Buscador

Twitter Facebook RSS

'Loot' - De usar y tirar

Vía El Séptimo Arte por 25 de junio de 2022
Imagen destacada

Tenía mucha curiosidad por ver la nueva serie de Alan Yang y Matt Hubbard, los creadores de 'Forever', una de las series más sorprendentes que he visto nunca. Aquella serie, que es muy probable que no conozcan, partía de una premisa poco estimulante bajo una apariencia poco novedosa: Maya Rudolph y Fred Armisen era un matrimonio anclado en una aburridísima rutina que un buen día decidía romper con su monotonía. La realidad es que la serie parecía una cosa, y luego era otra completamente distinta... a casi todo. Una serie en constante mutación.

Pero sobre todo una serie inclasificable de la que es mejor no desvelar nada. No hay otra (o no he visto otra) como 'Forever', lo que por otro lado no quiere decir que fuera del gusto de todos. Pero era, lo más importante, una serie con entidad y personalidad propia. Era... 'Forever'.

En 'Loot' nos encontramos de nuevo con Maya Rudolph, una multimillonaria que ha dedicado toda su vida a ser "la mujer de". Hasta que descubre que su marido le pone los cuernos y rompe con él, no sin una compensación de 87.000 millones de dólares. Y entonces, ¿ahora qué?

Para su sorpresa descubre que tiene una fundación benéfica a través de la que emprenderá un viaje de autodescubrimiento, siendo que "ayudar a los demás podría ser lo que necesitaba para volver a ser ella misma". Blanco y en botella. Episodio tras episodio esperaba a que 'Loot' presentase algún giro que cambiase el compás, como sin ir más lejos ocurría en 'Forever'. Algo que la convirtiera en "inclasificable" en lugar de algo tan "definible". Algo que rompiese una dinámica que, en resumen, mayormente, se limita a explotar y recalcar su sinopsis.

¿Es esto malo? No tiene por qué: 'Loot' Vine a ser lo que parece, una comedia pijoprogre amable y ligera que se desarrolla con simpatía y modosía a lo largo de capítulos episódicos de 25 minutos de duración. Lo que los norteamericanos llaman una "workplace comedy" (ejemplos claros y recurrentes, 'The Office' y 'Parks & Recreation') donde van pasando los días y todos van aprendiendo a ser mejores personas. Con buen humor, mejor talante y una pequeña dosis de drama tratado de manera superficial para que ni se sienta ni se padezca.

¿Es esto necesariamente malo? Lo dicho, no tiene por qué: Se ve con una sonrisa y a veces te ríes. Ahora bien, no es 'Forever'... en el sentido en el que ni sorprende ni supone algún tipo de desafío. En el sentido en el que es una serie acomodada para ver de manera cómoda.

O sea, el tipo de serie que no corre riesgos y que puedes ver mientras planchas o cocinas. O en el Metro de camino al trabajo. El tipo de serie para hacer tiempo de la que si te pierdes algo no te pierdes nada. Agradable y entretenida, pero irrelevante y en resumen, no para toda la vida.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Loot

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas