Buscador

Twitter Facebook RSS

'La vida de Calabacín' - Altamente benéfico para el organismo

Vía El Séptimo Arte por 23 de febrero de 2017
Imagen destacada

Calabacín verdaderamente es un nombre extraño para un niño de apenas 9 años, aunque su historia sea tan sorprendentemente universal como para no tener otra patria que no sea el mundo. Tras la repentina muerte de su madre, Calabacín se hace amigo de un simpático policía, Raymond, que lo acompaña a su nuevo hogar de acogida con otros huérfanos de su edad. Calabacín lucha al principio por adaptarse ante lo que se presenta como un ambiente hostil, pero con la ayuda de Raymond y de sus nuevos amigos, aprenderá a amar y a confiar en los demás.

Ese valor diferencial necesario para trascender, para elevarse por encima de una fría y rutinaria sinopsis como la mencionada; para destacar de entre tanta morralla enviada tan a menudo camino del matadero (que por desgracia es lo que hay) se la encontramos sin necesidad de buscar a 'La vida de Calabacín', adorable cinta de animación ante la que resulta casi imposible no rendirse. Y adorable es la palabra que lo resume todo con inusitada eficacia, la misma de la que hace gala uno de esos filmes como este que provocan que los mayores añoremos tiempos más chicos.

El enternecedor espíritu de la Mary del 'Mary and Max' de Adam Elliot, obra maestra de la animación reciente que continúa inédita en España de manera incomprensible (y vergonzosa), sobrevuela sobre la historia de Calabacín (y sus amigos). A pesar de su sencillez, y a pesar de una exigua duración de apenas 60 minutos que saben a muy poco, se trata de una obra honesta y franca que sabe conjugar la ingenuidad de un protagonista de 9 años con el encanto de la animación stop motion sin perder por el camino un ápice ni de ternura ni de perspicacia dramática.

Ese equilibrio, esa honradez, y esa elegancia a la hora de conjugar lo maduro con lo relativamente infantil es lo que hacen de 'La vida de Calabacín' una película tan recomendable para casi cualquier edad. Recomendable e inexcusable obra de orfebrería cuya humilde técnica de animación no es más que la guinda, la guinda de un pastel que debería de estar expuesto en el escaparate de cualquier pastelería. Porque como hemos podido comprobar en infinidad de ocasiones, no es fácil elaborar un dulce que le sepa tan bien tanto a nuestro paladar como a nuestro cuerpo.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Beyond
    Beyond 19 de Abril de 2017, 06:31:53 pm
    Totalmente de acuerdo con "lo mejor" de Wancho. La película es muy interesante porque logra un genial equilibrio entre lo maduro y lo infantil, lo trágico y lo cómico. Puede que no sea la película más entretenida del mundo, pero nadie puede negarle sus virtudes. Como obra cinematográfica me parece muy acertada en todo lo que intenta. Muy contento de haberle dado una oportunidad.

    Le doy un 7.

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad