Buscador

Twitter Facebook RSS

'Super Pumped: La batalla por Uber' - Poder, ambición y dinero

Vía El Séptimo Arte por 03 de marzo de 2022
Imagen destacada

Blanco y en botella, sencillo y al grano: La nueva serie de los creadores de 'Billions' podría pasar por ser un spin-off de la propia 'Billions' en el que Joseph Gordon-Levitt hubiera asumido un papel similar al de Damian Lewis. Travis Kalanick y Bobby Axelrod son la misma cara de una misma moneda: El éxito a cualquier precio, el orgullo por encima de las personas y sobre todo, la polla más larga de la sala. O de la ciudad. O del universo. Porque ya se sabe, ¿de qué sirve ser rico, famoso y poderoso si no puedes decirle "que te jodan" a alguien?

De esta manera en 'Super Pumped: La batalla por Uber' nos encontramos, en gran medida, con las mismas bondades o señas de identidad que podemos encontrarnos en 'Billions' pero comprimidas en una sola temporada, así como con algún que otro viejo conocido de aquella en no tan pequeños papeles de un nutrido reparto coral que destaca, de nuevo, por su gran trabajo en equipo y sus no tan insignificantes aportaciones no tan puntuales. Una gran familia cuya marcada personalidad se define mediante detalles breves y concisos.

Desde un estilo narrativo ágil y dinámico a una compostura audiovisual luminosa y elegante. Desde el empleo de música rock (con especial predilección por Pearl Jam) hasta la abundancia de diálogos sentenciosos repletos de referencias a la cultura pop. Y a falta de un Chuck Rhoades, acoso sexual y una suerte de construcción episódica que va cubriendo algunas de las batallas emprendidas por Travis Kalanick (y su ego) en nombre de Uber (y ahora, también, de esta entretenidísima serie de Showtime). O conmigo o contra mí.

Con la inestimable colaboración de Gordon-Levitt, arrollador en su papel de imbécil prepotente con tanto de admirable como de hostiable... la misma duda que tiene Kyle Chandler, una especie de Taylor Mason que ni él mismo tiene claro si es su amigo o su enemigo. Porque en resumen, de eso trata este retrato superficial: De amigos y enemigos, de ganar o perder y no tanto de dinero. Rara vez vemos a Kalanick disfrutando de su éxito o de su vida de manera que no pueda disfrutarla un mileurista (aunque sólo sea muy de vez en cuando).

De poder. De orgullo. De hacer lo que te dicen que no puedes hacer. De ser más que nadie. De ser altamente entretenido y sobradamente eficaz.

'Super Pumped: La batalla por Uber', al igual que 'Billions', es una estilizada visión de un contexto empresarial empaquetada para que a los que nos movemos a pie nos parezca fácil, no sé, invertir en eToro. Una suerte de spin-off con ecos a 'La red social' que de no estar inspirado en hechos reales, podría formar parte de un universo televisivo con un fuerte componente popular. O populista, si se prefiere. Pero que funciona con la arrolladora, llamativa y envidiable efectividad de este tipo de historias sobre "lobos de Wall Street" (y alrededores).


Por Juan Pairet
@Wanchopex

Super Pumped: The Battle for Uber

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas