Buscador

Twitter Facebook RSS

'Late Night' - Esta noche, ha venido a divertirse Emma Thompson

Vía El Séptimo Arte por 25 de abril de 2020
Imagen destacada

'Late Night' es una lograda comedia más o menos comercial y servicial, más o menos convencional y superficial. Una lograda comedia que, dentro de lo que podría ser una no tan lograda comedia, se deja ver con suma facilidad; la misma con la que posiblemente acabará cayendo en ese olvido del que de vez en cuando también salen otras -según con quién hables- ni tan buenas ni tan malas comedias como 'Amor con preaviso' o 'La proposición', por poner dos títulos que a mí memoria les resulta particularmente simpáticos cuando la vida me los vuelve a poner por delante.

Casi, a lo que más puede aspirar una película de este estilo. La comedia es en realidad un género que, al menos cuando viene avalado por una industria como la norteamericana, siempre parece ensamblado de igual manera que una de esas casas modulares formadas por planchas de pladur. Un artificio construido en torno a una premisa cuyo potencial, reducido a menudo a oportunos y oportunistas retazos, rara vez sirve a una historia de verdad. Algo así como pan para hoy, hambre para mañana. Cómodo, sencillo, práctico, fácil. Sin... complicaciones.

Dentro de eso, de lo que bien puede ser una comedia para pasar el rato, 'Late Night' vale tanto como esos 90 entretenidos y simpáticos minutos que proporciona. Sin sorpresas ni alardes de ningún tipo, sin nada que objetar. Para todo lo demás, el saber estar de Emma Thompson y un acertado plantel de secundarios con el que rellenar los huecos. Que sea como tirar la piedra y esconder la mano; que sea como un resumen de lo que habría quedado mucho mejor como un serial que pudiera explotar todo lo que apenas le da tiempo a mencionar de pasada...

... ya es otra historia. De hecho, ya sería como contar una historia, y eso supondría complicarse la vida más allá de esos 90 entretenidos, simpáticos y sobre todo inofensivos minutos que no ponen en entredicho la buena conciencia del espectador medio occidental. Sonríe, después de todo, el mundo puede ser un lugar así de condescendente y pusilánime, incluso para Emma Thompson.



Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas