Buscador

Twitter Facebook RSS

'Mientras seamos jóvenes' - Veintipocos a los cuarenta y tantos

Vía El Séptimo Arte por 02 de septiembre de 2015

Mientras seamos jóvenes

Hay etapas en la vida que son, simplemente, ley de vida, pura naturaleza. Otras, en cambio, son con las que se han ido añadiendo de forma artificial la misma sociedad. Aunque éstas segundas pueden mezclarse y confundirse con las primeras, a fin de cuentas, todo con lo que crecemos y nos rodea lo vamos asociando con algo natural, por muy conscientes que intentemos u acabamos siendo de su origen artificial.

Se podría decir que 'Mientras seamos jóvenes' parte con esa premisa, centrándola ante dos personajes de mediana edad -Josh (Ben Stiller) y Cornelia (Naomi Watts) entrados en los cuarenta y…- de clase media-alta con vocaciones audiovisuales -uno de ellos en la vertiente más artística- que se encuentran atascados en un punto de su vida al que intentan atrasar, evitando dar el siguiente paso artificialmente natural que la sociedad, su entorno, amigos y conocidos les están piden a gritos hasta de la manera más inconscientemente posible. Es entonces cuando, de repente, se les presenta la ocasión de lo que parece poder ser un cambio de rumbo, una alternativa al camino marcado, un nuevo paso que dar con sus vidas: Jamie (Adam Driver) y Darby (Amanda Seyfried), una pareja Hippie-hipsters de veintipocos con un estilo y una forma de ver la vida de forma mucho más libre, espontánea, sin apenas responsabilidades, un estilo de vida completamente diferente a lo conocido por ellos hasta ahora… pero que poco a poco -o no tan poco a poco- se irán animando a emular.

Así, con estos 4 personajes bien perfilados y definidos cómo eje, Noah Baumbach dirige y escribe una divertida e inteligente sátira que refleja los comportamientos, preocupaciones, pensamientos, y demás contrastes entre cada uno de los personajes y su respectivas motivaciones y ambiciones, de cómo les afectará tanto de forma directa cómo de forma más indirecta –Sociedad, amigos y demás- el probar éste nuevo camino alternativo a seguir, planteando sabiamente que lo que primero parece ser un gran paso al frente, no acaben siendo dos pasos hacia atrás. 'Mientras seamos jóvenes' es un divertido –que no desternillante- drama, cercano y humano, dónde el peso de la cinta cae especialmente en los personajes, en diálogos tan aparentemente naturales con los que se hace imposible no sonreír, amable y agradable de ver, con el que parte del público fácilmente se sentirá identificado y llegando a tentar plantearse ése estilo de vida, ofreciendo finalmente una posible respuesta ante esa pregunta de si seguir ese camino de Peter Pan es tan mágico y bueno cómo puede parecer...

Nota: 6.75

Por Alex Martín Fernández
@fenometrix


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 06 de Septiembre de 2015, 11:45:48 am
    No me sentí identificado en ningún momento. Y así es difícil que te convenza cualquier película. Agradablemente irrelevante, de las que sin aburrirte te dan un poco igual lo que ocurra hasta que llega el final, y se acabo. Tan así que a los pocos días de verla no me acuerdo de ella, prácticamente.

    Un 5,5... creo.
  • Avatar de lourdes lulu lou
    lourdes lulu lou 06 de Septiembre de 2015, 01:39:30 pm
    Declaración de intenciones..., ¡aceptar tu lugar!
    "Creo que deberías abrir la puerta y dejarlos entrar. ¿Abrir la puerta?..., podría ser bueno para ti!, aunque ¡cuidado!, pues el tierno arcángel, de cara simpática y seductora, puede ser un farsante manipulador que te use a beneficio propio, sin carga de conciencia ni remordimiento, con la palabra de no ser un mentiroso sino, sólo un diseñador que adorna la honestidad para hacerla más interesante.
    Porque "quería ser admirado, quería un protegido", mientras el susodicho pensaba "quiero ser insalvable", dos distintas caras de una moneda que se alterna en el tiempo pues los momentos pasan, las oportunidades se pierden y no se puede aspirar a seguir siendo un veinteañero cuando has pasado la barrera de los cuarenta, porque cada fase tiene su época, porque la edad pesa, los fracasos anulan y la obsesión por el éxito entorpece la creatividad objetiva, porque se dejan de hacer cosas para enfrascarse en eterna parada que ni se mueve ni avanza, donde la seguridad y confianza fallan y la inspiración se relega al olvido.
    Y aunque el mundo no es una conspiracion contra tu persona, no un puñetero bromista que se empeña en dificultar la existencia, si que es cierto que la vida tiene su tempo, su ritmo y, o te subes a tiempo o, entretanto, quedas retrasado, sin consideración ni espera ésta sigue su marcha mientras tú estás entretenido haciendo planes, sucede ¡sin más!, y toda tu frustración por la oportunidad perdida, por la apuesta nunca ganada debe absorberse, canalizarse para poder seguir adelante y no estar nublado por siempre
    La generosidad de una nueva amistad, la alegría de un volver a ser, apertura a una etapa pasada para revivir y componer lo nunca hecho, sólo que es ficción creíble por las carencias nunca resueltas de una hermosa aventura, decorada para que te guste y atrape a tu ego, admitir donde te hallas, quién ya no eres y quién todavía puedes ser, no jugar al ridículo de un lugar y posición que ya no te pertenecen y sacar todas las posibilidades de tu real ser.
    Noah Baumbach vuelve a conseguirlo, vuelve a presentar un film cargado de verdades dolorosas narradas en clave de humor irónico, agudeza de unos diálogos fluidos, irreverentes, osados e inteligentes para una cinta fresca, ocurrente y bohemia, descaro que permite meditar e inmiscuirse en el lío mental de sus protagonistas, gracias a la armonía y coalición de sus dos intérpretes, Ben Stiller y Naomi Watts -se centra, especialmente, en el primero-, que forman una pareja vitalista y espontánea que, tras breve torpeza por fascinante y fatalista fantasía, dejan paso a su realidad; incorformistas que deben amoldarse y resignarse pues el paso del tiempo -la gran estrella, siempre presente y recordatoria-, con sus consecuencias, recelos, decepciones y daños actúa, hiere y critica, escuche o ignore la razón, sienta o finja el corazón, simplemente, ahí está.
    No es tan divertida como ostenta a ser, alegre sí/risueña no, tiene momentos muy logrados, de cumbre sarcástica y ridiculez escénica, pero también otros tanto poco motivadores donde se pierde la conexión establecida, que sin duda vuelve a recuperarse, aunque no se puede negar que no es lineal la exposición de su dramaturgia cómica, vive de altibajos que se intercalan y aspiran sin voluntad pero con todo su positivo y áspero sentimiento, lo cual deja una sentida discontinuidad compensada por la profunda reflexión sobre la madurez y lo que conlleva vivir realmente en ella.
    "No es maligno, sólo es joven", y arrogante, verificada incompatibilidad de no serlo más que te hace rabiar, explotar, reconocer y tolerar, podrás ser mancebo de espíritu pero tu cuerpo ya no lo es, paradoja que debe amoldarse en un texto loable y absorbente que presenta, de forma ingeniosa, los contrastes y reveses de ambos mundos; personal disconformidad, en el símbolo genérico de la tenencia de hijos, como admisión de aceptar tu sitio.
    Transtornada en su devenir, es un caos neurótico de quien ya no recuerda a dónde pertenece, enojado con el tiempo, rastros de juventud todavía se acopian en su esencia, pero hay una verdad que tiene y que no resulta esquiva, su piel pierde lozanía, pequeños achaques llaman a la puerta, ya no eres un chiquillo loco de cabeza inquieta, sino un señor que debe empezar a respetar a su persona.
    Contradictorio a la sociedad que vivimos es el cine característico, de sello indiscutible, de quien firma el escrito y acierta en la dirección; con todos sus contrapuntos, mantiene vivo el interés.
    "Mientras seamos jóvenes", sólo que ¡ya no lo eres!

    Nota: 6
  • Avatar de jescri
    jescri 05 de Febrero de 2016, 09:44:15 pm
    Muy floja en mi opinión. Le daré el aprobado porque me caen bien sus actores y actrices y tampoco se puede decir que aburra, aunque es bastante monótona. Podría haber sumado si al menos hubiera sorpresas, pero la verdad es que desde el primer momento todo se ve venir...

    Ni risas ni drama. Nota: 5.
  • Avatar de Beyond
    Beyond 05 de Febrero de 2016, 10:26:21 pm
    Copio lo que puse hace tiempo en el hilo de "Qué película viste hoy":

    Citar
    Esta película es al mismo tiempo un interesante drama sobre la crisis de la mediana edad y una comedia elegante e incisiva sobre dos parejas de distintas generaciones. Aunque realmente no destaca en nada, lo cierto es que se deja ver bastante bien. Una pena que los dos personajes femeninos, Amanda Seyfried y Naomi Watts, estén tan desaprovechados, a pesar de que esta última es la mejor del cuarteto protagonista. Le doy un 6.

Noticias relacionadas