Buscador

Twitter Facebook RSS

'Pinocho' - Del Toro Zemeckis

Vía El Séptimo Arte por 25 de noviembre de 2022
Imagen destacada

Robert Zemeckis y Guillermo del Toro son dos cineastas venidos a menos cuyo contrastado talento parece haber quedado comprometido por los efectos especiales y la ornamentación de la que hacen gala en sus películas. El primero lleva cerca de 20 años abusando de los efectos digitales*, mientras que el segundo parece antes un pintor que un narrador. En ambos casos, la sensación es que cuanto más dinero y más medios tienen a su disposición, peor.

Los dos, además, le han metido mano a Pinocho recientemente en sendas películas de animación: Una de verdad y la otra, a pesar de la presencia de Tom Hanks, como si lo fuera. La historia de Pinocho, una historia de sobra conocida que parece que nos han contado mil veces, y que parece que nos volverán a contar otras mil veces. Hasta Roberto Benigni se ha permitido el capricho de hacerlo dos veces, en una haciendo de Pinocho y en la otra de Gepetto.

El principal problema, tanto del 'Pinocho de Guillermo del Toro' como ya puestos del 'Pinocho de Robert Zemeckis', es que en ambos casos se tratan de películas excesivamente acomodadas por parte de dos cineastas demasiado cómodos consigo mismos. Películas acomodadas a partir de una historia que se siente, a base de repetición e insistencia, de por sí acomodada y asentada en la rutina. No son la misma película, pero sí la misma historia (de siempre).

Hay cambios y matices distintos, incluso modificaciones sustanciales y sobre todo una apariencia y tonos diferentes. Pero dejando la lujosa parafernalia a un lado (o los divertidos guiños a otras pelis de Disney), siguen siendo una misma película a la sombra de una nariz. Películas que acaban estando sustentadas por la técnica y no por el corazón, y que parecen compradas con dinero y no con sentimientos. El oficio de ambos es indudable, tanto como su autocomplacencia.

Dejando de lado a un Zemeckis convertido en vocero de Disney, a Del Toro y su genio se les ve tan atascados y estancados como a Tim Burton. Y este 'Pinocho' es una víctima más de esta circunstancia como ya lo fue 'El callejón de las almas perdidas': Un bonito papel de regalo envolviendo un capricho infantil y una distracción vacía. El mito engullendo al cineasta con su beneplácito, en una repetición de una repetición que nos llega como un eco de un eco.

* Con 'El vuelo' y 'El desafío' como notables excepciones a la regla.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Beyond
    Beyond 05 de Diciembre de 2022, 09:15:29 pm
    Pues yo le pongo un 6, la misma nota con la que tengo a la película original. Me parece que, más allá de la nostalgia que pueda generar la película de animación, son productos con una calidad similar (abriendo el paraguas para protegerme de la lluvia de piedras que me caerá al decir esto). Lo que sí puedo decir de esta versión es que es absolutamente innecesaria.
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 06 de Diciembre de 2022, 09:27:07 am
    Lo que sí puedo decir de esta versión es que es absolutamente innecesaria.

    La mayoría de las versiones lo son. Creo que la media sale a un 'Pinocho' por año.

Noticias relacionadas