Buscador

Twitter Facebook RSS

'La leyenda de Tarzán' - Los otros

Vía El Séptimo Arte por 22 de julio de 2016

La leyenda de Tarzán

Las primeras impresiones o las ideas preconcebidas heredadas de "lo que se dice por ahí", ya sea desde la lejanía, el desconocimiento o un amigo nos pueden jugar una mala pasada. O al contrario, nos pueden situar en un punto idóneo desde el que categorizar como sorpresa y/o decepción lo que, en una situación normal, presuntamente, no tendría por qué ser ninguna de las dos cosas. En realidad no somos nosotros mismos y nuestra circunstancia, también habría que incluir en dicha ecuación la influencia voluntaria o involuntaria, directa o indirecta, que pueden ejercer "los otros" sobre nosotros.

No puedo evitarlo, es pensar en 'La leyenda de Tarzán' y automáticamente me viene a la cabeza la última versión Disney en imagen real de un cuento clásico, 'El libro de la selva' creo que fue (por poner un ejemplo como otro cualquiera). Como también la inercia de mis pensamientos me conducen (no por casualidad, advierto) hasta el 'Hook (El capitán Garfio)' de Steven Spielberg, primero, y posteriormente al 'Pan: Viaje a Nunca Jamás' de Joe Wright, dos obras creo incomprendidas para la mayoría que tienen la capacidad de revivir mi "sed de aventuras" por la que le preguntaba Tintín a su buen amigo el Capitán Haddock. Aquella en dónde lo cortés no quita lo valiente, y el recuerdo sirve para dar un paso al frente, no hacia atrás.

'La leyenda de Tarzán' es otra superproducción que vendría a jugar en la misma liga que el mencionado filme de Joe Wright. Buenas noticias para unos, malas para otros. No obstante sus similitudes y logros -para quién quiera verlos como tales- no lo son tanto como el espíritu que las une, una desde la excentricidad, la que nos ocupa por contra desde la mesura y un ajustado equilibrio, permitiendo que sus carencias sirvan a un propósito en el que brillan (y vibran) sus aciertos. Al igual que en la mencionada o en el último 'Mad Max' de George Miller, lo que predomina hasta en sus defectos es que bajo el aura de un blockbuster veraniego brilla la incertidumbre de un realizador dispuesto a sobreponerse a la concesión mercantil en cualquier momento.

Ni tanto... ni tan poco. Hasta ahora a la sombra de Harry Potter, David Yates demuestra una cierta intención por dejarse notar, y con ello, dotar de caché a "una humilde película de aventuras de aires clásicos", tan simple (y así de simple de hecho es) como eso, pero que no por ello se mantiene agazapada dentro de la zona de confort de los ciento y pico millones de presupuesto. A diferencia de, dejen que lo miren... ah, si, el Jon Favreau oculto tras 'El libro de la selva', en dónde los cánones admisibles eran tan conservadores que apenas unos tres o cuatro meses después el recuerdo de la de Wolfgang Reitherman prácticamente la ha enterrado. La intención, cuando logra que los resultados no se avergüencen de la misma, cuenta. O debería. Y mucho.

'La leyenda de Tarzán' no es ni mucho menos una película perfecta, y como todas las películas que muestran un cierto orgullo alejado de la perfección, es posible que podamos sacar de ella tantos defectos como méritos, incluso entrelazando los unos con los otros. Como esa abundancia de efectos CGI en su mayoría excelentes, más no siempre tan convincentes. Pero ahí está su orgullo, dentro de la plena consciencia de servir a una causa, por ejercer como aquel "Garfío" de Steven Spielberg que le ha permitido, con los años, sobreponerse en el recuerdo a filmes tal vez mejores pero también más condescendientes, olvidados por el aburrimiento que a la larga supone una melodía que no asoma más allá de un compás estipulado.

Lo bueno de 'La leyenda de Tarzán', por llamarlo de alguna manera, es su tranquilidad a la hora de desmontar las expectativas del espectador. Pronto, digamos, queda claro que la ambición es aparentemente reducida, y pronto es cuando el espectador baja la guardia. A partir de ahí, ajustando a lo simple pero también a lo directo, apenas unos sorprendentes 105 minutos de nervio que no le pierden la cara a ninguno de sus elementos para explotarlos con el pragmatismo y parsimonia del cine clásico (digitalizado). Una especie de puente entre el pasado y el futuro, entre la aventura y los efectos digitales, y que al igual que su protagonista consigue sacar provecho de no pertenecer a un único hogar que lo libera de según que pesadas cargas.

Y se agradece.

Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Amármol
    Amármol 27 de Septiembre de 2016, 09:40:09 pm
    Algo de Capitán América, algo de Spiderman, también de Troya y 300, nuevas leyes físicas...
  • Avatar de Sacri94
    Sacri94 28 de Septiembre de 2016, 11:20:18 am
    Y también de 'El rey león', no olvidemos esa estampida de Bufalos, Ñus o lo que fuesen que recuerda ampliamente a la muerte de Mufasa :poss
  • Avatar de darth
    darth 08 de Noviembre de 2016, 12:33:25 pm
    Truñon de la selva, o la leyenda del mojon, que mala, que caretos, que efectos, que guion, que historia
    horrorosa,  un p.q.c (*)cada 5 minutos, no puede con un gorila y se enfrenta solo a una tribu entera de ciclados de gimnasio, que pena de dinero, hasta Waltz y Jackson estan de pena
    2/10




    p.q.c.= pero que cojones?
  • Avatar de silanvic
    silanvic 10 de Noviembre de 2016, 01:13:55 pm
       Estoy de acuerdo con la mayoría; un desastre de película con alguna cosa interesante. Lo peor viene de la segunda mitad al final. Una pena porque podía haber salido algo muy interesante.
       "El libro de la selva" le da cien mil vueltas.

        La doy un 4
  • Avatar de jescri
    jescri 14 de Noviembre de 2016, 10:47:07 am
    Esperaba algo más. Las comparaciones son odiosas, pero desde luego comparando esta adaptación con la de 'El libro de la selva' la desventaja de Tarzán es enorme. Es mediocre en demasiados aspectos y sólo las escenas con gorilas son realmente dignas de ver. Para colmo a pesar de su buen reparto, no terminé de ver a ningún actor metido realmente en su papel. Es curioso, pero aunque uno espera ver algo diferente en este tipo de películas, después te das cuenta de que lo que más has disfrutado son esos flashbacks que se remontan a los orígenes del personaje. Un último punto a su favor, el paisaje africano, realmente hermoso...

    Demasiado monótona. Nota: 6.

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad