Buscador

Twitter Facebook RSS

'The Feed' - La letra pequeña

Vía El Séptimo Arte por 27 de noviembre de 2019
Imagen destacada

'The Feed' nos sitúa en un futuro inmediato en el que un implante tecnológico lo ha revolucionado todo: Cada interacción, emoción o memoria pueden ser compartidas instantáneamente. Viene a ser, para entendernos, como si aquello que llamamos teléfono móvil estuviera dentro de nuestra cabeza conectado directamente a nuestros ojos, a nuestros oídos, a nuestra boca. A toda una vida supeditada en gran parte a su mera existencia.

Y como no podía ser de otra manera, todo funciona bien hasta que todo deja de funcionar... como se supone que tiene que funcionar. Así somos los humanos, y así es nuestro mundo. Un mundo en el que si no estás conectado parece que no existes, un mundo en el que apenas encontramos algo que no dependa en alguna medida de la tecnología. Miedo da pensar que sería de nosotros si nos quedásemos sin luz durante pongamos que 24 horas.

'The Feed' es la adaptación parcial de una oportuna novela de Nick Clark Windo, un cruce entre drama y thriller que aún con una apariencia fantástica funciona como una clara representación de nuestro mundo, con la dependencia a las redes sociales como portada. Una producción con genuino sabor británico que viene a ser lo que mejor la define, de paso que la sitúa en la misma línea de flotación que producciones como 'Humans' de Channel 4.

Lo que podríamos considerar como ciencia-ficción cotidiana, la del día a día. La que no se permite grandes lujos, más allá de introducir en nuestra realidad una variante que por otro lado, es cuestión de tiempo que deje de estar considerada como algo hipotético. Posiblemente, si es que no lo está ya. Ciencia-ficción de andar por casa que juega más, mucho más con las ideas y las palabras que con los efectos visuales o la acción.

Con esa eterna corrección británica como carta de presentación, 'The Feed' rara vez pierde los papeles, rara vez está fuera de lugar aunque a decir verdad, parece estar siempre a punto de explotar sin llegar a hacerlo. De igual modo que sucedía con la mencionada 'Humans', ser una serie de ambiciones tan realistas y moderadas como lo son sus recursos, de pueblo llano sin grandes gestas a las que aspirar, pero a las que tampoco pretende aspirar.

En las distancias cortas sale perdiendo respecto a producciones como 'Westworld', más resultonas y glamurosas; pero en las largas sale ganando, por cuanto la multitud de lecturas que plantea no acaban soterradas bajo la pomposidad del lujo o el efecto. Y es que aunque 'The Feed' no puede evitar recurrir a los tics más comunes del suspense serial televisivo, lo hace, como todo lo demás, con tanta humildad como discreción y educación.

Su capacidad de sugestión a través de la letra pequeña, la multitud de cuestiones extrapolables a nuestro universo y ese tono racional británico carente del sensacionalismo americano, ayudan a que 'The Feed' sea de muy fácil consumo: Una serie mejor de lo que parece que es, peor de lo que podría haber sido pero siempre interesante, siempre digna; siempre con algo que proponer y repleta, más que de giros, de ideas y situaciones que dan qué pensar.

No, no es 'Utopia'. Pero no es menos interesante, si no más de andar por casa. Más cercana, más tangible, más humana. Más real... más inquietante, tal vez.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex



The Feed

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas