CINÉFILOS > Críticas de estrenos

Habitación sin salida (Vacancy)

(1/1)

ÁngelNeg:
Habitación sin salida
(Vacancy)

Ni una de emergencia

Muchas veces, el problema con las cintas que no suelen experimentar en su género, es que al final no entregan las claves exactas para que quienes las ven se forjen una idea concreta no de lo que están viendo, sino de las emociones que hay que sentir. En ese sentido, si no hay autodefinición propia, ¿por qué ha de ser el espectador quien se la de?, y peor aún, ¿por qué hemos de darle significado a lo que hemos visto tantas veces?. Pasa algo parecido con Hotel sin salida (Vacancy, EUA-2007) del director Nimród Antal y protagonizada por Kate Beckinsale, Luke Wilson, Frank Whaley y Ethan Embry.

En la cinta, Amy (Beckinsale) y David Fox (Wilson) son una pareja con suficientes problemas maritales como que para que el divorcio asome sus comentarios. En una noche por carretera, David se desvía de la carretera principal sufriendo un percance en el automóvil; por lo que a regañadientes deciden pasar la noche en un viejo motel cercano. Ya en su cuarto, descubren videocassettes con películas snuff, donde varias personas mueren en manos de asesinos mientras los graban. Fuera del mal gusto, las cosas se ponen tensas cuando descubren que el escenario de las grabaciones es el mismo cuarto en el que están hospedados; y abandonar el motel no es una opción.

Hotel sin salida, a pesar de las ventajas de contar con una historia simple pero con una trama llevadera y hasta limpia en argumento, se llega a convertir en un artero ejemplo de como hasta los clichés mas sobados del género del thriller de supenso y terror pueden llegar a manos del anticipado otrora buen director, quien nos había entregado la cinta húngara Kontroll (Hungría-2003). Y tanto cliché en tan pocos minutos solo dan resultados efímeros.

Llega un punto en que a pesar de que la cinta se deja ver, no advierte de lo monótono porque resuelve y olvida sus hilos rápidamente, por la simple razón de que logra su propósito superficial, pero olvida ese factor interno de convencionalidad del que hablabamos al inicio, pues todo lo dan por sentado y aunque la tensión no decae porque sabemos lo que pasará -no es predecible, pues obvian lo que ocurrirá- el guión de Mark L. Smith suele flojear si de generar suspenso se trata.

No hablaremos de aspectos técnicos, puesto que aunque todo esta en su lugar, no es lo mejor de la cinta, ni siquiera la capacidad de asombro de los protagonistas, con quienes hemos de coincidir que si se están divorciando es por algo, pues no hacen química en pantalla. Evitando sumergirnos en problemas maritales, la cinta cumple su propósito con un despróposito que no se le veía venir, y esa es su falta de seguridad para irse por el camino largo pero seguro.

Y aunque como su título lo dice, no hay salidas, ni siquiera en los cambios bruscos hacia el final del guión, donde nos dejan abierta la trama sugiriendonos -no una segunda parte, eso es seguro-, un poco de imaginación para imaginarnos el resto, lo mejor o lo peor; pero significativamente resulta estúpido imaginar lo que se nos debía mostrar. El final realmente resulta la escapatoria más sencilla para el guionista de que ya no tenían historia, y tristemente tampoco hubo salida para ello, ni siquiera una de emergencia.

saeki:
Esta pelicula me gusto mucho :tititi

Y es precisamente por que esta entretenida, no es una obra maestra de suspenso, pero te llega a sorprender y la tension durante la pelicula existe asi que creo que cumple con lo esperado, aun cuando no me termina de convencer la actuacion de Luke Wilson, el no da para este tipo de papeles, que se dedique hacer comedias romanticas :poss




Saludos

Navegación

[0] Índice de Mensajes

Ir a la versión completa