Buscador

Twitter Facebook RSS

3x1: 'La lección', 'Requisitos para ser una persona normal' y 'Phoenix'

Vía El Séptimo Arte por 04 de junio de 2015

Mini-Críticas de la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo 2015




'La lección' es un híbrido entre drama y thriller que funciona a las mil maravillas desde su primera escena, principalmente por su capacidad para fusionar con armonía y naturalidad ambos géneros en uno solo, prácticamente indivisible: ni se trata de golpear al espectador moralmente ni se trata de distraerle con giros argumentales continuos, sino de ambas cosas a la vez y a la vez hacer suyo el "Consejos vendo que para mí no tengo". Kristina Grozeva y Petar Valchanov creen en su historia como para dudar de ella. Bendita duda cuando nos permite dudar para bien, un círculo vicioso que cierra con una de esas moralejas que de tan bien hiladas resultan sumamente irresistibles. O un filme muy efectivo; mejor, un filme que sabe identificar la duda de su protagonista con la duda del espectador. Y así, siempre, es más fácil creer.

Nota: 7,0




Porque creer es poder, aunque el poder no signifique crear. 'Requisitos para ser una persona normal' cree -demasiado- en sí misma, pero su poder para deambular por los pasillos una cadena de tiendas parece que le condena a cumplir todos los requisitos para ser una guía de autoayuda supernormalita. Creación y riesgos, más bien los justos. Y por supuesto, tan moderadamente cuqui como para ponerle -sin reparos- la etiqueta de Ikea al espíritu hipster, modelo compacto de superficies pulidas y remaches de plástico dónde se confía en la inercia de la marca -Leticia Dolera- para que haga el resto. Cumple, que no es poco, aunque también dilapida cualquier provecho al no amagar, siquiera un poquito, con salirse de la zona de exposición predefinida en la guía del buen consumidor de franquicias. Sin duda, no hay duda.

Nota: 5,0




Algo más de qué hablar ofrece la no tan normal 'Phoenix', el nuevo trabajo del dúo formado por el realizador Christian Petzold y la actriz Nina Hoss. Un drama algo encorsetado y gélido que sin embargo cuenta con el beneficio de una duda qué, realmente... ¿se trata de una duda? El filme tiene una base potente pero sufre de algunos serios errores de lógica que corrompen su credibilidad. Pero... ¿los sufre de verdad? El propio realizador salió al rescate de su película en San Sebastián a través de una rueda de prensa que despejó algunas dudas... provocando otra duda aún más insidiosa: ¿no será que la duda surge no de la historia, sino de la forma de contarla? ¿El beneficio o el castigo de la duda? Un filme interesante antes que bueno por culpa de este matiz estimulante (o de la limitada interpretación de Ronald Zehrfeld), más no necesariamente satisfactorio.

Nota: 6,0



Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas