Buscador

Twitter Facebook RSS

'Pieles' - Aunque la mona se vista de rosa...

Vía El Séptimo Arte por 08 de junio de 2017
Imagen destacada

... la falta de un orgullo a lo Álex de la Iglesia que tiende hacia la discreción. A una especie de humildad, ya sea por miedo o por convicción, ya sea de manual o puro instinto de supervivencia. La del currito discreto pero competente, harto profesional pero escaso de orgullo, y que reduce los aparentes méritos y/o los méritos aparentes en un posible deprecio del trabajo de uno mismo. O tal vez no, quién sabe.

No es el caso de 'Pieles', como bien habrá supuesto todo aquel que conoce que "el Fidel de Aída" es en realidad un tal Eduardo Casanova. No es el caso de 'Pieles', como bien habrá supuesto todo aquel que entiende que trabajos como el de 'Señor, dame paciencia' no son, en apariencia, a los que pretende aspirar el mencionado Casanova, un cineasta en ciernes con clara vocación de autoría, trascendencia (y reconocimiento).

A Eduardo Casanova desde luego que orgullo no le falta. Padrino tampoco, y amigos mucho menos. El talento (y el reconocimiento) aún está por ver, como está por ver que aprenda a volcar en la dirección correcta, a progresar adecuadamente en aquello con lo que pretende dejar algún tipo de huella. Orgullosa, y que como lo ha conseguido el que fuera "el Luisma" en otra vida, sea capaz de abandonar 'Aída' en el pasado.

A Casanova, como a tantos debutantes, le sobra voluntad y pretensiones y le falta empaque para hacer de su obra una auténtica película que funcione como tal. Su clara intención de provocar funciona muy esporádicamente, sumiendo en la indiferencia a esta rosácea extensión a 75 minutos de sus cortos que no va, quién lo diría, más allá del aspecto. Del cuadro, del concepto; del largo y extenuante meme, que dirían hoy en día en internet.

75 minutos que como gracieta, como travesura provocan lo mínimo y se hacen muy largos. Tanto de lejos se queda de una película, auténtica o de mero postureo. Hay idea, concepto, una clara vocación. Pero no hay historia, no hay narración, y sus vaivenes no tienen consistencia alguna. Mucho menos la que requiere, necesita una película que por mucho que se la engalane con piel de rosa, poca cosa que no sea pse, se queda.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Cansadodeloszombis
    Cansadodeloszombis 18 de Junio de 2017, 01:18:47 pm
    Eduardo trata de crear una pelicula rompedora/ difertente que haga que el mundo entero se pregunte quien es el director. ¿ Quien tiene un atrevimiento tan perturbador? Pero la realidad es otra. Tene padrinos y su gran ingenió ( o al menos una de sus protagonistas) es un "calco" del caraculo de El predicador.

    Para los que no conozcan los comics de Predicador, Steve Dillon como dibujante, que lo ojeen en busca del caraculo. En la cinta es un ano, en el comic no, pero la influencia tan ROMPEDORA... No es tal.

    Me la ahorro.
  • Avatar de Sacri94
    Sacri94 19 de Junio de 2017, 04:24:30 pm
    Pues a mi me parece muy defendible la primera obra de Eduardo Casanova. No es un chico que despierte mucha simpatía en mi, pero hay que saber separar eso de su trabajo como director.

    De momento ha intentado emular a diferentes directores (sobre todo a David Lynch y John Waters) mezclando diferentes estilos pero creando el suyo propio con esas tonalidades rosas que están presentes en toda la película. 'Pieles' es el nacimiento de un autor, o por lo menos de alguien que quiere serlo. Tiene estilo. Ha creado un propio universo en solo 80 minutos con una película que no se puede categorizar como cine español. Es de esas que pueden ser vendidas en todo el mundo, no como 'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo' o 'Es por tu bien', que son muy de aquí.

    El reparto está genial en situaciones y/o momentos que no son fáciles. Ana Polvorosa es la que más complicado lo tiene, pero el resto no se quedan cortos. En todas las historias hay algo que rascar, hay un mensaje en común. Es una de esas películas de historias encontradas que suelen funcionar muy bien. Pero además de la típica moraleja que se ve venir de lejos de "Lo importante está en el interior" tenemos un humor muy macabro y negro que los más sensibles no soportarán.

    Yo la dejo en un 6. No me importaría revisitarla, lo pasé bien con ella y me deleitó audiovisualmente. Hace meses que la vi y aún la tengo en la cabeza. Buena señal.

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad