Buscador

Twitter Facebook RSS

'Saint Maud' - Simpatía por el Señor

Vía El Séptimo Arte por 23 de diciembre de 2020
Imagen destacada

Ver el logo de A24 antes de una película siempre nos predispone a favor de dicha película. Sin excepción, sea cual sea la película. Pocas productoras y/o distribuidoras son capaces de labrarse una gran reputación y consolidarse en tan poco tiempo como la compañía creada por Daniel Katz, David Fenkel y John Hodges en 2012. Hace tan sólo ocho años. Quién lo diría. Quien lo hubiera dicho. Tanto en tan poco tiempo.

'Saint Maud' es la ópera prima de la guionista y directora Rose Glass, y como decía, comienza con el logo de A24. De partida sabemos que será interesante... o que al menos, en el peor de los casos, lo intentará ser. No se trata desde luego de un producto de terror a lo toma el dinero y corre, Dios nos libre. De hecho en realidad no es una película de terror... necesariamente. Puede ser vista como tal, y funciona como tal, pero no es necesariamente "una de terror".

Desde luego quien acuda al cine esperando una suculenta ración de "sobresaltos" que se olvide. 'Saint Maud' es una producción atmosférica que incide, y reincide constantemente en la inmersión del alma atormentada de una joven que ha encontrado a Dios. O al Demonio. Ni está claro ni queda claro. Bendita duda, locura o iluminación. Si los caminos del señor son inescrutables, en los del hombre, o en este caso la mujer no hay mal que por bien no venga. ¿O era al revés?

Es cierto que 'Saint Maud' no inventa la pólvora ni la hace arder como no hubiéramos visto más de un par de segundos, pero Glass muestra tanto aplomo y determinación que es complicado no quedar atrapado en esta espiral psicológica que tiene tanto de satanización como de beatificación. Al fin y al cabo un héroe de guerra puede ser también un villano visto desde el otro bando. Al fin y al cabo el bien y el mal pueden ser la misma cara de una moneda.

'Saint Maud', básicamente, es un conmovedor pero siniestro retrato de un alma atormentada que destaca por su viciado apego a la realidad, lo que refuerza su eficacia a la hora de crear algunas imágenes de malsano poderío. Una película que más que miedo pretende transmitir, y transmite inquietud a través de una retórica religiosa contra la que sin embargo no carga, con o sin saña, ni mucho menos de manera gratuita, oportunista o de cara a la galería.

Somos responsables de nuestros actos, y un cuchillo puede ser usado para cocinar y para matar. 'Saint Maud' es un thriller psicológico cuya fuerza, avalada por el mencionado logo de A24, proviene de su relativa y muy sugerente empaquetada verosimilitud. Del fondo y de la forma, de su desarrollo paulatino pero siempre tensionado. De ese miedo que surge desde nuestro interior: No hacia lo que somos, sino hacia aquello en lo que podríamos convertirnos.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas