Buscador

Twitter Facebook RSS

'Calamity' - El instinto de lo visual

Vía El Séptimo Arte por 17 de septiembre de 2021
Imagen destacada

Es una lástima que el cine de animación comercial esté dominado casi en exclusiva por los gráficos por ordenador en 3D. Aunque no es tanto la técnica como el uso que se hace de la misma, por lo general conservador y que redunda en una -eso sí- estupenda caligrafía cada vez más refinada que, sin embargo, rara vez se atreve a forzar los límites de lo que el que paga sabe (o cree saber) que suele funcionar en cualquier caso.

Es una lástima, porque la predominancia de una sola técnica automáticamente deja, o al menos lo parece a producciones como esta 'Calamity' en esa apartada orilla donde muchos arrinconan al cine de animación no gamberro o no asiático. O peor, al cine de autor (animado o no) que se sale mínimamente del patrón establecido para una mayoría. O que demuestra una personalidad que va más allá de lo servicial.

La realidad es que 'Calamity' es una sencilla, humilde y efectiva producción para todos los públicos que, obviando la cuestión de lo que queramos considerar que es y no es comercial, que nadie hace cine para morirse de hambre, funciona como puede funcionar cualquier película que parezca hecha, y además bien hecha por una persona, y no por imposición interesada de un anónimo comité de burócratas corporativos.

Esto es, 'Calamity' se siente como una obra auténtica que prescinde de los superfluos condimentos del cine comercial para limitarse a contar una historia de empoderamiento: La de una joven decidida a tomar las riendas de su vida en el Oeste norteamericano. De forma concisa y muy estilizada, tan sencilla como a la vez simple pero sobre todo, de forma que sea agradable para el consumo de cualquiera que se anime.

Los más pequeños se dejarán llevar por mero instinto, mientras que los no tan pequeños se apoyarán en su técnica y estética, de una fluidez visual y narrativa casi hipnótica, y en la que Rémi Chayé reincide tras 'El techo del mundo', con la que 'Calamity' comparte un mismo espíritu aventurero (y animado). También, una personalidad propia que aunque no la hace mejor película, si deviene en una experiencia diferente y más agradecida.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas