Buscador

Twitter Facebook RSS

'El renacido' - Salvajada audiovisual

Vía El Séptimo Arte por 03 de febrero de 2016

El renacido

Después de ver una película cómo ‘El renacido’ me lo vuelvo a confirmar. Hay mil maneras de contar una historia. Y otras treinta y siete mil maneras de realizarla/plasmarla en pantalla. Y es que ‘El renacido’ parte de una historia mucho más sencilla y especialmente, directa, de lo que uno podría llegar a plantearse en primera instancia. Y es que ésta –un tanto- libre adaptación de la novela de Michael Punke -ésta su vez inspirada en un suceso real- es un relato concebido para reflejar la parte más salvaje de absolutamente todo lo que nos rodea. Desde la misma belleza cómo dureza de la naturaleza, hasta el instinto más bestia hacia la lucha por la supervivencia, pero sobretodo, por ese fiero e indomable deseo de venganza.

Nos encontramos con lo que, según qué manos, podría haber acabado, tranquilamente, convertido en una simple y correcta TV Movie para emitir un domingo después de comer en cualquier canal en abierto con un presupuesto total no superior a medio capítulo de ‘Juego de Tronos’, acaba cayendo, por buena fortuna para nosotros, los espectadores, en las manos de un CINEASTA al que –parece- le aburren los estándares, algo que queda bien reflejado en cuando éste se pone tras las cámaras, capaz de hacer gigante lo que otros tratarían de mediano.

Alejandro Gonzálex Iñarritu, quién el año pasado arrasaba en los Óscar llevándose las estatuillas de ‘Mejor película’ y ‘Mejor director’ con su ‘Birdman’, película que pese a ése éxito, no quedo libre de polémica en cuanto a su calidad total cómo película –así cómo si era, o no, más un berrinche del director que una historia, que si el ego del director era superior a la propia película, y demás etcéteras-, provocando una marcada y palpable división para el público: O la odias, o la amas. Y cuando esto sucede, es porque algo estás haciendo bien. ¿Qué hay peor que dividir la opinión del público? Dejarles indiferentes. Y es precisamente aquí dónde da igual en el lado en el que te encuentres, el virtuosismo de ‘Birdman’ es tan evidente cómo innegable. Atributo de que igual manera goza la cinta que ahora mismo nos ocupa; ‘Renacido’. Sólo que en éste caso, ya no hay peros de ego, ni peros de berrinches, ni pero de quien es más grande que quien. Aquí lo que hay es CINE... en mayúsculas.

Cine, de visionado obligado en pantalla grande. Cine, que busca ir un paso más allá de contar una historia. Cine, convertido en toda una experiencia sin tener que movernos del la butaca. Si en 2013 su compatriota Alfonso Cuarón consiguió hacernos sentir lo más cerca del espacio de lo que estaremos en nuestras vidas –Bueno, seguramente, pero no pongo la mano en el fuego, que a la velocidad a la que evolucionan las cosas, esto nunca se sabe- con ‘Gravity’ ahora Iñarritu nos lleva a 1820 para dejarnos abandonados en medio del más abrupto, frio, y desgarrador de los paisajes, sin in antes venos envueltos en unas duras, crueles y salvajes batallas cómo no las hemos visto hasta ahora. Y es que el nivel de cuidado y tratamiento en absolutamente todos los apartados es sencillamente una bestialidad. La fotografía, potente, hermosa en cada fotograma, la puesta en escena, el tiro y uso de la cámara, el impresionante y excelentísimo uso del sonido –y sobre todo, silencios- de la propia naturaleza y entorno para crear y jugar con la atmosfera y carga dramática y un reparto que se deja la piel –prácticamente, de forma literal- en las interpretaciones dónde sobran las palabras. Una auténtica salvajada audiovisual para nuestros sentidos.

Una obra prácticamente perfecta, y digo práctica por qué no deja de sorprenderme, viendo todos y cada uno de los demás apartados, cómo una cinta tan bien parida, peca de lo que cada vez más parecen pecar las grandes producciones de Hollywood. Y es que grande no tiene por qué significar largo, y éstos 156 minutos ante un tipo de producción en el que somos tan participes de la acción con la que estamos recibiendo tantísima información tanto por los ojos cómo por los odios, puede llegar en algún momento intermedio a fatigar levemente al espectador. Por suerte para todos, tendremos un acto final con el que hacer frente al "dolor" de la duración y no lograr olvídarnos de todas las demás excelencias de las que goza la cinta. Y por si todavía no ha quedado claro: Shut up and take my money!

Por Alex Martín Fernández
@fenometrix


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de el gremlin gafapasta
    el gremlin gafapasta 31 de Mayo de 2016, 02:46:44 am
    Tarantino construye sus películas con planos de otras que adora. A veces no se llama plagio, a veces se llama homenaje.

