Buscador

Twitter Facebook RSS

'Bill y Ted salvan el universo' - Mejor eso que morirse

Vía El Séptimo Arte por 07 de mayo de 2021
Imagen destacada

Bill y Ted regresan para cumplir por fin con el destino que se les prometió hace 30 años: Salvar el universo.

Como si no hubieran pasado los años aunque a decir verdad, hayan pasado para todos por igual. Más, no a todos les han sentado igual que a 'Bill y Ted salvan el universo', una secuela que aunque tardía para nada desentona vista en sesión continúa con 'Las alucinantes aventuras de Bill y Ted' y 'El alucinante viaje de Bill y Ted'. Posiblemente sea lo mejor que podamos decir de cualquier secuela tardía que a pesar del tiempo, el mundo o la humanidad es capaz de reavivar la llama de un legado al que honra sin avergonzar, como es el caso.

También, que logre hacerse valer por sí misma y ya que estamos, justificar su existencia al margen de la nostalgia, la necesidad de cobrar un buen cheque o el placer de volver a sentirse importante. Al igual que sus predecesoras, 'Bill y Ted salvan el universo' es una producción buenrollera y bienintencionada cuya meta en la vida se reduce a hacer que el mundo sea un lugar que suene mejor durante 90 minutos, tenga o no mucho sentido. "La verosimilitud está sobrevalorada", que decía Ángel Sanagustín en 'Ventajas de viajar en tren'.

De nuevo, un sinsentido desacomplejado, agradable y bufonesco ante el que es complicado no sentir simpatía si el tiempo también ha pasado en igual medida para nosotros, personas y espectadores. Mejor eso que sacarse los ojos y morirse. Si la dos era algo mejor que la uno, la tres es algo mejor que la dos una vez asumido que a lo mejor es todo relativo. Sea lo que fuere, bienvenido sea de nuevo este surrealismo absurdo que reivindica con tanta humildad, modestia y desvergüenza que al fin y al cabo, todos formamos una gran familia.

'Bill y Ted salvan el universo' es un dignísimo y poco vergonzoso "revival", muy en consonancia con aquello a lo que remite siendo este, evidentemente, un factor a tener muy presente: Si es lo que es, al menos en parte, lo es por lo que fue y ha sido desde aquel entonces hasta ahora. Un simpático regreso "al pasado" al que en proporción a nuestro pasado, es posible, tal vez probable, apetecerá corresponder en alguna o ninguna medida con una sonrisa que ni la Muerte en persona pueda borrar de la cara, ya sea un día de estos u otro cualquiera.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas