayor validez y rango, pero la fórmula de los saltos temporales para que sea el espectador, dentro de su trabajada paciencia, el que una las piezas y recomponga la linealidad de la historia como que no atrae, ni seduce ni funciona del todo; de facto, llegas a tener tal popurrí en la cabeza que ya no sabes quién fue primero, segundo o último, que si el huevo o la gallina pues poco importa, a esas alturas sólo quieres la tortilla hecha, consumirla y pasar página.
Porque al final logras, por fín, reírte y pasar un micro espacio de tiempo ameno y divertido gracias al buen hacer del único dueto de amigos que vale la pena, el desparpajo de Gorka Otxoa y la extravagancia y humor de William Miller y su fanfarrona postura y baile para burlarse de si mismo; porque es ahí, en su trasero tramo, donde coge algo de tonalidad y encanto que sirven para alegrar y atenuar pero ¡cuidado!, ¡tampoco es la panacea!, pues no es suficiente para cubrir la deficiente carga ofrecida hasta entonces, donde por mucho que se “apague y reinicié el ordenador”, la comunicación entre el espectador y lo narrado es vacía, pobre y desabrida en exceso.
“Si las mujeres son cotillas y los hombres son básicos” esta “dramedia” obra, con números musicales, cuya curiosidad se tambalea constantemente, la firma Peris Romano a partir de su exitosa obra de teatro y donde se comparten parte de sus actores, líos, confusiones,  desventuras y hallazgos con tintes de drama perpetuo, melancolía inconexa de disposición cuadrática que parece no conformar nunca, con gustada apetencia, el buscado puzzle, más una accesoria, y poco efectiva, música de fondo como testigo presencial de los avatares de sus componentes por construir algo, tropezar sin quererlo o, simplemente destruirlo.
No acaba de explosionar su pretendida simpatía, no fluye con motivador aliciente su vertida frescura, sus diálogos no hacen mecha ni provocan la querencia de la audiencia, arriesgada invención que no queda tatuada en el alma ni perdura en el corazón, se ha de esperar bastante para gozar de esos breves momentos de acidez y gracia que, sin duda, son geniales y soberbios, pero no ocultan ni compensan la falta de interés y atención sentida hasta entonces.
Evoluciona a más, a mejor pero la aparición del cómico truhán, perdido y expuesto a la sinceridad dañina, que anima tu contento y alegría es un porcentaje ínfimo con lo previo padecido, el cómputo final no es la gloria vendida pues su efecto no es penetrante ni incisivo, el puente dialogante entre locutor recitador y oyente, que con ilusión escucha, no es estable, se construye y afianza únicamente de contadas escenas.
Decisiones inocentes que cambian la vida, efecto dominó presentado de manera azarosa y aleatoria, seis vidas de desorden emocional decoradas por un dúo musical que interrumpe su escenografía y resta valor a su sublime exposición, unos duetos funcionan con más arte y perspicacia que otros pero, en conjunto, no convence, no se estima, no provoca la aparición de sentimientos parejos, no deja huella.
Sus cinco años de triunfo y aplauso en las tablas del teatro no se han sabido trasladar, con acierto y don al celuloide, su paso por la gran pantalla no despierta gran simpatia, sólo moderado aprecio.
Anecdotario que ni recuerda al espíritu de “Al otro lado de la cama” ni estimula como se esperaba, sus pretendidos seis grados de separación no conectan ni enlazan contigo.

Nota: 5,5


« última modificación: 22 de Octubre de 2015, 05:16:02 pm por jescri »
lou

Cinéfilos que agradecieron este mensaje:


Foro de cine - E7A

Los miércoles no existen
« en: 22 de Octubre de 2015, 05:07:06 pm »

Desconectado Beyond

Re:Los miércoles no existen
« Respuesta #1 en: 01 de Noviembre de 2015, 10:52:35 pm »
Una mezcla extraña de musical, drama, comedia, historias cruzadas y película romántica. A mí me sorprendió para bien, me mantuvo pendiente de la pantalla en todo momento, me gustaron sus interpretaciones (con alguna sorpresa muy positiva entre su reparto), su guión me pareció interesante y en general me hizo pasar un buen rato. Lo que me causa más dudas son los números musicales, porque ni hacían falta ni le aportan nada positivo a la película. Pero vamos, que sí, que me divertí con ella.

Mi nota es un 7.

Desconectado Wanchope

Re:Los miércoles no existen
« Respuesta #2 en: 05 de Marzo de 2016, 09:26:45 pm »
Lo que me causa más dudas son los números musicales, porque ni hacían falta ni le aportan nada positivo a la película.

+1. Aunque resultan más casposos que molestos.

La cinta en sí misma puede ser algo irregular,pero en su conjunto es cuanto menos curiosa. Los actores ayudan a que resulte amena y como dice Beyond, lo cierto es que estás todo el rato entretenido y hay momentos muy salados.

Un 6 (y pico).

 

Temas relacionados

  Asunto / Iniciado por Respuestas Último mensaje
0 Respuestas
1580 Vistas
Último mensaje 20 de Mayo de 2013, 06:03:50 pm
por warcrysis
58 Respuestas
71226 Vistas
Último mensaje 15 de Agosto de 2022, 02:37:53 pm
por Honolulu
3 Respuestas
3765 Vistas
Último mensaje 21 de Agosto de 2015, 01:04:42 pm
por Wanchope
112 Respuestas
24252 Vistas
Último mensaje 04 de Julio de 2019, 05:52:07 pm
por jescri
12 Respuestas
2430 Vistas
Último mensaje 16 de Agosto de 2022, 07:39:23 pm
por jescri

  El Séptimo Arte  
© 2005-2021, www.elseptimoarte.net . Todos los Derechos Reservados. SMF 2.0.19 | SMF © 2011, Simple Machines | XHTML | RSS | WAP2