Buscador

Twitter Facebook RSS

'ETA, el final del silencio', una serie de no ficción de Jon Sistiaga (y Alfonso Cortés-Cavanillas)

Vía Movistar+, #0 por 27 de octubre de 2019

Imagen destacada

El 7 de junio de 1968, ETA asesinaba al Guardia Civil José Pardines. El 3 de mayo de 2018, un comunicado de la banda terrorista anunciaba la disolución de todas sus estructuras. En medio, 50 años de terror, miedo, dolor, treguas, negociaciones y 826 muertes que han marcado la historia de España.

'ETA, el final del silencio' es una serie original de no ficción de siete episodios dirigida por Jon Sistiaga en la que se hace un homenaje a todas las víctimas del terrorismo, contando su historia de manera individual y colectiva, con sus testimonios y su mirada sobre un conflicto que les causó tanto dolor y daños irreparables.

El asesinato a sangre fría de Juan María Jaúregui, el de Fermín Monasterio, el primer civil asesinado por ETA, o los de los políticos Isaías Carrasco y Gregorio Ordóñez, son algunos de los atentados que Jon Sistiaga repasa y somete al análisis, al diálogo y al recuerdo. Miguel Ángel Blanco, los empresarios extorsionados o las terceras generaciones también tendrán capítulo propio.

Cada episodio contará con la participación y testimonios de víctimas y personalidades claves en la lucha contra ETA, como Meixabel Lasa, María Jaúregui, Jesús Eguiguren, Xabier Iraola, Ignacio Latierro, Margarita Robles, Juan Mª Atutxa, Miguel Lazpiur, Jesús Mari Korta, Jaime Mayor Oreja o José Antonio Ardanza, pero también de ex militantes de ETA arrepentidos como Ibon Etxezarreta o Mikel Azurmendi.

La emisión arranca este jueves 31 de octubre con 'Zubiak', de 90 minutos de duración y que el pasado mes de septiembre participó en la sección Made in Spain del 67 Festival de Cine de San Sebastián.

'ETA, el final del silencio' es una serie original de no ficción producida por Movistar+ en colaboración con La Caña Brothers, también responsable de otros programas originales del operador español como 'Tabú', 'Otros mundos' o 'Cuando ya no esté'. Estreno el jueves 31 de octubre a las 22:00h, en #0 de Movistar+. Cada semana un nuevo episodio también disponible bajo demanda.



EPISODIO 1: ZUBIAK (Dirigido por Jon Sistiaga y Alfonso Cortés-Cavanillas)

El 29 de julio del año 2000, la banda terrorista ETA asesinaba en Tolosa a Juan Mari Jáuregui, ex Gobernador Civil de Guipúzcoa. Diecinueve años después, Meixabel Lasa, viuda de Juan Mari, invita a comer a Ibon Etxezarreta, uno de los etarras que participó en el atentado de su marido y por el que cumple 43 años de condena. 'Zubiak', que significa 'Puentes' en euskera, habla de puentes rotos y de puentes tendidos. Además del encuentro entre Meixabel Lasa e Ibon Etxezarreta, otros protagonistas como María Jaúregui, Jesús Eguiguren, Xabier Iraola, Ignacio Latierro o Margarita Robles aportan su testimonio en este documental que simboliza los casi 50 años de terror, miedo, treguas, negociaciones y 826 muertes que han marcado la historia más reciente de nuestro país.


EPISODIO 2. EXTORSIONADOS

La extorsión fue una de las fuentes de financiación de ETA durante cinco décadas, junto a los secuestros y los atracos. El 80% de sus finanzas provenían del cobro de estas extorsiones conocidas como "impuesto revolucionario". La banda terrorista nunca dejó de acosar a miles de empresarios, comerciantes, abogados, cocineros, médicos y un largo etcétera: Si pagabas, entrabas en el juego de financiar el terrorismo; si no lo hacías, te convertías junto a tu familia en objetivo de la banda mafiosa. ETA no detuvo este sistema ni siquiera durante las "treguas" que anunciaron. Algunos pagaron este "impuesto" con su propia vida.

La extorsión de ETA deja unas cifras terribles: Más de 40 empresarios y directivos asesinados, unos 100.000 extorsionados y más de 20 secuestros. Una investigación del Centro de Ética Aplicada de la Universidad de Deusto explica cómo este método permitió que ETA tuviera presupuestos anuales de millones de euros en los años 70 y 80, y de unos dos millones en los años 2000. Los extorsionados son las víctimas silenciadas, las grandes desconocidas. El programa cuenta con los testimonios de Juan Mari Atutxa, ex Consejero de Interior Gobierno Vasco, de Miguel Lazpiur, empresario extorsionado que siempre se negó a pagar, o de Jesús Mari Korta, empresario que decidió pagar tras ver morir a dos buenos amigos a manos de ETA.


EPISODIO 3. MIGUEL ÁNGEL

La mitad de los universitarios vascos no saben quién fue Miguel Ángel Blanco. ¿Es esa desmemoria buena o mala? ¿Desconocer nuestro pasado reciente es un síntoma de sanación, de buena salud social, o significa que se ha pasado página sin siquiera haber leído el relato? Las 48 horas que pasaron entre el secuestro y el asesinato de Miguel Ángel Blanco es uno de esos momentos en la historia de España que todos los que lo vivieron son capaces de recordar con claridad. ¿Dónde estábamos en aquellos días? ¿Cómo lo vivimos? Las Manos Blancas es un símbolo que nos acompañará siempre y que volveremos a utilizar contra cualquier tipo de barbaría terrorista.

Este capítulo reconstruye aquellos dos días de conmoción, dos días que cambiaron este país, que nos hicieron más solidarios, que nos hicieron ver que dentro de una tragedia surgía un poderoso grito de "Basta ya". Dos días que mostraron el hartazgo de una sociedad de gentes buenas y cansadas de tanta violencia inútil, pero sobre todo, 48 horas que enseñaron a ETA que sus días se acababan. La banda terrorista inició un declive agonizante donde los coletazos en forma de muertes y atentados eran ya un síntoma de debilidad y no de fortaleza.

El entonces Ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, miembros de las Juventudes del PP de 1997, como Borja Semper o Iñaki Oyarzábal, periodistas que vivieron de cerda esas 48 horas, como Juan Pedro Valentín, o Imanol Rodríguez, uno de los ertzaintzas que se quitó el pasamontañas y se fundió en una abrazo con los ciudadanos que protestaban ante ellos, aportan sus testimonios a uno de los episodios más emotivos de 'ETA, el final del silencio'.


EPISODIO 4. ORÍGENES

Desde sus primeros pasos, ETA cometió actos bárbaros y errores logísticos que fueron vistos, tanto por la opinión pública como por el pueblo vasco, como acciones que debilitaban a la banda en lugar de reforzar su intransigencia. "Orígenes" repasa estas puertas que atravesó ETA a lo largo de su historia y que fue disminuyendo la cohesión de la banda hasta su disolución. Y al mismo tiempo, es un homenaje a aquellos hombres y mujeres que consiguieron acabar el mayor desafío que tuvo este país durante 40 años.

En este episodio analizamos algunos de los primeros grandes errores de la banda, desde el primer asesinato del guardia civil José Pardines en 1968 (también relatado en 'La línea invisible') hasta su primera víctima civil, Fermín Monasterio (1969), pasando por el asesinato de algunos militantes de ETA que disentían de la líneas más duras, como Pertur (1976), o el primer atentado que realizaron en democracia: El del empresario y político Javier Ybarra (1977).


EPISODIO 5. AÑOS DE PLOMO

Los episodios quinto y sexto fijan su mirada en la lucha antiterrorista contra ETA durante los cincuenta años de su existencia. Durante los primeros veinte, puede decirse que las fuerzas y cuerpos de seguridad simplemente intentaban comprender el entramado etarra y se enfrentaban a sus bárbaros atentados y secuestros de uno en uno. ¿Cómo consiguieron entonces colapsar a la banda?

En "Años de plomo" entenderemos cómo Policía y Guardia Civil llevaron a cabo las tres operaciones policiales más importantes: Bidart, Sokoa y Santuario. Y por su parte, ETA cometió grandes errores estratégicos que ayudaron a encaminarles a su desaparición, entre ellos la kale borroka y la mala adaptación del mundo analógico al digital. Un capítulo en el que la socialización del sufrimiento nos ayudará a comprender lo sucedido durante los últimos años de la banda terrorista. En este episodio contamos con testimonios como el de José Moisés Pérez Cornejo, jefe superior de Policía, Valentín Díaz Blanco, coronel de la Guardia Civil, o Luis Calabor, fotógrafo que retrató muchos de los atentados de ETA en Euskadi.


EPISODIO 6. EPÍLOGO

ETA fue derrotada policialmente. ETA no decidió dejar las armas y disolverse cuando la propia banda quiso. Lo hizo porque la Policía y la Guardia Civil la habían convertido en una organización zombi. Como dice uno de los comisarios de la lucha antiterrorista al que entrevistaremos en este capítulo, "ETA había dejado de ser una organización, para convertirse en una banda". Las sucesivas caídas de dirigentes, cada vez más cortas en el tiempo, la profusión de infiltrados y confidentes que la habían horadado por dentro, aceleraron su final.

Víctimas del atentado del Hipercor de Barcelona como José Vargas y Rosa María Peláez, familiares de víctimas del GAL como Pili, hermana de José Ignacio Zabala, Jesús Eguiguren, profesor universitario, jurista y político, o María San Gil, política, amiga y testigo del asesinato del diputado del Parlamento Vasco por el PP Gregorio Ordóñez, pondrán voz al largo pero firme camino que supuso el fin de la banda terrorista.


EPISODIO 7. TERCERAS GENERACIONES

Este episodio cuenta el relato del terrorismo en nuestro país desde el punto de vista de las víctimas más jóvenes, de las generaciones a las que la barbarie terrorista convirtió en afectados indirectos y a las que hizo pagar un alto precio por una situación y en nombre de un conflicto que, a la edad a la que les cambió trágicamente la vida, probablemente ni siquiera alcanzaban a comprender. Hijos de asesinados por ETA, hijos de víctimas del GAL e incluso hijos de militantes de la banda aportan su mirada, cuentan sus historias y hablan de su condición de víctimas, da alguna manera u otra, del conflicto armado.

Sin tabúes, hablando entre ellos y poniendo a prueba la solidez de los puentes que los años han ido tendiendo en el País Vasco. El programa cuenta con los testimonios de Álex Moreno, hermano mellizo de Fabio Moreno, víctima mortal de ETA a los 5 años; Sandra Carrasco, hija de Isaías Carrasco, el último político asesinado por ETA; Josu Elespe, hijo de Froilan Elespe, primer concejal socialista asesinado por la banda; o Maider García, hija de Juan Carlos García Goena, víctima de los GAL.


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 12 de Diciembre de 2019, 12:32:42 pm
    Según me "chivaron" ayer, la serie lo está petando muy mucho. Ha desbordado completamente las expectativas de Movistar+ y se ha convertido en uno de los grandes fenómenos de su plataforma.
  • Avatar de Calde_Vila
    Calde_Vila 03 de Enero de 2020, 01:31:44 pm
    Visto el primero, 'Puentes', bastante mejor de lo esperado. Pensé que sería Jon Sistiaga hablando todo el rato con diferentes personas, y no, no ha sido así. La primera mitad viene a ser un documental clásico, con multitud de personas hablando a cámara mezclado con imágenes de archivo, mientras que la segunda mitad, la más interesante, es básicamente un cara a cara amistoso entre una víctima y un verdugo. Hablando como dos personas adultas.

