Buscador

Twitter Facebook RSS

'Perdidos en París' - Sombras de París

Vía El Séptimo Arte por 20 de diciembre de 2018
Imagen destacada

Incontables historias de amor nacen, pasan o terminan en París. Protagonizadas casi siempre por la belleza, tanto de a quienes les sucede como por el entorno luminoso y brillante, cargado de magia. Pero París también tiene un lado más sucio o simplemente menos pomposo y en él también suceden historias como 'Perdidos en París', que más que romántica, es de pérdida y búsqueda. Eso sí, aunque parezca que me pongo serio, todo es en clave de comedia. Una comedia fresca y en muchos momentos, ingeniosa.

El aspecto del film capta la atención desde el inicio y es una de las mejores o quizá, su mejor baza, junto a la ejecución de sus gags y disparatadas situaciones. Sus dos desgarbados protagonistas son inmejorables como elección para una película que se mueve entre un tebeo colorido, lo caricaturesco y una obra de teatro coreografiada con tropiezos, carreras y algún que otro baile.

En principio, que una inocente pueblerina canadiense que va al rescate de una tía a la que quieren internar, se quede tirada y perdida en la ciudad de la luz, no es el clásico planteamiento cómico. Que su tía sea una mujer mayor con problemas bien de Alzheimer o algún tipo de demencia, o que en la ecuación entre un vagabundo que malvive rebuscando en la basura, pues tampoco. Y que ahonde en temas como la enfermedad o la muerte, menos aún. Y aunque quizá su visionado no lleve a la carcajada, es difícil que no te haga mantener una constante sonrisa.

Con influencias de Charles Chaplin o incluso de Mr.Bean si este conviviera en una ciudad con acentos más refinados, 'Perdidos en París' es una sencilla pero fresca comedia, que no pasará a la historia, pero se aleja de lo común y proporciona un agradable y ligero (por minutos de metraje que no por ser ni mucho menos vacía) entretenimiento.


Por Abrahán Guirao, AKA Calderilla
@Abrahán Guirao


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas