Buscador

Twitter Facebook RSS

'X' - ¿Y si...?

Vía El Séptimo Arte por 29 de abril de 2022
Imagen destacada

Llevo tres semanas, desde antes de Semana Santa, dándole vueltas a 'X' sin haber sido capaz de escribir ni una sola palabra. No quería ser tan evidente, pero es que no puedo evitarlo: Cada vez que pienso en la última película de Ti West me viene a la cabeza 'La matanza de Texas'. Es obvio que la base de 'X' se encuentra no sólo en aquella "peliculita de terror" de 1974, sino sobre todo en lo que evoca: Aquel cine "de explotación" de los 70.

En mi cabeza no puedo dejar de pensar en 'X' como una especie de remake que por el camino, como si fuera 'Prometheus' a 'Alien', se fue distanciando de su original. ¿Para qué hacer lo mismo pudiendo hacer más de lo mismo de otra manera? ¿Y si cambiamos la sierra mecánica por otra arma? ¿Y si cambiamos a Leatherface por otra persona? ¿Y si...? y poco a poco aquello que parecía un remake se convirtió en otra cosa.

Parecida, más de lo mismo. Pero al mismo tiempo, distinta.

Cosas de familia: 'X' es un costumbrista slasher setentero, y por lo tanto no rompe con el género que le da cobijo. Ahora bien, como ya hizo en anteriores ocasiones Ti West le aporta un toque propio a un homenaje genérico. Y no me estoy refiriendo al hecho de que los incautos protagonistas de nuestra historia se reúnan para rodar una película... X, sino a como su instinto festivo adorna y ensalza esta "peliculita de terror".

Porque eso es lo que es 'X', una "peliculita de terror". Y a mucha honra y para nuestro pleno disfrute: Sobre la base de lo obvio y habitual Ti West incluye una serie de "pequeñas diferencias" que hubiera dicho Vincent Vega (y que por supuesto no voy a mencionar). El curso de la historia es más o menos el mismo, pero su resultado evoluciona a una experiencia mucho más (in)sana y efectiva. Mucho más estimulante.

Como estar fuera de casa sintiéndose como en casa.

'X' no es otra estúpida "peliculita de terror", sino una hábil e inteligente reinterpretación de lo que gracias a su complicidad con el espectador acaba siendo una "jodida película de terror". Es un estudiante de cine jugando a rehacer su película favorita con ese toque de humor desvergonzado de la adolescencia. Una obra/broma consciente y desinteresada convertida en una divertida carta de amor para los fans.

Ti West no reinventa la rueda, y es posible que atraiga pocos nuevos suscriptores a un género a menudo menospreciado. 'X' no cambia eso, si bien, sirva como declaración de intenciones, comienza con el logo de A24. Salvando las distancias, viene a ser como la primera 'Scream': Un recordatorio de que el cine no siempre bien llamado de terror (y/o slasher) puede y debe ser una macabra fiesta de la que ser cómplice.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas