Buscador

Twitter Facebook RSS

71ª Berlinale - 'Mr. Bachmann and His Class', el año en que la realidad superó la ficción

Vía Berlinale por 17 de junio de 2021
Imagen destacada

En esta particular edición de la Berlinale, no sólo son noticia el formato virtual o la especial edición de verano para ofrecer los títulos al público en condiciones seguras: En unos tiempos altamente marcados por la pandemia mundial, es como si hubiéramos cobrado una nueva conciencia, más profunda, sobre el mundo que nos rodea, y cómo estamos conectados con los demás.

El cine documental, siempre presente en la muestra alemana, se alzó en esta edición con diversos premios importantes en la categoría de Competición, Encounters y Cortos. Ganador del Oso de Plata del Jurado en la sección Competición, el documental de Maria Speth sobre el profesor Bachmann y su clase de primaria en la escuela de Stadtallendorf, Alemania, es uno de los trabajos más sorprendentes.

Producido entre 2015 y 2021, el documental nos presenta la realidad social y cultural de una ciudad industrial de provincias desde el punto de vista de una clase de niños de 12 a 14 años. Con distintos niveles, intereses y orígenes (de hasta 9 países distintos) estos alumnos son el reflejo de un mundo globalizado, a la vez que ponen de manifiesto las barreras sociales, culturales y lingüísticas que existen ya en esas edades tempranas. Maria Speth documenta de cerca sus vidas en el entorno escolar, donde vemos, escuchamos y aprendemos de sus clases con el profesor Bachmann. Este se involucra de lleno con ellos, procurando crear un ambiente seguro, abierto y sin prejuicios, y hacerles ver que todos son personas válidas, con sus particularidades y puntos fuertes, dejando de lado las notas, los orígenes y la situación presente.

Y es que, más allá de los logros escolares y el camino profesional que se les pueda abrir a esas niñas y niños, lo que está en juego a esa edad es la identidad a nivel individual. A lo largo de las más de 3 horas de metraje, una se pregunta si la escuela puede realmente prevenir la exclusión y la marginalización, tan de relieve se ponen las líneas divisorias entre etnias y rendimientos académicos. Una se pregunta si algún día esas niñas y niños, aunque muchos ya nacidos en Alemania, dejarán de sentirse extranjeros o seguirán llamando patria al país de donde provienen sus padres o donde todavía tienen, algunos, a parte de su familia.

Además de servir como reflejo del mundo globalizado en que vivimos, el documental de Maria Speth es un reflejo de la realidad concreta de su país, Alemania. La historia de la ciudad de Stadtallendorf aparece también esbozada con el pasado de inmigración: El empleo de extranjeros que tuvo lugar durante el régimen Nazi convirtió a la ciudad en el mayor productor de armas y munición de Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Más tarde, durante los años sesenta, fue, como tantas otras ciudades industriales alemanas, el destino de trabajadores del sur de Europa (Italia, Grecia; Turquía más tarde). Los conocidos como "Gastarbeiter" por haber sido invitados a trabajar en el creciente país que requería mano de obra, y que luego decidieron quedarse.

El resultado es un presente con una enorme pluralidad de nacionalidades y religiones, donde el concepto de patria y el sentimiento de pertenecer o sentirse extranjero adquieren connotaciones llenas de matices. Y es en esta realidad donde se pone todavía más de manifiesto la importancia del rol del Sr. Bachmann. Alguien con quien los alumnos pueden hablar, reírse, gritar, cantar... ser ellos, y aprender a respetar a los demás. Ojalá todos los niños tuvieran (ojalá todos hubiéramos tenido) a un profesor así.

por Aina Riu
@aina_rv

Este artículo está escrito en español para El Séptimo Arte, y cualquier traducción o aparición en otro medio de comunicación es ilegal y está llevada a cabo sin el consentimiento de la autora.


Clic aquí para más información


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas