Buscador

Twitter Facebook RSS

'La unidad Kabul' - Maneras (de sobrevivir)

Vía El Séptimo Arte por 18 de mayo de 2023
Imagen destacada

En mayo de 2020 decía que la primera temporada de 'La unidad' podría ser un buen comienzo. Una primera temporada que en un mundo sobresaturado de ficciones televisivas y tiempo de sobra para ver muchas de ellas no suponía una gran diferencia. Decía, porque a pesar de vestirse de domingo en todo momento para orgullo y gloria de sus responsables, no dejaba de ser una más. Otra más de un pelotón formada por otras tantas buenas series a la sombra de otras que, sencillamente, se hacían notar más y mejor.

Un pelotón del que en marzo de 2022 se escapaba con su segunda temporada, en apariencia, también en esencia y sobre todo en la práctica, sustancialmente mejor que la primera. Una segunda temporada con la que se hacía un hueco en un mundo sobresaturado de ficciones televisivas y tiempo de sobra para ver muchas de ellas, mejorando en todo a una primera a la que además ponía en auténtico valor. Aunque no dejase de ser más o menos lo mismo de siempre: Esto es, en resumen, policías a la caza de malos.

Esta tercera temporada ni es mejor que la segunda ni supone un nuevo salto de calidad, siendo en la práctica algo menos estimulante que aquella, si bien, como indica su título, se atreve cuanto menos a cambiar de contexto y de dinámica, en un claro intento en gran medida exitoso por no repetirse. Si 'La unidad Kabul' puede que no sea más y mejor es, en parte, porque trata de ser diferente planteando con los mismos personajes una situación distinta llegando a ser, a efectos prácticos, incluso una serie distinta.

Una serie que recuerda más a 'Oficina de infiltrados', aunque sin la brillantez de la hegemónica producción francesa. Valiente, por todo lo que a nivel de producción exige para una industria como la española, pero que después del subidón que supuso su segunda temporada rebaja el entusiasmo, que no el respeto. Y al contrario de lo que pudiera suponerse, no es debido a la falta de recursos con los que nos ha malacostumbrado la industria norteamericana en sus incursiones en la zona. Nada que envidiar.

El problema es más de un guión modélico que sin embargo, en su sexto episodio, y a diferencia de lo que ocurría con su segunda temporada, no acaba de recoger los frutos de todo lo sembrado en los cinco anteriores. Su teórico clímax ni es tan contundente ni tan concluyente como debiera, siendo entonces cuando los apenas 40 minutos por episodio se antojan insuficientes para dar nueva vida y dimensión a los clichés con los que inevitablemente colabora de manera tan entretenida como a la postre, superficial.

Algo similar a lo que pasaba en su primera temporada, una notable producción que aunque cumple como notable pasatiempo "no supone una gran diferencia" respecto a otras congéneres. Aun después de una estupenda segunda temporada de cuyas bondades apenas se nutre. De esta manera, 'La unidad Kabul' vendría a ser una tercera entrega (o miniserie) altamente competente, eficaz, digna, respetable y en resumen disfrutable cuyas buenas y nobles maneras sin embargo no son suficientes "para sobresalir".

No al menos en última instancia, a la hora de rematar y redondear una en cualquier caso, exquisita faena.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex



La unidad Kabul

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >