Buscador

Twitter Facebook RSS

Estalla la guerra en la Biennale

Vía El Séptimo Arte por 09 de septiembre de 2009
La actividad cinematográfica de la Mostra no descansa. El festival avanzó ayer entre disparo y disparo. Una vez olvidados los asuntos políticos, Venecia puso su mirada en dos películas que hacen de la guerra su núcleo duro. Eso sí, ambas con un enfoque radicalmente diferente el uno del otro. La primera de ellas es la esperadísima 'The Men Who Stare at Goats'. Basado en el libro de mismo título de Jon Ronson, el primer largometraje de Grant Heslov nos habla de una unidad militar con supuestos poderes paranormales, que es enviada a la guerra de Irak. Con un reparto estelar encabezado por Goerge Clooney (un fijo del festival que un año más se hizo amo señor de la alfombra roja), el filme presentado fuera de concurso consiguió el beneplácito del público, que vio con buenos ojos esta mordaz sátira bélica.

Ya en un tono más serio, y en la sección Oficial, fue presentada 'Lebanon', de Samuel Maoz. Retomando los pasos de su compatriota Ari Folman, el director israelí rememora la guerra del Líbano, en la que su país invadió parte del territorio libanés. Ya no estamos con la animación de ‘Vals con Bashir’ , en esta ocasión la cruda realidad es mostrada desde un enfoque de lo más claustrofóbico: el interior de un tanque del ejército hebreo. En este entorno limitadísimo transcurre la práctica totalidad de un filme que sólo concede vías de salida a través de la mirilla de un arma. Viendo la buena acogida del público, y teniendo en cuenta la poca competencia presentada hasta ahora en la sección Oficial, no sería descabellado pensar que Samuel Maoz podría ser uno de los premiados al final del certamen.

Lejos de las alabanzas, pero siempre rodeado de la atención que merece, hallamos el último proyecto de Antoine Fuqua. 'Brooklyn's Finest' cuenta la historia de tres policías (encarnados por Richard Gere, Ethan Hawke y Don Cheadle) que cruzan sus caminos al final de una jornada intensa por trabajo. Y por “intensa” nos referimos a -como no podía ser de otra manera- a mucho ruido, muchos disparos y violencia... lo que le va al director de la gran ’Training Day’.
< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas