Buscador

Twitter Facebook RSS

Las 5 mejores películas del Festival de Cine Europeo de Sevilla

Vía SEFF por 16 de noviembre de 2020
Imagen destacada

La 17ª edición del Festival de Cine de Europeo de Sevilla ya es historia. No solo porque haya acabado de facto, sino porque será recordada como una de las pocas muestras que apostó por el formato físico en los tiránicos tiempos del coronavirus. Una vez más, todo el reconocimiento a la organización del festival y a su equipo de voluntarios, coordinadores y profesionales que se fusionaron en una misma unidad de trabajo para asegurar el desarrollo de cada minuto del SEFF dentro de los márgenes legales y por supuesto para controlar que se respetase todo el protocolo sanitario a seguir.

Después de la lectura del palmarés del sábado y de las últimas proyecciones de algunas películas premiadas en el Teatro Lope de Vega durante el día de ayer, para sobrellevar la resaca y que no haya melancolía instantánea al pensar en que no habrá SEFF hasta el año que viene, qué mejor que enumerar las 5 mejores películas que pasaron por el festival y que o no rascaron algún galardón o simplemente recibieron un premio algo más invisible en comparación con los importantes. Este es el Top 5 estructurado de peor a mejor de este Festival de Cine Europeo de Sevilla:


5. 'My Little Sister' (Suiza), de Stéphanie Chuat y Véronique Reymond.

Una revisión contemporánea del clásico cuento infantil ‘Hansel y Gretel’ de los Hermanos Grimm que esquiva con astucia la tentación melodramática que su propuesta lleva inherente gracias, en muchísima parte, a la actuación extraordinaria de Nina Hoss (que le ha valido una nominación a los EFA). Fiel y conmovedor retrato del amor de hermanos y contundente mirada a las derivaciones sociales que tiende a causar una enfermedad.


4. 'Fanny Lye Deliver'd' (Reino Unido), de Thomas Clay.

Atrevida película de ambiciosas intenciones sobre una familia puritana de una granja británica en el siglo XVII. Rodada en 35 milímetros, la cinta altera los códigos del western y usa un lenguaje cinematográfico rompedor para presionar al espectador con una atmósfera de tensión y violencia bestial. Una película impecable de la que Quentin Tarantino y Michael Haneke estarían muy orgullosos si la viesen.


3. 'Wildfire' (Reino Unido), de Cathy Brady.

Estupenda ópera prima donde el conflicto sociopolítico de la frontera de Irlanda y una desgarradora historia familiar entre dos hermanas se vertebran en un relato de miedos, anhelos de felicidad y prejuicios. Brady expone a través de los personajes la necesidad de unión entre el pueblo irlandés, algo inviable sin las dos actuaciones protagonistas, la estoica Nora-Jane Noone y la volcánica Nika McGuigan, tristemente fallecida después del rodaje.


2. 'Quo Vadis, Aida?' (Bosnia y Herzegovina), de Jasmila Zbanic.

La enviada por Bosnia para pelear por el Oscar a Mejor Película Extranjera cuenta la historia de una traductora de la ONU que busca a su familia entre los huidos de una zona de conflicto durante la Guerra de los Balcanes. Un viaje en el tiempo a la descorazonadora Matanza de Srebrenica, sin tapujos ni complejos, a lomos de una impresionante Jasna Đuričić. Una película que podría perfectamente ser ‘La Lista de Schindler’ europea, cine del que espanta y duele.


1. 'Druk' (Dinamarca), de Thomas Vinteberg.

Dinamarca sigue jugando la Champions y Vinterberg sigue siendo el Real Madrid. Maravillosa película que dialoga con el alcoholismo sin ninguna suspicacia y que señala a la enseñanza como prioridad absoluta de la sociedad. Como ya hiciese en 'La caza', Vinterberg vuelve a confiar en Mads Mikkelsen para que canalice la historia, y este deslumbra con una interpretación excelsa y redonda. Un filme inolvidable con un final absolutamente apoteósico.

That's what I say.

Por Jesús Sánchez Aguilar
@JesAg_


Click aquí para más información


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas