Buscador

Twitter Facebook RSS

'La lista final' - El fuego de la venganza

Vía El Séptimo Arte por 30 de junio de 2022
Imagen destacada

'La lista final' es la clásica historia de "unos malparidos" que cometieron el grave error de meterse con el tipo equivocado. Un hombre experimentado en el arte de matar que al igual que le ocurría a Denzel Washington en 'El fuego de la venganza', se siente obligado por las circunstancias a pintar su obra maestra. Le pueden llamar John Creasy como le pueden llamar John Wick. Puede ser Charles Bronson como puede ser Bruce Willis o Liam Neeson.

Pocos se resisten a interpretar a uno de estos "vengadores" que se toman la justicia por su mano, como en este caso un Chris Pratt sin muchas ganas de contar chistes. Su James Reece es uno de esos personajes que alimentan la ilusión por un Celebrity Deathmatch en el que se enfrentase con no sé, Frank Castle por ejemplo. El sueño húmedo de todo macho al que le gustaría ser el más chulo del barrio e imponer su ley sin que nadie pueda con él.

Y así a lo largo de ocho episodios de una hora de duración, el primero de ellos, el que establece el tono y el estilo dirigido por Antoine Fuqua, director que ha hecho carrera aportando templada dignidad a este tipo de historias. Como a las dos entregas de 'The Equalizer' de las que 'La lista final' bien podría ser un reflejo al no ser, exactamente, una producción de acción como tampoco lo eran aquellas. No al menos así, sin más como lo podría ser 'Shooter: El tirador'.

En 'La lista final' la violencia es seca y sus escenas de acción, dispersas por todo el metraje, son cortas pero efectivas. Quirúrgicas. Predomina la maceración del drama filtrado a través de unas balas que no quieren que se sienten vacías o gratuitas. Aunque lo puedan ser, dentro de una historia que a grandes rasgos no se aleja de lo habitual de este tipo de relatos, por más que este contada con tan buen nervio como para poder hacernos los sorprendidos.

No deja de ser tan elemental como eficiente, siendo un repaso al manual del género tan elegante, consecuente y respetuoso que uno se deja llevar, como tantas otras veces a lo largo de ocho episodios, que más que episodios se sienten como una antología de ocho películas a lo largo de las que la historia evoluciona, llegando a parecer distinta aunque en suma sea la misma... siga siendo la misma de siempre: La de cometieron un grave error.

Y aún así vuelve a entrar, tal cual y como si fuera nuestro primer día. Aún sin hacer chistes Chris Pratt se vale para sostener el peso del relato, a lo largo de sus ocho horas con el apoyo desinteresado de caras amigas como las de Taylor Kitsch, Constance Wu, Jai Courtney, Riley Keough o Jeanne Tripplehorn. Por su parte Fuqua marca un camino que brilla por la aplicada y discreta seriedad de su nula apariencia televisiva y la inteligente dosificación de la acción.

'La lista final' es, en resumen, lo que cabe esperar. E igual que 'Reacher' funciona en la medida que lo convirtió en un éxito para Lee Child, funciona a la medida en la que lo ha hecho para Jack Carr. Es buen cine (seriado) de "venganza" que, dentro de lo que claramente es una ficción, se siente lógico y creíble. E incluso auténtico de manera tan vergonzosamente disfrutable que a uno no le extraña que haya una masacre en Estados Unidos cada semana.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


La lista final

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 30 de Junio de 2022, 11:10:00 am
  • Avatar de Wanchope
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 03 de Julio de 2022, 02:52:40 pm
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 05 de Agosto de 2022, 01:08:42 pm
  • Avatar de Predator33
    Predator33 10 de Agosto de 2022, 09:23:17 am
    No ha estado mal. A su favor tiene a su protagonista que lleva todo el peso durante los 8 episodios. Por tanto, al que le guste, como al que suscribe, Chris Pratt tiene aseguradas 8 disfrutables horas. Lo que rodea a Chris acompaña pero no se desarrolla en exceso lo que limita, en gran medida, poder empatizar emocionalmente con ello y con algunos de los mejores momentos de la propuesta.

    La serie me ha dejado una buena sensación en general pero es cierto que gracias a Pratt que es un actor solvente y da la talla como Navy Seal aunque se echen en falta personajes de su nivel que lo complementen o a los que existen, por lo menos, haberles dado algo más de profundidad. Esto conlleva que puede darse el caso de sufrir una sobresaturación de Pratt hacia el final de la experiencia.

    La historia tiene buen ritmo, es entretenida pero también muy predecible lo que le resta algo de interés.

    Por tanto, podría decir que un 8,5 para Pratt y un 7 para la serie que, aún siendo entretenida, no se rompe demasiado la cabeza para sorprendernos.

Noticias relacionadas