    Ni rastro de Sistiaga.  :poss

    Es agradable comprobar no ya que dos "enemigos" puedan hablar, sino como se ejemplariza que muchos conflictos surgen porque uno no se pone o no se quiere poner en la piel del otro, y viceversa.

    Me recuerda a una vez que vi hablar, en persona, a dos ancianos sobre una batalla de la Guerra Civil en la que habían participado en bandos distintos. Ninguno había combatido por convicción, sino por obligación y hablaban, desde la distancia, como si hubiera sido un partido de fútbol. Fue bastante revelador.

    Visto por aquí, me ha encantado. Todo el relato en general es interesante, pero el encuentro/comida final te remueve por dentro. En época de blancos y negros, de darnos de hostias casi por todo, ver como pueden sentarse y hablar un condenado por asesinato arrepentido y la mujer de uno de los asesinados te hace tener fe en el ser humano. Y más aún cuando no es que sea un encuentro propiciado por el documental sino que ya hace años que se ven periódicamente gracias a un programa que lo hace posible. Me gusta la actitud de él y me maravilla la actitud y generosidad de ella.
  • Avatar de Calde_Vila
    Calde_Vila 04 de Enero de 2020, 12:38:19 pm
    Me he visto hasta el 5º (que por cierto al final se llamó 'Años de plomo' y no 'Epílogo 1') y la estoy "disfrutando" muchísimo. Por ahora me quedo con 2 puntos clave:

    1. Lo importante que es que cosas como estas se estudien y se recuerden. No en clave de rencor como venden los políticos y defienden pasar página para que las heridas sanen antes, cosa que es contraproducente. Pero es bastante clarificador que generaciones como la mía del 80 y recordemos cosas pero difusas en la memoria y que otras más recientes no sepan casi que era ETA ni qué pasó con Miguel Ángel Blanco. El episodio dedicado a él es estar con los pelos como escarpias todo el rato.

    2. Que hay que darle mucho las gracias a las víctimas de ETA. Gracias a su generosidad y capacidad de perdón y que no se entrara en un bucle de venganza, no hemos vivido y crecido con una 2ª Guerra Civil.

    De los episodios que aún no he comentado, más allá de lo dicho del de Miguel Ángel Blanco, el de los extorsionados, las "víctimas olvidadas" me trae recuerdos a mi niñez y pre-adolescencia, que veraneaba en zona de playa de venían muchas familias vascas y hacíamos amistad y demás y recuerdo que como curioso y bocachancla que he sido siempre, siendo gente pudiente y en algunos casos empresarios, preguntaba por el tema y era un tabú extremo y había un silencio máximo, aparte de más allá de esa anécdota, la sensación en mi zona (Comunidad Valenciana) de "aquello nos toca lejos, que se maten entre ellos".

    Y luego recuerdo siendo más adolescente tirando casi a adulto, moviéndome en ambientes de punk y rock y demás, la simpatía ignorante que había hacia ETA, porque como "el estado es opresor, anarkia cerveza fría y tal, ETA son casi héroes, menos cuando matan a inocentes pero bueno, es por unas convicciones al menos bla bla bla".

    Todo pura patraña, eran unos asesinos hijos de puta sin paliativos. Es muy interesante conocer (dado que nadie nos lo ha enseñado ni en escuela ni institutos) que en su nacimiento, ETA la formaron gente inquieta, intelectual, revolucionaria contra la dictadora y que poco a poco a esa gente se la fue apartando, a algunos incluso los asesinaron y cada vez la banda fue más radical y se llenó las manos de más sangre. Incluso que la "excusa" de luchar por principios o por el pueblo vasco se perdió del todo en los 80 porque en lo de Hipercor, coches bomba, paquetes bomba que mataban a niños, ya había gente radical de otros lugares que todo el tema vasco se la sudaba y era hacer daño sin más.

    Pero volviendo al inicio, me quedo con la generosidad de las víctimas, con la reinserción y recapacitación de algunos ex miembros y viendo ahora la situación de Cataluña, viendo twitter cualquier día de la semana en la que nos damos de palos por cualquier gilipollez o la situación mundial actual, no sé yo si esa capacidad de generosidad y perdón se daría hoy en día. En poco más de 24 horas hemos visto como podemos estar a las puertas de una 3ª Guerra Mundial, como hay gente que pide boicot a Teruel, otros a Galicia, como hay una investidura de gobierno que se eterniza y siguen intentando bombardear por todos lados y como en general, cada uno por sus intereses de bando y partidistas en vez de buscar el consenso y paz, intensifican los conflictos. Repito: no veo la generosidad y capacidad de perdón y ganas de paz que sí hubo (aunque primero hubo mucha sangre, claro) en esos días.
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 04 de Enero de 2020, 09:42:32 pm
    Pero volviendo al inicio, me quedo con la generosidad de las víctimas, con la reinserción y recapacitación de algunos ex miembros y viendo ahora la situación de Cataluña, viendo twitter cualquier día de la semana en la que nos damos de palos por cualquier gilipollez o la situación mundial actual, no sé yo si esa capacidad de generosidad y perdón se daría hoy en día.
    Spoiler (Click para ver)

    Un buen momento para acordarse del final de 'Watchmen'. De la novela gráfica y la película.

    Si lo de Miguel Ángel Blanco unió a toda la sociedad fue porque la sociedad no olvidó sus diferencias, sino sus propios intereses. Todo se redujo a una mera cuestión de sentido común. Lo que hay ahora es simple y mero egoísmo, partidismo e interés remunerado. No hay más que ver que la política se reduce a "que vienen los rojos" o "a que vienen los nazis".

    El hecho de que se llegasen a repetir unas elecciones habla bien a las claras de lo que cabe esperar de la política en este país. No sólo no se les cayó la cara de la vergüenza, sino que además se volvieron a presentar los mismos. Como si tal cosa, cuando deberían de haber dimitido todos los candidatos que fueron partícipes de ello.

    Sinceramente, espero que Sánchez no sea Presidente y tengan los santos cojones de anunciar unas terceras elecciones. Si ya no se monta la de Dios... igual una III Guerra Mundial no viene mal del todo.
  • Avatar de Calde_Vila
    Calde_Vila 05 de Enero de 2020, 05:56:28 pm
    Ayer me vi los que me faltaban y siguen en la gran línea que los demás. Muy interesante el que logra sentar en una misma mesa a dos víctimas de ETA con padres asesinados, a una víctima de GAL que le mataron al padre y a un chaval hijo de etarra que murió recientemente en prisión y que desde que nació solo lo conoció yendo 1 vez al mes a visitarlo a Badajoz. Como era de preveer, el resto se ha centrado en preguntarle a él, alguna vez semi acorralándolo pero manteniendo el buen tono en todo momento. El momento más tenso es cuando él ha admitido ir a algunos de los homenajes de bienvenida que les hacen a presos de ETA cuando salen.

    Y también interesante el que repasa la época final de ETA, con testimonios de jefes de fuerzas del estado y como fueron luchando contra ellos e introduciendo topos, además de analizar el error terrible que fue crear GAL. Aunque al final, si algo queda claro (sin desmerecer el trabajo de la policía) es que ETA se destruyó desde dentro, por cagadas y rencillas propias. Quizá he echado de menos saber más pormenores de la banda y su adiós por parte de propios etarras, pero como bien mencionan en el documental, eso algún día se sabrá y hablarán. Y quizá he echado de menos que se hable del cambio de lucha armada a lucha democrática y que se profundizara más en los partidos políticos que hay hoy en día con base o pasado etarra. Pero bueno, el documental entiendo y me gusta que sin censurarse nada ni tener pelos en la lengua, sí quiere transmitir un mensaje conciliador y hubiera sido contraproducente señalar o incidir en algunas cosas.

Noticias relacionadas