Buscador

Twitter Facebook RSS

'Hermanas hasta la muerte' - Cinco hermanas y un capullo

Vía El Séptimo Arte por 20 de agosto de 2022
Imagen destacada

Entre todas le mataron, y él solo se murió.

La asociación con 'Big Little Lies' es pura inercia acomodada, pero limitar el alcance de 'Hermanas hasta la muerte' a poco más que esta perezosa y oportunista asociación sería menospreciar a esta nueva creación de la británica Sharon Horgan, inspirada eso sí en una creación previa de la belga Malin-Sarah Gozin. Tal vez recuerden a Horgan de 'Catastrophe', otra brillante serie que navegaba entre el drama y la comedia con una soltura y fluidez envidiables.

'Hermanas hasta la muerte' le añade una tercera capa, el thriller. La serie comienza con el funeral de "un capullo", un auténtico capullo como iremos viendo, siendo este el vértice de una historia coral que da continuos saltos en el tiempo para explicar lo que sucedió antes y sucede después. Pero no, no es la típica en la que todo gira en saber quién lo mató: Desde el primer episodio lo sabemos... bueno, más o menos. Digamos que lo que sabemos es... relativo.

Baste la primera frase, en lo que en otra ocasión podría parecer un spoiler y aquí no lo es, tranquilos. Relativamente hablando, por supuesto. Y es que 'Hermanas hasta la muerte' es más una historia sobre el por qué y el cómo. Una historia en verdad dramática envuelta en un goloso tono de comedia negra matizado por la incertidumbre del suspense. ¿Queda claro? Casi mejor que no: Déjense sorprender por esta serie que hace que lo difícil parezca fácil.

Esa es una de las grandes virtudes de las grandes series: Hacer que parezca fácil. Y hacer una serie como esta parece muy fácil con el manual en la mano, pues no deja de ser la exposición práctica de la teoría: Una buena historia bien escrita, bien dirigida y bien interpretada. Así de fácil, y a la vez, así de difícil. Máxime cuando el gran misterio parece resuelto desde el principio. Lo parece. Pero recuerden, el conocimiento es relativo. Y Horgan juega con ello.

Muy hábilmente, y al mismo tiempo, muy ágilmente: 'Hermanas hasta la muerte' funciona por igual como drama, comedia o thriller. Tres en uno. La mezcla, agitada pero no revuelta, resulta tan estimulante como irresistible según se va perfilando, capítulo a capítulo, detalle a detalle. Porque además de fácil, también parece creíble en su sencilla pero práctica complejidad: Aunque sea una serie, podría ser también una historia real reinterpretada con la debida mala leche.

Algo parecido a 'Motherland', casualmente, también una creación de Horgan. Pero con un muerto en lugar de la maternidad y hermanas en vez de otras madres. Una serie que sorprende no mediante giros imposibles o golpes de efecto constantes, sino por la finura, elegancia y viveza con la que despliega su encanto multigénero sobre esa fina línea de lo que estamos casi seguros será el siguiente paso. Claro que sabemos que lo que sabemos es... relativo.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Hermanas hasta la muerte

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas