Buscador

Twitter Facebook RSS

'Magic Mike': ¡Quítatelo todo!

Vía El Séptimo Arte por 04 de octubre de 2012

Podría caer en la simplicidad de admitir que en esta película lo principal son los stripers, y voy a caer. Steven Soderberg no es un director que se quede en un solo tema y aquí tampoco lo hace. Por debajo de hombres musculosos y semidesnudos, y mujeres, como diría Almodóvar, “al borde de un ataque de nervios”, subyacen otros temas. Cierto es que no ahonda demasiado y pierde fuelle, pero ahí están.

Mike (Channing Tatum) es un experto striper que un día se fija en un joven muchacho, al que apodan “El Niño” (Alex Pettyfer), para enseñarle todo lo que sabe sobre fiestas, mujeres y dinero. No es de extrañar que el propio Channing Tatum sea el actor principal y productor de la película. Parece ser que retrata los inicios del modelo antes de meterse a actor y no ha debido olvidar ninguno de los pasos. Quizás lo mejor de toda la película sean los números musicales. Se les ve cómodos y pasándolo bien, aunque alguno no vaya acompasado. Dirigidos por el inconfundible Matthew McConaughey quien se anima también a bailar sobre la pista como si no fuera la primera vez que se desnuda ante cientos de mujeres.

Con momentos divertidos, “Magic Mike” se disfruta mientras se ve, aunque a medida que avanza vaya perdiendo interés. Alex Pettyfer, al que algunos conocerán por su papel protagonista en la película “Soy el número cuatro”, comienza a ver lo fácil que es ganar dinero en ese negocio y no se lo pensará dos veces ante la posibilidad de tener más sin mucho esfuerzo. Así es como el guionista Reid Carolin, quien también tiene un papel en la película, acaba llegando al alcohol, las drogas y el sexo. Momento de toda historia que se precie sobre jóvenes y dinero fácil. Es en ese momento cuando Tatum deja de tener interés para ser solo un personaje que transcurre por el film, como todos los demás y quien rescata alguna sonrisa de las carcajadas iniciales es McConaughey. Irónico, pero cierto.

“Magic Mike” sufrirá comparaciones con la exitosa “Full Monty”. De hecho, en USA lleva más de 10 millones de espectadores, como dice su cartel, aunque aquí en España sabemos que eso no es síntoma de que sea buena. Para nada es igual. Y no sólo es que aquella fuera con adultos y esta con jóvenes. No. Es que el peso que podría tener un tema como la madurez, acaba desinflándose. Es que una vez que sales de la película, ni siquiera te paras a pensar que hay más allá de los stripers y no porque no haya otros temas, sino porque Soderberg no ha sabido, quizás, darle la importancia que requieren, o llevarlos a la par que el tema del stripper. Hay reacciones o acciones que ni se entienden y eso es un error.

Hombres y mujeres lo pasarán bien viendo la película, pero no busquéis nada de trasfondo porque lo que parece que tiene, ni siquiera a ellos ha debido importarles.

Nota: 5/10

Por Rocío Campos

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Banacafalata
    Banacafalata 05 de Octubre de 2012, 12:34:59 am
    Es la mejor película de Soderbergh desde Traffic
  • Avatar de a free spirit
    a free spirit 08 de Octubre de 2012, 01:35:01 am
    Es la mejor película de Soderbergh desde Traffic

    ¿Mejor que Indomable?

    No era perfecta,pero si una peli muy,muy disfrutable.
  • Avatar de Banacafalata
    Banacafalata 08 de Octubre de 2012, 01:37:43 am
    Indomable me pareció un coñazo
  • Avatar de Calde_Vila
    Calde_Vila 20 de Octubre de 2012, 12:26:09 am
    Showboy in the night

    Channing Tatum en su adolescencia era un stripper llamado Chan Crawford, información sobre su vida real que parecía ya saberse aunque las pruebas gráficas de ello han salido coincidiendo con el estreno de esta película y es que un poco de promoción viral nunca va mal.

    No todos los días te hacen una película "sobre tu vida" y menos un director de renombre como Steven Soderbergh. Lo anterior está puesto entre comillas porque aparte de aprovechar sus dotes para el oficio y algunos conceptos sobre el trasfondo de ello, el guión se supone que es puramente ficticio. Este director se atreve con todo y aunque tengo varias obras de su irregular pero interesante filmografía por ver, no se puede negar que no se achica ante ningún género. En esta ocasión se adentra en un drama que se entrelaza con toques y escenas cómicas y lo hace con gran acierto.

    Personalmente me encantó su reciente Contagio y me gusto a la altura más o menos de la que nos ocupa, el interesante y diferente acercamiento a las películas de acción que hizo en Indomable (Haywire). Las tres comparten algo que seguramente sea una de las mejores cualidades de la que comento en estas líneas: su ritmo. Y es que desde el inicio de atrapa y te interesa lo que te está contando y como te lo está contando. De hecho, han pasado horas desde que la he visto y aún no tengo claro el por qué me ha gustado pero se que lo ha hecho e intentaré diseccionar sus virtudes y defectos lo mejor posible en los siguientes párrafos.

    Si destacaba su ritmo, mayor si cabe es el realismo que transmite. El reparto lo hace muy bien, no solo el protagonista sino secundarios como Alex PettyferMatthew McConaughey pero la forma de rodar, en ocasiones pseudo documental hace mucho a su favor para que el espectador se crea lo que ve y pase a formar parte de ello. Para los hombres cuyas novias quieren llevarlos al cine a verla, decirles que los números de streptease son constantes y seguramente tengan que aguantar su eufória, pero por otro lado como heterosexual convencido decir que son disfrutables en el sentido de que son todo un espectáculo genialmente coreografíado y que la BSO que les acompaña es notable.

    Pese a todos sus méritos, pese a que se hace muy amena y disfrutable le falta algo para ser una cinta realmente destacable. Y es que se me antoja una mezcla de Showgirls versión masculina y la famosa y aclamada (con razón) Boogie Nights pero que por desgracia se acaba quedando en una versión muy light de esta última. Y es que aunque a que lo que hace lo hace bien, nos cuenta la típica historia del chaval que quiere hacer algo más con su vida y ahorra para un sueño mayor (estoy recuerda a su vez a Bar Coyote entre otras) con como no, el incentivo de una posible relación estable que le empuja más si cabe fuera de ese mundillo donde la perversión y aura de juguetes rotos que te quieren vender arranca tarde y no acaba de ser transmitida. Y es que no hace falta que tenga el metraje de la anteriormente citada cinta de Paul Thomas Anderson pero cuando quiere darle un trasfondo más allá del mero espectáculo ya casi se le está acabando el metraje porque ha usado mucho en night shows. No creo que peque de pretenciosa y creo que el director tiene claro que prefiere espectáculo a mensaje moral pero se echa de menos que no vaya más allá ya que ha iniciado ese camino.

    Poniendo todo en la batidora se nos queda una película que como digo pudo ser mejor, pero es entretenida y disfrutable y más aún para l@s amantes de torsos masculinos bien curtidos aunque la cinta sea mucho más que eso.

    Nota: 6
  • Avatar de kittynegri
    kittynegri 21 de Marzo de 2014, 02:34:31 am
    Yo no soy mi trabajo..

    Y aquí comenzó la sólida carrera que actualmente se ha forjado Matthew McConaughey, memorables las escenas del espejo con esa minicamiseta amarilla y la última salida en solitario al escenario.

    En cuanto a Channing Tatum, después de verlo en 'Step Up' y su secuela 'Street Dance', debería hacer más dramas musicales o dramas que tengan como telón de fondo algo relacionado con la música, porque ha demostrado con creces que es un bailarín excelente.

    Dejando aparte los cuerpos esculturales masculinos que se ven a lo largo de la película, me ha impresionado como el protagonista realiza esas coreografías tan visualmente perfectas y sincronizadas, los movimientos son increíbles propios de un profesional del sector. Lo dicho, este hombre ha nacido para el baile y algo tiene que ver su pasado como bailarín exótico, ya que se nota que se deja la piel en cada escena musical que realiza.. lo vive, lo siente, no sólo es interpretación, es que le motiva, se ve que el baile le apasiona.

    El film está inspirado en la vida del propio actor cuando tenía la edad de 18 años y se dedicaba a esta profesión, la de Stripper. La diferencia es que en la película sueña con ser diseñador de muebles y en la vida real soñaba con ser actor, cosa que finalmente logró.

    La Sinopsis a simple vista parece superficial basándose en un mundo de excesos cómo el sexo y las drogas, donde no hay límites ni control, pero la historia tiene algo de sustancia, un poco de profundidad y una buena dosis de motivación.

    Un 6 y recomendada a todos los públicos, no sólo al sector femenino.

Noticias relacionadas