Buscador

Twitter Facebook RSS

'Solos' - Bla bla bla

Vía El Séptimo Arte por 25 de junio de 2021
Imagen destacada

'Solos' es una de tantas producciones televisivas motivadas por la pandemia mundial. Como por ejemplo lo fue 'Talking Heads' el año pasado, de la que bien podría ser una respuesta norteamericana aliñada con un toque fantástico a lo 'The Twilight Zone' que nunca desencaja cuando en resumen, hablamos de una serie de historias independientes relacionadas en principio sólo de manera temática. Historias, o en este caso más bien monólogos. Seis en total, más un epílogo compartido a medias por Morgan Freeman y Dan Stevens. Todos ellos de entre 20 y 30 minutos de duración, ideales para cubrir una de esas tardes en las que nos da por pensar en la vida y bla bla bla.

Como cabe suponer, 'Solos' es una obra que intenta llegar a la emoción a través del uso insistente de la palabra. Y por descontado, una obra irregular e inestable, tanto en lo que se refiere a los distintos episodios como dentro de los mismos, combinando momentos fascinantes y verdaderamente intensos con otros en los que puede resultarnos fácil desconectar. Sin solución de continuidad y casi sin darnos cuenta. Tampoco es nada raro ni algo que tampoco suceda sobre las tablas. Porque más allá de la parafernalia tipo Ikea que envuelve a cada protagonista, no deja de ser algo así como para que algunos lo entiendan, cada vez que Phoebe Waller-Bridge mira a cámara en 'Fleabag'.

Pero sin mirar a cámara. 'Solos' es una serie de corte fantástico sólo en apariencia, un recurso que sirve como adecuado y oportuno reflejo del mundo interior de cada personaje para que sus intérpretes disfruten con el tipo de proyecto que sin duda, más disfruta un intérprete: Aquel donde el 90% del éxito reside en su labor. Por encima de cualquier texto, ya sea genuino o impostado, ya sea más o menos artificioso como es el caso: Siempre se ha dicho que hay intérpretes capaz de capturar nuestra atención durante 90 minutos leyendo la guía telefónica. Sin más. Y en 'Solos' tenemos la intensidad de Anne Hathaway, la emotividad de Constance Wu o la mesura de Helen Mirren.

En este caso, durante no más de 30 minutos que como decíamos, funcionan de manera algo desigual e intermitente donde ni todos los intérpretes brillan por igual ni todo resulta igual de convincente. Si es que acaba importando, que en realidad no mucho: En su conjunto, 'Solos' prevalece por el equilibrio de sus diversos ingredientes (si aceptamos el uso de la ciencia-ficción como un medio y no como un fin) y la ajustada duración de todos sus episodios. Por su capacidad de evocación aunque sea sólo por momentos, aquellos en los que logramos y/o se nos permite superar la barrera de un modelo predefinido y ver más allá de un intérprete regodeándose en su propia interpretación.

Esto último es especialmente descarado en el episodio protagonizado por Uzo Aduba, el que junto al de Nicole Beharie más tiene de antológica fantástica a lo 'The Twilight Zone' que a monólogo escrito por Alan Bennet. También, más de artificio en el fondo bienvenido, siendo a su vez los dos episodios que mejor evaden el sobrio y minimalista hieratismo de los otros cinco restantes. No obstante, cabe señalar que esta miniserie nunca tiene la intención de emular los pasos de la mencionada 'The Twilight Zone' (ni a sus descendientes), siendo que su aproximación a la ciencia-ficción es un subterfugio interesado sobre el que desarrollar más cómodamente sus monólogos.

'Solos' vendría a ser un cruce entre 'Talking Heads' y la estupenda 'Calls' de carácter más existencialista que al igual que aquellas, intenta buscar el sentido de la vida entre líneas. Intenta, o simula intentarlo siendo que cada uno será el que tendrá que dilucidar cuanto hay de verdad, y cuanto hay de fachada. Cuanto de personaje y cuanto de intérprete, siendo que aquí la ornamentación se ha reducido a lo justo para alimentar esta duda. En ese sentido, 'Solos' es una obra estimulante que a través de sus siete relatos, o monólogos, sutilmente relacionados, construye una narrativa derivativa que funciona por el peso de nuestras propias dudas sobre lo que nos rodea, la vida y bla bla bla.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Solos

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas