Buscador

Twitter Facebook RSS

'The Capture' - Creer para ver

Vía El Séptimo Arte por 02 de enero de 2020
Imagen destacada

'The Capture' es, según la versión oficial, "un thriller de vigilancia en seis partes que analiza un mundo problemático de noticias falsas y las extraordinarias capacidades de los servicios de inteligencia". Su premisa es clara: En la "era de la post-verdad", ¿podemos creer realmente lo que vemos? Aquel "ver para creer" convertido en "ver es engañar", en uno de esos thrillers de suspense de indudable sabor británico donde por supuesto, nada es lo que parece.

No por casualidad la serie está creada, escrita y dirigida por Ben Chanan, director de los ocho episodios de la 2ª temporada de 'The Missing'. No por casualidad, esta no menos trepidante ficción comparte el mismo gusto por los bruscos cambios de dinámica de las ficciones elaboradas por los hermanos Harry y Jack Williams, sin duda uno de sus grandes referentes. Como por poder ser, también lo podrían ser el 'Bodyguard' o el 'Line of Duty' de Jed Mercurio.

De fondo ese cine conspiranoico de los años 70 convenientemente trasladado a la nueva realidad del mundo occidental, con el 'Capricornio Uno' de Peter Hyams a la cabeza. Una nueva realidad revestida del debido sensacionalismo distante del que suelen hacer gala los británicos, siempre tan dispuestos a guardar las apariencias, si bien no tan descabellado como su sobrio envoltorio televisivo racionalizado podría sugerir en un momento dado.

Al fin y al cabo lo vemos todos los días, ante nuestros propios ojos. Lo sentimos, lo intuimos, lo sospechamos. El mundo no es, necesariamente, como se nos muestra que es. Lo que se nos muestra no es más que una versión, de ese u otro mundo. A menudo oportunamente manipulada, por afición, interés o accidente y por supuesto, percibida siempre de una manera u otra en base a nuestras simpatías, filias o intereses (remunerados o no).

'The Capture' es un sumamente entretenido thriller televisivo que, bajo su apariencia de comida rápida para el prime time británico, ofrece de fondo una reflexión tan estimulante como terrorífica: La facilidad con la que el dueño de determinada información puede jugar con ella en virtud a unos intereses en particular. Lo sentimos, lo intuimos, lo sospechamos. Incluso participamos de ello, más no por eso resulta menos demoledor cuando nos atizan con ello.

No es por supuesto lo que más presente está en la narrativa de 'The Capture', en la práctica y en esencia un evento televisivo que siempre puede ser reducido a la mínima expresión del entretenimiento. Pero ahí está, como en los buenos thrillers latiendo por debajo con fuerza e intensidad. Dotándole de una base sólida, como tan sólida es la puesta en escena de esta producción tan solvente como es habitual en la televisión británica.

Una producción envuelta en un cierto halo de turbia e incómoda ambigüedad, con personajes moral y éticamente complejos que va a más con cada nuevo capítulo, y que dentro de su evidente construcción en torno a bruscos giros de guión, o a pesar de ello, mantiene en todo momento una credibilidad sustentada en la lógica y el sentido común de una narración tan bien pensada como ejecutada que queda al final atada, y bien atada.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex



The Capture

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas