Buscador

Twitter Facebook RSS

'Jóvenes y brujas' - Son jóvenes. Y son brujas.

Vía El Séptimo Arte por 29 de octubre de 2020
Imagen destacada

Triste pero cierto: No tengo apenas nada bueno que decir de esta 'Jóvenes y brujas', secuela y/o remake de una película de 1996 de cuya existencia me acuerdo solo porque han hecho esta secuela y/o remake. Una película que para mi asombro leo que hay quienes consideran una especie de "clásico". Pobres, la decepción que se van a llevar con esta secuela y/o remake va a ser considerable... porque sinceramente, no se entiende. Si no le han quitado los 30 minutos de metraje que le daban algún sentido, no se entiende una película como esta nueva 'Jóvenes y brujas'. La de hace 24 años podría ser lo que fuera que sea, pero al menos era: Esta no es nada. Literalmente.

No tengo apenas nada bueno que decir de esta 'Jóvenes y brujas', salvo algo que no diré para que nadie se ofenda y le de por insultarme. Así está el nivel. Y es que no hay más de lo que sería su título: Son jóvenes, y son brujas. Hasta aquí llega el desarrollo de lo que hay detrás de la cara de sus cuatro protagonistas. Hasta aquí llega el desarrollo de una historia que por lo que he leído en Wikipedia, difiere de forma significativa de la del filme original. Y me tengo que morder la lengua para no contar que en esta ocasión todas "son buenas" y que "el malo" de la función es un hombre. Y no preguntéis por qué, porque o me he quedado dormido o es que no lo han explicado.

Simplemente pasa, como todo en la película. Porque sí, porque hay cosas que pasan sin más. Como esta película que, a Cleopatra lo que es de Cleopatra, durante una hora larga de metraje cabe reconocer que logra disimular que no hay nada bajo la fachada. Un largo preámbulo de noventa minutos hasta que vemos la cara de Fairuza Balk. Y fin, se acaba. Un preámbulo que se desarrolla por los cauces esperados salvo por lo dicho, los 30 minutos de metraje que faltan y que, tal vez, explican de qué va y quienes son sus protagonistas. El por qué pasa lo que pasa. Elementos básicos de cualquier película que en esta ocasión, una más, Blumhouse se pasa por el forro de los...

Triste pero cierto: El único consuelo es que esta 'Jóvenes y brujas' rinde tributo a una película que por mucho que algunos se empeñen, ni era buena ni puede compartir siquiera comedor con otros títulos norteamericanos de 1996 como 'La roca', 'Scream', 'Space Jam', 'Twister', 'Abierto hasta el amanecer', 'Fargo' o 'Matilda'. No hay un verdadero prestigio que manchar como con la secuela de 'Carrie'. Un consuelo tan pobre como lo es la nueva 'Jóvenes y brujas', un filme completamente hueco y plano que de terror no tiene ni la t, resuelto de forma apresurada y en el que todo sucede porque sí para asombro, por cierto, de nadie. Como si la nada fuera de lo más normal.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas