Buscador

Twitter Facebook RSS

'Bliss' - La desesperación del artista

Vía El Séptimo Arte por 09 de febrero de 2020
Imagen destacada

Los artistas, dícese de aquellos que siempre buscan crear algo nuevo. Algo que le de más crédito (en cualquier sentido de la palabra) y relevancia en el panorama. La inspiración, como muchos artistas han dicho en numerosas ocasiones, está en cualquier sitio. No es algo que puedas practicar, es algo que de repente aparece. Pero... ¿Y qué pasa si no aparece? ¿Qué pasa si lo que aparece es un bloqueo creativo?

El estrés cobra protagonismo. Los nervios cada vez están más a flor de piel. La búsqueda de una salida creativa predomina ante cualquier otra cosa. La desesperación entra en escena. Hemos visto a muchos artistas llegar a limites inimaginables. Van Gogh con su oreja; el grupo de Black Metal, Mayhem, y su portada para 'Dawn of the Black Hearts'; Stanley Kubrick en varias de sus películas llegó a métodos enfermizos para alcanzar la perfección. Y estos solo son algunos ejemplos. En el cine también hemos visto en muchas ocasiones personajes llegando a esos límites, como en 'Cisne negro', 'Mother!' o 'Suspiria', por poner algunos ejemplos. Pero desde luego, nunca se ha visto como en 'Bliss'.

La película del joven director Joe Begos es algo especial. A los cinco minutos, sabes que no estás viendo otra película más. Que no es para todo el mundo. La forma en la que está estructurada hace imposible que sea viable para el público general. Su fantástica fotografía que simula el tono que tenía el cine fantástico en los 70, el uso de la luz y los colores para transmitir ideas al espectador, una personalidad arrolladora en su dirección...

No cabe duda de que Begos pretendía llamar la atención de todos con su cuarta película y que a pesar del poco apoyo que ha tenido en nuestro país por parte de los cines, es de las que se engrandecen en una sala, junto con la oscuridad e intimidad de esta. La experiencia sensorial de 'Bliss', si consigue engancharte, te va a alucinar. Ahora, si no consigues adentrarte en las entrañas de esta historia, muy probablemente vas a odiarla.

La trama de 'Bliss' podría escribirse en una servilleta de papel. No es este su punto fuerte, es su hilo conductor, que sirve como excusa para que Begos de rienda suelta a su creatividad. Destaca, especialmente, la gran cantidad de recursos visuales que emplea. Siempre justificados, para mostrarnos todo desde el punto de vista de Dezzy (fantástica Dora Madison, todo un descubrimiento). El descenso a los infiernos se siente como si lo viviera uno mismo. Gracias a un montaje caótico y confuso, te metes en la piel de la protagonista. La incertidumbre y la experiencia epiléptica están garantizadas.

Por si esto fuera poco, se une un componente vampírico que hace a la película sangrienta, perversa y muy sexual. La atmosfera está muy conseguida, con la misteriosa noche de Los Ángeles y una alucinante banda sonora (llena de heavy metal) aportando muchísimo. Todo esto se ve concentrado en unos últimos 20 minutos que son de infarto, y que ya solo por ellos vale la pena pagar la entrada.

Por otra parte, creo que a Begos aún le queda mucho para llegar a los niveles de Gaspar Noé o Darren Aronofsky. Provocadores por excelencia que no solo basan sus películas en darle importancia a lo audiovisual, sino que además nos cuentan historias interesantes con las que es fácil empatizar. Mentiría si digo que he empatizado con Dezzy y su obra maestra. Si, quería seguir viendo más del talento de Begos, pero la historia nunca me llegó a importar. Cuando todo gira entorno a un "algo", debes hacer que eso importe, y creo que Begos se lo deja por el camino. Entrega todo a su apartado audiovisual, y eso puede ser un problema si no consigue engancharte del todo.

La previsibilidad en gran parte de la trama tampoco ayuda a que te impacte. En todo momento sabes que el único personaje es Dezzy, el resto son meros peones que están ahí para que la protagonista pueda hacer ciertas cosas. Aún con esto, tengo que destacar el gran trabajo que hay detrás de cada una de las muertes. El gore, es increíble. El trabajo que hay detrás de los efectos prácticos de la película es enorme. En aspectos como este es en los que se nota que han hecho la película con mucho amor.

'Bliss' me parece un trabajo muy interesante y disfrutable, a pesar de sus defectos. La recomendaría sin dudarlo a aquellos que busquen algo distinto en la cartelera (y en sus vidas). A Begos hay que seguirlo con lupa, de eso que no quepa duda.


Nota: 6,0

Por Marc Sacristán García
@TheLebowskiMan

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas