CINÉFILOS > Cine clásico y contemporáneo

Las brujas de Eastwick (1987)

(1/1)

Michael Myers:
LAS BRUJAS DE EASTWICK/THE WITCHES OF EASTWICK

SINOPSIS: Jane (Sarandon), Sukie (Pfeiffer) y Alexandra (Cher) son tres especiales, modernas y aburridas mujeres de la pequeña población de Eastwick, en Nueva Inglaterra. Hartas de esperar al hombre capaz de satisfacerlas, una noche de lluvia se reúnen, y de forma inocente, invocan al hombre perfecto. Pronto, descubren sus extraordinarios poderes, cuando llega a la ciudad el diabólico y seductor Daryl Van Horne (Nicholson)...


MAD JACK

Una vez finiquitado la aventura de Mad Max con la cúpula del trueno, el realizador australiano George Miller cambió a Mad Max por Mad Nicholson y también con el apocalípsis sobrevolando por ahí a su cómica manera en esta 'Las brujas de Eastwick'.

Cher, Susan Sarandon y la poco a poco consolidada en esa época Michelle Pfeiffer serán las que tengan que vérselas con Daryl Van Horn (Nicholson), la respuesta a sus plegarias de que llegue un hombre que les anime su aburrida existencia. El gran Jack anima tanto la vida de las tres protagonistas como la de la propia película que en manos de un actor no tan bueno o que no se adaptase a su papel hubiese salido una cinta olvidable tirando a infumable.

Y es que Jack Nicholson es uno de los grandes aciertos del reparto. Su papel como el diablillo Van Horn le sienta como a Cenicienta su zapato por su arrolladora personalidad y capacidad para el histrionismo que en este filme son cualidades más que necesarias para dar vida al objeto de deseo de las tres chicas y objeto de habladurías del pueblo de Eastwick. Acompañando al por entonces doble ganador del Oscar están Cher, Michelle Pfeiffer y Susan Sarandon que son bastante buenas actrices; aunque para esta no logran estar a la altura de Nicholson y no destacan especialmente para el talento que tienen para la actuación.

Quien si consigue destacar es Veronica Cartwright como una de las puritanas del pueblo que termina sintiendo los efectos de la presencia de Van Horn y la misma actriz consigue dar mal rollo en algunas escenas cuando pierde el control de sí misma. Una interpretación más destacada que las de las actrices principales, a mi modo de ver.

Aún con buenas interpretaciones, 'Las brujas de Eastwick' no es un hito para el cine ni para la carrera de ninguno de los involucrados. No pasa de ser un mero divertimento bien construido, narrado e interpretado con una banda sonora de John Williams que hace honor a su reputación; pero cuando empiezan los créditos finales no deja la sensación de ser una maravilla, solamente un buen entretenimiento para matar el tiempo.

6

Navegación

[0] Índice de Mensajes

Ir a la versión completa