Buscador

Twitter Facebook RSS

'Misterio en Saint-Tropez' - Clavier clavó un clavel

Vía El Séptimo Arte por 23 de julio de 2021
Imagen destacada

Christian Clavier me cae simpático. Desde que le conocí a principios de los 90 a las órdenes de Jean-Marie Poiré en películas como 'Operación Chuleta de Ternera', 'Los visitantes' o 'Ángeles guardianes', en una primera impresión que sigue contando 30 años después. Y es raro que no disfrute en alguna medida de sus películas, por más que estas rara vez se encuentren entre las buenas. En especial, cuando las veo dobladas al castellano.

Una afirmación "controvertida" pero que al menos en mi caso, desde la experiencia, considero cierta. El humor verbal es algo que por lo general suele funcionar mucho mejor en un idioma que uno domina, dado que requiere de una respuesta instintiva que a los subtítulos les cuesta alcanzar. "La Fripouille" no suena igual que "Delcojón el Bribón". Pero claro, también es verdad que hablamos de un sentido del humor poco... refinado.

Porque hablamos de Christian Clavier. De un sentido del humor de trazo grueso que en el caso de 'Misterio en Saint-Tropez', remite al Blake Edwards de 'La pantera rosa' o 'El guateque'. Todo ello en francés, faltaría más. Porque 'Misterio en Saint-Tropez' es una comedia muy francesa, lo sea o sólo lo parezca y que vuelve a poner de manifiesto lo difícil que es cruzar fronteras con lo que de verdad define a un país: El sentido del humor.

'Misterio en Saint-Tropez' se presta mucho a uno de esos remakes que tanto les gustan a Telecinco Cinema o Atresmedia Cine. O a un doblaje creativo como el de 'Austin Powers'. Ya se sabe, el tema cultural y todo eso... Y que bueno, se trata de una comedia no especialmente lograda y de una película más bien desaprovechada. Por no decir que se trata de una producción muy justita que abusa de un sentido del humor muy poco... refinado.

Una tontería, vaya, que apenas si saca verdadero partido de una premisa que remite falsa y engañosamente al aparente resurgimiento del "whodunnit" abanderado por el éxito de 'Puñales por la espalda'. Que en realidad apenas si saca verdadero partido de sí misma, en una sucesión de sketches poco elaborados y aún menos inspirados disfrazados de una película cuya escasa credibilidad por otro lado, se molestan poco en disimular.

Christian Clavier me cae simpático, pero no es desde luego Peter Sellers, quien solía funcionar con o sin subtítulos. Esa simpatía -quien la tenga- mantiene a 'Misterio en Saint-Tropez' a flote, por llamarlo de alguna manera. Entretenida, y ya. Para pasar el rato. Y si uno se acerca a ella sin ninguna ilusión por la vida, aún se echará alguna risa. Pero como película y como chiste no es ningún misterio que llega muy justita a cualquier parte.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas