Buscador

Twitter Facebook RSS

'Cantando en las azoteas' - El yo y la circunstancia

Vía El Séptimo Arte por 02 de julio de 2022
Imagen destacada

El protagonista de este documental ficcionado es Gilda Love, el último transformista del barrio chino de Barcelona que se ve obligado a hacerse cargo durante unos días de una niña pequeña. Dejando de lado sinopsis oficiales que cuentan de más o cualquier otra posible consideración, 'Cantando en las azoteas' gira en torno a esta (bonita) relación: La de alguien con toda su vida por detrás con alguien con toda la vida por delante.

Esto es lo relevante. Todo lo demás define los márgenes de la historia pero llegado el caso, podría estar de más sin que nadie lo echase de menos. Precisamente, la grandeza de una obra audiovisual como esta está en trascender de la circunstancia que la matiza y le aporta su personalidad para llegar a ese yo universal que pueda ser de cualquiera. En cualquier circunstancia, y sea quien sea ese "yo" que esté observando.

Partiendo de este punto, ¿cómo resistirse a una relación tan cercana y cotidiana mostrada de manera igualmente tan cercana y cotidiana? 'Cantando en las azoteas' es una de esas obras en apariencia "transparentes" donde la cámara actúa como un ente invisible y privilegiado. Una obra tal vez encauzada por un guión pero que surge de la autenticidad de un protagonista, en este caso Gilda Love, cuya personalidad traza el rumbo a seguir.

De esta manera 'Cantando en las azoteas' se convierte en un humilde testamento que da fe de una persona, de paso que nos sirve como una historia sencilla y terrenal cuyos 70 minutos de metraje se nos hacen cortos. Demasiado cortos, rompiendo demasiado pronto la familiaridad desarrollada de manera tan imperceptible como para que su aparente irrelevancia alcance a tener una imprevista significancia para nuestro yo y su circunstancia.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas