Buscador

Twitter Facebook RSS

'Misión Imposible: Nación secreta' - En su momento, a su momento y durante su momento

Vía El Séptimo Arte por 07 de agosto de 2015

Misión Imposible: Nación secreta

Llegados a una edad y perdido el estatus de ojito derecho de la humanidad que alguna vez llegaron a creer tener, muchos actores y cineastas recurren a títulos añejos de los que seguir viviendo de esto del cine como un asalariado privilegiado. Toda estrella más o menos avispada se cuida de tener al menos una franquicia de la que echar mano. En gran parte este fue, junto a lo pegadiza que resulta su melodía -sea cual sea la versión-, el motivo por el que Tom Cruise se involucro en aquel lejano 1996 en lo que sería la primera entrega de esta saga, si bien como ya dejó patente el 'Protocolo fantasma' o el año pasado 'Al filo del mañana', para el intérprete de Ethan Hunt no se trata de un buen día para sobrevivir a cualquier precio a lo Bruce Willis. Ni de casualidad.

Tengo un compañero que no conoce a Tom Cruise, ni sabe de la existencia de 'Top Gun'. Efectivamente, es muy joven, pero igualmente duele, como duele que desde su irreverencia tache de "cine raro" a películas de los 80 como 'Quién engaño a Roger Rabbit'. Cagüen San Pedro. En fin, que tras aquella "flojera" que le dio en el sofá de Oprah parecía que su carrera iba camino del "guest star", cual vieja gloria desbancada por la nueva perla de la cantera a lo Harrison Ford. El estreno en 2006 de 'Misión: Imposible III' fue visto como una (muy) relativa decepción, y a continuación, el fracaso nada relativo de 'Leones por corderos' puso su cabeza al servicio de quiénes gustan de vender la piel antes de cazar... al oso.

Como a Cristiano Ronaldo, veremos a ver cuanto le aguanta el físico, pero casi 10 años después enterrar tanto a Cruise como a Hunt hubiera sido un grave error comparable al haber enterrado a Vin Diesel y Dominic Toretto tras la 2ª entrega de 'Fast & Furious'. Diesel fue hábil, no menos hábil ha sido siempre Cruise, junto a Will Smith el mejor y más sonriente promotor que ha tenido el cine moderno. Aunque lo parezcan ni la estrella ni el personaje son inmortales, pero sí muy cuidadosos y obstinados a la hora de involucrarse en una misión: una vez que aceptan, se entregan con auténtica devoción para dar lo mejor de sí mismos. Siempre, y los que les conocemos lo sabemos. Por eso ambos forman tan buena pareja.

Bajo la regla de una película/un director, en esta ocasión le ha tocado a Christopher McQuarrie, hombre de confianza del actor desde aquella famosa "flojera" y que ya le dirigió en la solidísima 'Jack Reacher', una especie de beta de esta, por supuesto, mucho más trepidante quinta entrega de M:I. Ambos filmes comparten reminiscencias del cine de los 70, en este caso para recuperar ese halo conspiratorio típico de la época de la Guerra Fría, del auténtico cine "de espías" ya presente en la serie original o el filme dirigido por De Palma en 1996, el cual se había perdido por el camino (de la modernidad) y que incluye guiños directos a películas tan señaladas como 'Los tres días del Cóndor' o 'La conversación'.

Este es uno de los grandes aciertos de la saga, mirar hacia atrás para saber cómo ir hacia delante, al mismo tiempo que seguir siendo virtualmente similar pero a ser a la vez algo virtualmente distinto. Siempre oscilando en torno a la figura omnipresente de Cruise, por quién casi parece que no empiezan a pasar los años, la saga no busca tanto superar el más, más y más a lo "Fast & Furious" como ampliar su radio de acción: cada película parte de las mismas consignas y objetivos, pero el camino planteado es lo suficientemente distinto como para hacer de cada una de ellas, con sus más y sus menos, cinco títulos independientes y plenamente reconocibles pero a la vez consecuentes con y entre ellos.

Aunque Cruise coja el avión de aquellas maneras tan publicitadas -momento que por cierto es el prólogo-, 'Misión Imposible: Nación secreta' no se trata de un "aún más difícil todavía": si, tenemos la consabida escena de infiltración "imposible" esta vez bajo el agua, si bien su paradigma no se basa en explotar cuatro coches en lugar de dos. Siempre con los pies en el suelo para resultar potencialmente creíble, con sobriedad y elegancia, claridad visual, mesura y sin caer en aburridos excesos CGI -siendo precisamente estos destellos "lo peor" al resultar evidentes-, esta quinta entrega ofrece ni más ni menos que todos los beneficios de un buen thriller de suspense revestido de un eficiente blockbuster veraniego.

Buena película, mejor blockbuster, y genial pasatiempo. Hunt y su equipo, con el siempre simpático Simon Pegg y la gran revelación de Rebecca Ferguson a la cabeza, ofrecen un espectáculo que funciona a casi todos los niveles posibles como para llegar a casi todo el mundo, y además en las dosis correctas. Empezar, y prácticamente acabar; entre medias dos horas alrededor del mundo que fluyen con naturalidad, sentido, estilo y fundamento. Dejando al margen la segunda entrega, 'Nación secreta' ratifica que la experiencia es un grado haciendo de este último eslabón de la cadena la sublimación del in crescendo iniciado por Abrams en la, ahora más que nunca, reivindicable tercera entrega.

No, no se trata de ese "buen día para morir" que le hizo Bruce Willis a la sombra de John McClane. Ni de recuperar un título añejo para volver a ocupar de nuevo las portadas: Tom Cruise demuestra que no tiene ni un pelo de tonto, y que si ha llegado ha donde ha llegado ha sido pensando en el público. Y así es 'Misión Imposible: Nación secreta', una no tan sorprendente y vibrante oda de la capacidad de la industria cinematográfica para con el espectador, y que como Tom Cruise funciona llendo "de sobrada"... pero en el buen sentido, y sobre todo con inteligencia y sin excesos midiendo el punto exacto en dónde cada elemento, sea humor, acción, suspense o drama, encaja en su momento, a su momento y durante su momento.

Saldrán tatareando. Y ese tatareo les durará días. (Lo) Acepten o no. ¿Se acuerdan del Triple Dental...?


Nota: 8.0

Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de jescri
    jescri 08 de Diciembre de 2015, 12:20:35 pm
    Una vez más, espectacular. Una película en la que no podemos discriminar absolutamente nada, pues cumple notablemente en todas las facetas: dirección, interpretaciones, su héroe, sus villanos y por supuesto sus increíbles escenas de acción (la del agua es de lo mejor de los últimos años). Por  todas estas cosas y muchas más 'Misión Imposible: Nación secreta' es pura diversión y Ethan Hunt es, a día de hoy, el mejor agente secreto que demos ver en el cine. Su éxito reside también en su equipo, con acompañantes como Benji (Simon Pegg), un personaje que crece a cada entrega y que parece no tener límites.

    No es de extrañar que McQuarrie vaya a repetir en la sexta entrega, pues es un director con los pies en el suelo. No fuerza nada (ni siquiera el romance entre protagonistas), simplemente otorga la frescura necesaria y deja que la historia fluya. De Cruise para qué hablar, todo lo bueno que se pueda decir de él es poco.

    Misión repetible. Nota: 8.
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 08 de Diciembre de 2015, 03:45:38 pm
    No es de extrañar que McQuarrie vaya a repetir en la sexta entrega, pues es un director con los pies en el suelo.

    Aunque siguiendo con la dinámica de la saga, yo preferiría que fuera otro quién la hiciera.
  • Avatar de Calde_Vila
    Calde_Vila 26 de Diciembre de 2015, 07:59:56 pm
    Te ofrece exactamente lo que promete. No engaña y más siendo la 5ª. Quizá eso haga que para lo bueno y para lo malo sea "lo mismo de siempre". Los mismos clichés, los mismos giros, mismo planteamiento y mismo desenlace. Cada vez es más difícil sorprender y creo recordar mejor a la anterior. Eso si, entretiene de mil maravillas y su mezcla de acción y toques de comedia sigue funcionando como siempre. Quizá para ser una película más destacable le pediría más, pero por lo demás cumple de sobra.

    Nota: 6'2
  • Avatar de Michael Myers
    Michael Myers 07 de Febrero de 2018, 06:13:08 pm
    Película que no decepciona en lo que se espera, hay acción y hay drama. Lo peor es que se vuelve a veces demasiado laberíntica sobre sí misma con tantas vueltas del guión y el villano es uno de esos 'villanos de escritorio' que realmente se les olvida al poco después de terminar la cinta, mucho pico y poca pala por mucho que diga la película de que es un cabronazo.

    5.5
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 30 de Octubre de 2018, 09:22:44 am

Noticias relacionadas