    Lo que hace Tarantino dista mucho de ser un homenaje, yo diria que más bien es un corta y pega descarado.

    Cuestión de gustos..

    No, no te confundas. No es cuestión de gustos, es más bien saber hacerlo con estilo. Verás, me explico:

    Si a Tarantino le gusta algo de otra película, en lugar de meterlo en su obra como referencia u homenaje, él directamente lo extrapola y lo introduce descaradamente dentro de su propia obra. Suele hacerlo así sin más. De ahí esos pastiches visuales/musicales tan estrafalarios y que han conformado sus películas como auténticos collages (a veces para bien y otras para mal). Por ejemplo, gran parte de la estética e incluso personajes como O-Ren Ishii de Kill Bill vol. 1 están cogidos de Lady Snowblood.

    En cambio directores como Joe Dante hace homenajes o alusiones mucho más "curradas". En Gremlins el personaje de Bill Petzler está dibujando a la sra. Deagle y el célebre Chuck Jones (uno de los grandes animadores de la historia del cine) le dice que el dibujo es muy bueno. Así mismo, hay alusiones a La invasión de los ladrones de cuerpos en casi toda su obra.

    En En Busca del Arca Perdida, aparecen C3PO y R2D2 en un jeroglífico, en Mortadelo y Filemón al introducir un código suenan las 5 notas de comunicación de contactar con los extraterrestres de Encuentros en la Tercera Fase y en E.T. el extraterrestre se ve a un niño disfrazado de Yoda y su tema musical empieza a sonar en la banda sonora de John Williams.

    Todo esto son homenajes a otras películas que suponen un guiño al espectador y que requiere un cierto nivel intelectual para que pueda "pillarlo". Es divertido para el cinéfilo. Pero lo importante es que permite que la narración siga funcionando aunque el espectador no se de cuenta de estos detalles que NO tienen importancia en la trama.

    Tarantino hace todo lo contrario. Su obsesión por copiar le lleva a supeditar toda su obra a la referencia audiovisual.
  • Avatar de Yeezus
    Yeezus 31 de Mayo de 2016, 06:12:31 am
    Pero es que a mi no me chirría tanto como a ti que haga eso, de ahí que mi afirmación no sea errónea. A mi me encanta como expresa en una escena, secuencia o diálogo su gusto y admiración por un director, película o escena concreta dándole el toque y el sello tarantiniano por excelencia para que no sea un copy paste vasto que se vea a la legua. A mi por ejemplo lo de Iñárritu con Tarkovski me parece un homenaje precioso, no me parece plagio.


    Ya está en la persona el ver si lo que hace Tarantino es poner un parche a una cuantiosa carencia de imaginación o si es la muestra de respeto y su homenaje particular a unos pocos cineastas o filmes que le han servido de inspiración en su carrera.
  • Avatar de el gremlin gafapasta
    el gremlin gafapasta 01 de Junio de 2016, 01:07:56 am
    Pero es que a mi no me chirría tanto como a ti que haga eso, de ahí que mi afirmación no sea errónea. A mi me encanta como expresa en una escena, secuencia o diálogo su gusto y admiración por un director, película o escena concreta dándole el toque y el sello tarantiniano por excelencia para que no sea un copy paste vasto que se vea a la legua. A mi por ejemplo lo de Iñárritu con Tarkovski me parece un homenaje precioso, no me parece plagio.


    Ya está en la persona el ver si lo que hace Tarantino es poner un parche a una cuantiosa carencia de imaginación o si es la muestra de respeto y su homenaje particular a unos pocos cineastas o filmes que le han servido de inspiración en su carrera.

    A mi si se hace bien, no me chirria. Considero que Tarantino lo hace bien y mal, depende de la película.

    En cuanto a lo que hace Iñárritu, es una vergüenza porque ni es un homenaje ni aporta nada a la narración. Son secuencias añadidas para deleitarse y algo mal introducidas y por lo tanto, entorpecen en una obra que carece de ritmo. Creo que la película funcionaría mucho mejor sin ellas.
  • Avatar de Yeezus
    Yeezus 02 de Junio de 2016, 04:00:53 am
  • Avatar de Soprano
    Soprano 02 de Junio de 2016, 03:32:45 pm
    La historia del cine está plagada de directores que toman referencias de otros para sus películas, bien sea para homenajearlos, por imitar su estilo o por cualquier otro motivo, de manera sutil o descarada, con mayor o menor acierto... pero al final lo que importa es si nos gusta o no y para mi en este caso concreto Iñárritu ha estado acertado.

Noticias relacionadas