Buscador

Twitter Facebook RSS

'Dr. Brain' - Cuestión de tiempo

Vía El Séptimo Arte por 03 de noviembre de 2021
Imagen destacada

Se dice mucho, pero a veces es cierto: 'Dr. Brain' es como una película de dos horas desleída en una serie de unas seis horas, que no una película troceada en seis partes (como se suele pensar cuando se lee o se oye decir, no al menos en este caso). Lo que pueda perder en intensidad lo puede ganar en temple, y en este caso, siendo como se trata de un thriller, además, lo que pueda perder en inmediatez lo puede ganar en causalidad.

Kim Jee-woon da el salto a la televisión con 'Dr. Brain', miniserie que realza tanto sus virtudes como sus carencias como cineasta, en un ejercicio de mimetización del que se distingue a cuentagotas en pequeñas dosis puntuales. Arranques de genio y/o furia que ponen el contrapunto a una producción de buen ver que o bien se toma el debido tiempo para desarrollarse, o bien se toma las debidas molestias para llenar su tiempo.

Aprovechar o no el tiempo, esa es la cuestión. 'Dr. Brain' podría haber sido una película, más intensa y probablemente mucho más entretenida; también podría haber sido mucho más simple y a la postre, más gratuita y efectista. O más relativamente... cuestionable a su manera: La de la enrevesada gramática fantástica coreana para dar forma a intrincados rompecabezas que bordean, con porte caballeroso, los límites de lo verosímil.

Al igual que por ejemplo 'Better Call Saul', esta (mini)serie no pisa el acelerador si no hay necesidad, ni abusa de ello como para convertirlo en necesidad. Su atractivo, envuelto en una exquisita caligrafía, está en un trote ceremonioso que avanza sin precipitarse por donde tal vez esperamos pero, lo más importante, sin hacernos sentir que la estamos esperando, dilatando un paso del tiempo que se mastica más que se ingiere.

'Dr. Brain' no deja de ser una película que dura el doble de lo que duraría de haber sido una película, siempre y por descontado, genuinamente coreana. Así, se esparce por una narrativa fragmentada para explicarse quizá no mejor, pero sí más claro. De esta manera se desenvuelve de manera más paciente y reposada, dejando que la sombra de sus viscerales escenas de acción no sea tan alargada como en ocasiones más apremiantes.

O tal vez sea al revés, al haber mucho más calma y sosiego a su alrededor. Esta incitante disyuntiva nos acompaña durante las seis horas de ambivalencia de 'Dr. Brain', distinguido y pulcro thriller de suspense fantástico marcado por el temple pausado como melodía que explota poco pero en cualquier momento. O un dignísimo ejemplo de televisión de aparente y necesaria calidad que se presenta puntual y aseada a su cita de cada semana.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Dr. Brain

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas