Buscador

Twitter Facebook RSS

'It' - Beep-Beep Richie

Vía El Séptimo Arte por 13 de septiembre de 2017
Imagen destacada

Hay dos tipos de espectador para esta 'It' de 2017: los nuevos y los que vivieron el lanzamiento de la novela y la mini serie de TV. Yo me ubico en el primer grupo, pero mi historia con esta nueva adaptación es larga. Todo empieza cuando se anunció que la nueva adaptación de uno de los libros más icónicos de Stephen King iba a estar dirigida por Cary Fukunaga, el creador de ‘True Detective’. No podía sonar más interesante, y a medida que salían las noticias, el interés no hacía más que aumentar. La producción de este film no parecía un camino de rosas, algo que quedó demostrado cuando Fukunaga abandonó el proyecto por diferencias creativas con Warner Bros. Aún con esta gran perdida, Warner aprovechó el guion y la expectación (y supongo que el dinero que llevaban ya invertido) que estaba creando el proyecto y decidió seguir para adelante sin el director de Oakland. Sin él, perdía casi todo el interés el proyecto, pero aún quedaba la esperanza de que escogieran a alguien tan interesante como él. Cuando salió la noticia de que el director del largometraje iba a ser Andrés Muschietti me desentendí totalmente. ‘Mamá’ no es una cinta memorable precisamente, y se venía una cinta de terror de segunda más con el argentino a la cabeza, o al menos eso pensaba hasta que salió la primera imagen de Bill Skarsgård como Pennywise.

El gran diseño del payaso y lo diferente que era respecto a la inmortal encarnación de Tim Curry como tal, me llamó la atención. Pero fue con el primer tráiler con el que lograron que volviese a mí esa expectación que tenía. Se veía aterrador, muy atmosférico, visualmente atractivo y con un reparto que pintaba más que bien. Entonces empezó la fiebre 'It' para un servidor. Vi hace un par de meses la miniserie de los 90, siendo una total decepción demasiado soporífera e intrascendente de la que solo se salvaba Tim Curry y un par de buenas escenas. La historia me llamó tanto la atención que, a pesar del duro golpe que fue desmitificar la película de Tommy Lee Wallace, tuve que comprarme la novela. El primer libro de Stephen King que caía en mis manos, el más ambicioso del autor. Era una apuesta arriesgada pero las dudas tardaron muy poco en desaparecer. El brillante y aterrador inicio de la novela me enganchó, y habiendo leído más de tres cuartos del total, puedo decir que es un gran libro que va más allá del género de terror, mucho más allá. Por lo tanto, durante todo este viaje, me ha dado tiempo de empaparme de la mitología de 'It' y el fin de semana del estreno me disponía a ver (con muchas ganas) la película que nos ocupa. Tenía una dura misión: funcionar como adaptación, satisfacer a los nostálgicos de los 90 y sobre todo funcionar como ente independiente. Andrés Muschietti ha conseguido todo eso.

Independientemente de tener que ver algo con la calidad de la película, 'It' es una adaptación genial de la parte "dulce" de la novela. Hay cambios, pero no molestan: añaden. Cambios como el físico de Richie Totzier o Beverly Marsh no importan en absoluto cuando ves a los personajes actuar tal y como te los han descrito en el libro. ¿Qué Richie no es pelirrojo? No importa, eso no hace que deje de ser él, con esas voces y comentarios graciosos en momentos inoportunos. ¿Qué Beverly no tiene esa melena que tan bellamente describe Stephen King en varias ocasiones? Da lo mismo, la Beverly de la película no puede ser más Bev. Es lo mejor de la película como adaptación, y es que sin ser exactamente lo mismo y haciendo varios cambios, se siente como una gran adaptación. Puede que no sea fiel al 100%, pero eso es bueno. Sorprende tanto a los que se han leído el libro como a los que no. Ningún añadido llama la atención negativamente y los posibles olvidos puede que no sean tal. Puede que se reserven cosas (que nos han hecho esbozar una sonrisa de oreja a oreja a los lectores de la novela) para el capítulo 2. Es imposible haber leído el libro y no disfrutar de este club de los perdedores, o del terrorífico Pennywise.

Pero ojo, mis anteriores palabras no hacen que la película sea mejor o peor. Por poner un ejemplo, 'Mortal Kombat' es una de las mejores adaptaciones que se han hecho de un videojuego a la gran pantalla. La más fiel. Mucho más que esos webisodes que salieron hace unos años. Pero –con cariño- es mala a rabiar. Una buena adaptación no sirve para hacer una buena película, por eso quiero dejar muy claro que una cosa es independiente de la otra por muy meritorio y admirado por los fans del original que sea lo primero. Como fan que soy, no puedo evitar destacar que la he disfrutado mucho, más de lo que alguien que no se ha leído el libro posiblemente. 'It' cumple esa extraña regla de ser fiel al material original y, además ser una buena cinta. Porque estamos ante una cinta de terror que hará que nos olvidemos de la miniserie que tan mal ha envejecido, y conseguirá que estemos pegados a la butaca en tensión en todo momento. Su atípica -dentro del género- duración de más de dos horas es acertadísima y muy bien medida. No hay bajón alguno en todo el metraje y cuando te quieres dar cuenta el film ya se ha acabado. Esto, que era lo mínimo que le podíamos pedir a una cinta de este calibre, es solo uno de los muchos puntos a favor.

Empecemos con el inicio del film, conocido por todos. El mejor momento de la novela se ve plasmado en la gran pantalla con el mismo impacto que tienen sus parágrafos al ser leídos por primera vez. Es toda una declaración de intenciones, la carta de presentación. La dirección y la fotografía asombra a partes iguales, igual que su banda sonora, muy inmersiva. El niño, Georgie, consigue que empaticemos con él en menos de 10 minutos. La primera aparición de Pennywise es aterradora y tan espectacular como pintaba en los tráilers, Bill Skarsgård se luce ("POP POP POP") y le planta cara a Tim Curry. Este inicio es un calco del inicio de la mini serie de TV, pero es lo único que cogerá prestado de aquella. No es un remake encubierto para nostálgicos, como 'Jurassic World'. Es una nueva adaptación de la novela, y se ve como tal. Totalmente diferente, lo cual hace que el espectador se sorprenda. A partir de este momento, la historia y el ritmo no hará otra cosa que crecer, como si se tratase de una atracción de mansiones encantadas. Funciona a la perfección como película de terror, si bien es cierto que tiene momentos de terror psicológicos muy trabajados y otros en los que suben los decibelios, pero funcionan de todas formas. Como tren de la bruja la compro totalmente.

Lo más destacable es que, como película, también funciona. No se trata solo de la típica película de terror con unos cuantos sustos que no ahonda demasiado en sus personajes. El grupo de niños protagonistas es el mejor desde 'Stand By Me', siendo lo más importante de la película. Van más allá de ser carismáticos: te los crees, te crees sus dramas y te interesa su destino. En parte gracias a unos adultos totalmente repugnantes que te hacen empatizar con el grupo aún más, o al escalofriante pueblo de Derry y la impotencia del espectador al ver que nadie hace nada a pesar de las desapariciones que están habiendo. Pero la forma de presentarlos uno a uno, la manera en la que construyen su personalidad y el nacimiento de la relación entre ellos, es muy destacable. Aquí está la diferencia entre 'It' y cualquier película de terror convencional que se os ocurra, y es que la película va sobre sus personajes y no sobre un misterio en particular. Si, claro, el misterio que envuelve a ESO es lo que mueve todo, pero no es lo principal. El terror y las vivencias y abusos de esos niños es lo que destaca por encima de todo, algo que han sabido pasar muy bien del libro al cine.

Otro punto que la ensalza es el trabajo de Andrés Muschietti detrás de las cámaras y de Chung-Hoon Chung en la fotografía. Visualmente es una película que te deja prendado. Hay planos que son de cuadro, también muy terroríficos. El uso de Pennywise no podía ser mejor, y su diseño tampoco. Esos ojos amarillos se te quedan clavados. Cada aparición, acongoja, uno se siente como los niños. Las escenas están muy bien rodadas, con estilo. Hay escenas para el recuerdo, como en la que se escucha la frase que se ve en el título de la crítica o cualquiera de las que tienen lugar en la casa de Neibolt Street. La banda sonora pone la guinda del pastel y acaba de cerrar una ambientación absolutamente atrapante y desagradable. La sensación general es que todo lo que envuelve Derry es desagradable y gris. Hay lugar (sorprendentemente) para emocionar al espectador, para tocarle la fibra sensible. Como ya he dicho antes, el grupo de niños está muy trabajado y a día de hoy no hay película que tenga más ganas de ver que ese "Chapter 2" gracias a eso. Tiene sus fallos, claro, y es que a veces sufre de un desarrollo demasiado atropellado. Esta es de esas películas que le hubiese venido genial durar 3 horas en vez de 2 horas y poco. Y hay sustos que son screamers puros y duros. Lo peor sin duda es que a día de hoy ya no sorprende como hubiese sorprendido en su día de haberse adaptado así. Con 'Stranger Things' en cartel, lo tenía difícil para sorprender. Pero son detalles que no empañan el conjunto. Un conjunto muy sólido que cuenta con grandes personajes, un reparto excelente, un guion por encima de la media del género y un apartado audiovisual que es de lo mejor que se ha visto en el cine de terror reciente.

Sin ninguna duda, es una película que ha cumplido con las expectativas. A día de hoy ya se puede considerar una de las mejores películas que han salido de ese subgénero "Basado en una novela de Stephen King". Está ahí, con las más grandes y no entre las "Meh.", que abundan. Se ha hecho justicia al libro y de paso se ha hecho justicia con Andrés Muschietti, el cual no tenía culpa del descalabro que fue 'Mamá'. En 2019, seguiremos flotando. Gracias pibe.

Por Marc Sacristán García
@TheLebowskiMan


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de darth
    darth 11 de Septiembre de 2017, 11:57:58 am
    IT, y el payaso bailó, y la danza me gusto, me gusto que se ambiantara en los 80, me gusto la complicidad de los chavales y lo bien que lo hacen, pero como decis no deja de ser unos Goonies o Super 8 con mas sustos
    6/10
  • Avatar de cicely
    cicely 11 de Septiembre de 2017, 07:02:46 pm
    Pues a mi no me parece ni Los Goonies, ni Super 8, ni Cuenta conmigo o cualquier otra película que esté con un montón de amigos, porque si no, todas las que tengan a un grupo de chavales serán como las que he dicho. Lo único que les veo en común son que están protagonizadas por un grupo de niños, el resto va cada uno a su bola.
  • Avatar de Sacri94
    Sacri94 14 de Septiembre de 2017, 01:17:50 pm
    Beep Beep, Richie

    Hay dos tipos de espectador para esta 'It' de 2017: los nuevos y los que vivieron el lanzamiento de la novela y la mini serie de TV. Yo me ubico en el primer grupo, pero mi historia con esta nueva adaptación es larga. Todo empieza cuando se anunció que la nueva adaptación de uno de los libros más icónicos de Stephen King iba a estar dirigida por Cary Fukunaga, el creador de ‘True Detective’. No podía sonar más interesante, y a medida que salían las noticias, el interés no hacía más que aumentar. La producción de este film no parecía un camino de rosas, algo que quedó demostrado cuando Fukunaga abandonó el proyecto por diferencias creativas con Warner Bros. Aún con esta gran perdida, Warner aprovechó el guion y la expectación (y supongo que el dinero que llevaban ya invertido) que estaba creando el proyecto y decidió seguir para adelante sin el director de Oakland. Sin él, perdía casi todo el interés el proyecto, pero aún quedaba la esperanza de que escogieran a alguien tan interesante como él. Cuando salió la noticia de que el director del largometraje iba a ser Andrés Muschietti me desentendí totalmente. ‘Mamá’ no es una cinta memorable precisamente, y se venía una cinta de terror de segunda más con el argentino a la cabeza, o al menos eso pensaba hasta que salió la primera imagen de Bill Skarsgård como Pennywise.

    El gran diseño del payaso y lo diferente que era respecto a la inmortal encarnación de Tim Curry como tal, me llamó la atención. Pero fue con el primer tráiler con el que lograron que volviese a mí esa expectación que tenía. Se veía aterrador, muy atmosférico, visualmente atractivo y con un reparto que pintaba más que bien. Entonces empezó la fiebre 'It' para un servidor. Vi hace un par de meses la miniserie de los 90, siendo una total decepción demasiado soporífera e intrascendente de la que solo se salvaba Tim Curry y un par de buenas escenas. La historia me llamó tanto la atención que, a pesar del duro golpe que fue desmitificar la película de Tommy Lee Wallace, tuve que comprarme la novela. El primer libro de Stephen King que caía en mis manos, el más ambicioso del autor. Era una apuesta arriesgada pero las dudas tardaron muy poco en desaparecer. El brillante y aterrador inicio de la novela me enganchó, y habiendo leído más de tres cuartos del total, puedo decir que es un gran libro que va más allá del género de terror, mucho más allá. Por lo tanto, durante todo este viaje, me ha dado tiempo de empaparme de la mitología de 'It' y el fin de semana del estreno me disponía a ver (con muchas ganas) la película que nos ocupa. Tenía una dura misión: funcionar como adaptación, satisfacer a los nostálgicos de los 90 y sobre todo funcionar como ente independiente. Andrés Muschietti ha conseguido todo eso.

    Independientemente de tener que ver algo con la calidad de la película, 'It' es una adaptación genial de la parte "dulce" de la novela. Hay cambios, pero no molestan: añaden. Cambios como el físico de Richie Totzier o Beverly Marsh no importan en absoluto cuando ves a los personajes actuar tal y como te los han descrito en el libro. ¿Qué Richie no es pelirrojo? No importa, eso no hace que deje de ser él, con esas voces y comentarios graciosos en momentos inoportunos. ¿Qué Beverly no tiene esa melena que tan bellamente describe Stephen King en varias ocasiones? Da lo mismo, la Beverly de la película no puede ser más Bev. Es lo mejor de la película como adaptación, y es que sin ser exactamente lo mismo y haciendo varios cambios, se siente como una gran adaptación. Puede que no sea fiel al 100%, pero eso es bueno. Sorprende tanto a los que se han leído el libro como a los que no. Ningún añadido llama la atención negativamente y los posibles olvidos puede que no sean tal. Puede que se reserven cosas (que nos han hecho esbozar una sonrisa de oreja a oreja a los lectores de la novela) para el capítulo 2. Es imposible haber leído el libro y no disfrutar de este club de los perdedores, o del terrorífico Pennywise.

    Pero ojo, mis anteriores palabras no hacen que la película sea mejor o peor. Por poner un ejemplo, 'Mortal Kombat' es una de las mejores adaptaciones que se han hecho de un videojuego a la gran pantalla. La más fiel. Mucho más que esos webisodes que salieron hace unos años. Pero –con cariño- es mala a rabiar. Una buena adaptación no sirve para hacer una buena película, por eso quiero dejar muy claro que una cosa es independiente de la otra por muy meritorio y admirado por los fans del original que sea lo primero. Como fan que soy, no puedo evitar destacar que la he disfrutado mucho, más de lo que alguien que no se ha leído el libro posiblemente. 'It' cumple esa extraña regla de ser fiel al material original y, además ser una buena cinta. Porque estamos ante una cinta de terror que hará que nos olvidemos de la miniserie que tan mal ha envejecido, y conseguirá que estemos pegados a la butaca en tensión en todo momento. Su atípica -dentro del género- duración de más de dos horas es acertadísima y muy bien medida. No hay bajón alguno en todo el metraje y cuando te quieres dar cuenta el film ya se ha acabado. Esto, que era lo mínimo que le podíamos pedir a una cinta de este calibre, es solo uno de los muchos puntos a favor.

    Empecemos con el inicio del film, conocido por todos. El mejor momento de la novela se ve plasmado en la gran pantalla con el mismo impacto que tienen sus parágrafos al ser leídos por primera vez. Es toda una declaración de intenciones, la carta de presentación. La dirección y la fotografía asombra a partes iguales, igual que su banda sonora, muy inmersiva. El niño, Georgie, consigue que empaticemos con él en menos de 10 minutos. La primera aparición de Pennywise es aterradora y tan espectacular como pintaba en los tráilers, Bill Skarsgård se luce ("POP POP POP") y le planta cara a Tim Curry. Este inicio es un calco del inicio de la mini serie de TV, pero es lo único que cogerá prestado de aquella. No es un remake encubierto para nostálgicos, como 'Jurassic World'. Es una nueva adaptación de la novela, y se ve como tal. Totalmente diferente, lo cual hace que el espectador se sorprenda. A partir de este momento, la historia y el ritmo no hará otra cosa que crecer, como si se tratase de una atracción de mansiones encantadas. Funciona a la perfección como película de terror, si bien es cierto que tiene momentos de terror psicológicos muy trabajados y otros en los que suben los decibelios, pero funcionan de todas formas. Como tren de la bruja la compro totalmente.

    Lo más destacable es que, como película, también funciona. No se trata solo de la típica película de terror con unos cuantos sustos que no ahonda demasiado en sus personajes. El grupo de niños protagonistas es el mejor desde 'Stand By Me', siendo lo más importante de la película. Van más allá de ser carismáticos: te los crees, te crees sus dramas y te interesa su destino. En parte gracias a unos adultos totalmente repugnantes que te hacen empatizar con el grupo aún más, o al escalofriante pueblo de Derry y la impotencia del espectador al ver que nadie hace nada a pesar de las desapariciones que están habiendo. Pero la forma de presentarlos uno a uno, la manera en la que construyen su personalidad y el nacimiento de la relación entre ellos, es muy destacable. Aquí está la diferencia entre 'It' y cualquier película de terror convencional que se os ocurra, y es que la película va sobre sus personajes y no sobre un misterio en particular. Si, claro, el misterio que envuelve a ESO es lo que mueve todo, pero no es lo principal. El terror y las vivencias y abusos de esos niños es lo que destaca por encima de todo, algo que han sabido pasar muy bien del libro al cine.

    Otro punto que la ensalza es el trabajo de Andrés Muschietti detrás de las cámaras y de Chung-Hoon Chung en la fotografía. Visualmente es una película que te deja prendado. Hay planos que son de cuadro, también muy terroríficos. El uso de Pennywise no podía ser mejor, y su diseño tampoco. Esos ojos amarillos se te quedan clavados. Cada aparición, acongoja, uno se siente como los niños. Las escenas están muy bien rodadas, con estilo. Hay escenas para el recuerdo, como en la que se escucha la frase que se ve en el título de la crítica o cualquiera de las que tienen lugar en la casa de Neibolt Street. La banda sonora pone la guinda del pastel y acaba de cerrar una ambientación absolutamente atrapante y desagradable. La sensación general es que todo lo que envuelve Derry es desagradable y gris. Hay lugar (sorprendentemente) para emocionar al espectador, para tocarle la fibra sensible. Como ya he dicho antes, el grupo de niños está muy trabajado y a día de hoy no hay película que tenga más ganas de ver que ese "Chapter 2" gracias a eso. Tiene sus fallos, claro, y es que a veces sufre de un desarrollo demasiado atropellado. Esta es de esas películas que le hubiese venido genial durar 3 horas en vez de 2 horas y poco. Y hay sustos que son screamers puros y duros. Lo peor sin duda es que a día de hoy ya no sorprende como hubiese sorprendido en su día de haberse adaptado así. Con 'Stranger Things' en cartel, lo tenía difícil para sorprender. Pero son detalles que no empañan el conjunto. Un conjunto muy sólido que cuenta con grandes personajes, un reparto excelente, un guion por encima de la media del género y un apartado audiovisual que es de lo mejor que se ha visto en el cine de terror reciente.

    Sin ninguna duda, es una película que ha cumplido con las expectativas. A día de hoy ya se puede considerar una de las mejores películas que han salido de ese subgénero "Basado en una novela de Stephen King". Está ahí, con las más grandes y no entre las "Meh.", que abundan. Se ha hecho justicia al libro y de paso se ha hecho justicia con Andrés Muschietti, el cual no tenía culpa del descalabro que fue 'Mamá'. En 2019, seguiremos flotando. Gracias pibe.
  • Avatar de Doomwatcher
    Doomwatcher 18 de Septiembre de 2017, 02:13:43 am
    Pues justo acabo de verla y me parece descabellada de principio a fin, sin un hilo conductor claro, las cosas simplemente suceden porque sí, personajes que sobran totalmente...

    Qué mal rato he pasado.

    3/10
  • Avatar de Lektro
    Lektro 18 de Septiembre de 2017, 11:21:41 pm
    Funciona mucho mejor en su vertiente de aventura ochentera llena de mala leche que como película de terror en sí. Muy divertida, con más risas que sobresaltos (ninguno). Abusa del jumpscare barato y quizá sea demasiado efectista, pero regala algunos despuntes bastante gamberros y unas imágenes poderosas en según que escenas.

    7

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad