Buscador

Twitter Facebook RSS

'Borat, película film secuela' - Wawawiwa

Vía El Séptimo Arte por 23 de octubre de 2020
Imagen destacada

Admito que cuando se estrenó el primer 'Borat' en 2006 no tenía idea de quien era Sacha Baron Cohen. Me pillo tanto por sorpresa como tanta es la gracia que me hizo, como parece ser que le pasó a medio mundo. Quizá, también, como igualmente puede que le pasara a medio mundo, porque no me lo cruce por el camino, porque en aquel entonces, probablemente, me las hubiera comido dobladas...

Pero en realidad 'Borat' no fue el principio, sino 'Da Ali G. Show', serie que contó con un total de tres temporadas que en España conocimos a través de 'Ali G anda suelto', película doblada por Gomaespuma que FA me recuerda que a mí no me hizo mucha gracia. Ignorante de mí, no relacionaba al personaje de Ali G con el de Borat como en 2009 ya no tuve ningún problema en relacionar a Brüno con ambos...

En fin, que han pasado ya muchos años, demasiados como para que no sepamos quién es Sacha Baron Cohen y con qué tipo de humor coquetea... tanto a él como a cualquiera de sus alter ego y familiares, ya sean reales o imaginados. Especialmente, cuando aún tenemos muy fresco el recuerdo de '¿Quién es América?', la miniserie de Showtime que tanto dio de qué hablar cuando se estrenó en verano de 2018.

La idea como cabe suponer y esperar es la misma, ya fuera en 2006, en 2018 o ahora en 2020 con 'Borat, película film secuela': Más... de lo mismo. Tan a menudo divertido como igualmente irregular y sobre todo, agotador por puro acoso. De fondo siempre la misma duda (incluso cuando son famosos haciendo el ridículo): Donde acaba la realidad y empieza la ficción. ¿Hasta qué punto lo que vemos llega a ser... verdad?

Al fin y al cabo, lo que vemos es un "montaje" de algo que la mayor parte se ha rodado con una cámara visiblemente presente. A saber... todo lo que ha rodeado a la producción, así como lo que oportunamente ha sido "manipulado". Pero bueno, es lo de menos: Lo importante para nosotros como espectadores de buena fe, mejor voluntad y una mente aún más abierta, es que el resultado acabe mereciendo la pena.

Igual fuera que en 2006 fuera una novedad a la que ahora ya vemos venir, igual fuera que en 2018 fuera servidor en raciones de 30 minutos sin ninguna implicación narrativa, pero esta 'Borat, película film secuela' no termina de cuajar... aún a pesar de su fantástico giro final digno de M. Night Shyamalan. Empieza fuerte como tan fuerte pierde fuelle, haciendo que sus 90 minutos se acaben haciendo... largos.

Muy largos. Y también bastante pesados. No deja de ser... más. Más de lo mismo una y otra vez, riéndose por lo general (o al menos intentándolo) de la misma América. Que además el filme acabe con un "Ahora vote, o será usted ejecutado" tampoco ayuda a alejar la idea de que la película más que una película es un oportunista alegato político con un claro mensaje a pocos días de las elecciones norteamericanas.

Este es un país libre, cada cual que haga lo que quiera. Y esta secuela de 'Borat' viene a ser, o aparenta ser un capricho para nada desinteresado de Sacha Baron Cohen. Se disfruta medianamente, y me atrevería a decir que, a efectos prácticos, comparte los mismos aciertos y defectos del filme de 2006 pero ya sin el factor sorpresa de su lado. Así, como sobre todo, lo dicho, su provocación tal vez demasiado tergiversada.

Lo cierto es que '¿Quién es América?' funcionaba mucho mejor, al ser un formato por entregas, con más alternativas y sin la necesidad de un argumento que acoja a lo que si fuera una de acción serían solo las escenas de hostias. 'Borat, película film secuela' funciona a la medida que puede funcionar, aunque no tanto como la película o el chiste que aparenta ser pero que en realidad no es... sin dejar de (pretender) ser ambos.

Conocemos a Cohen, o deberíamos, no vaya a ser que un mal día como otro cualquiera nos pille en un renuncio. A partir de ahí decidir si 'Borat, película film secuela' es buena o mala es algo un tanto... complicado. Supongo que ira un poco en la paciencia, sensibilidad e identidad política de cada uno. Se deja ver, a ratos con agrado. Y ese giro final anima a ser buenos con ella. Mejor de lo que tal vez ella es con nosotros.



Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 28 de Octubre de 2020, 12:37:58 am
  • Avatar de John Matrix
    John Matrix 28 de Octubre de 2020, 08:36:34 pm
    Un remedo triste y condenadamente funcional de la anterior: si entonces la idea era cargar con América (contra toda ella) ahora lo que nos ocupa es cargar solo contra los conservadores. Funciona de forma intermitente siempre y cuando uno asuma y recuerde el trazo grueso del material, sin más pretensión que el propio caos y sin preocuparse de la coherencia interna de la narración. Aunque irónicamente lo que más le pasa factura es eludir parte del ímpetu experimental de la original en favor de una línea argumental mucho más concreta (no por ello menos inesperada).

    Y lejos de pretender dar la imagen equivocada (juro solemnemente que votaría contra Trump si tuviera la oportunidad) me sorprende que en FA no le hayan endosado todavía el topic de "propaganda", hacía bastante tiempo que no veía una película tan abiertamente militante. Esta crítica que enlazo queda justo al final de la fila de su sección https://www.lanacion.com.ar/espectaculos/series-de-tv/streaming-borat-no-corre-riesgos-hora-burlarse-nid2486956

    Curiosamente, es lo más sensato y neutral que he leído sobre ella.

Noticias relacionadas