Buscador

Twitter Facebook RSS

'Los siete magníficos' - Es un número, un buen número

Vía El Séptimo Arte por 21 de septiembre de 2016
Imagen destacada

¿Cuál es la referencia más oportuna para calibrar un remake?

¿Cuál es el baremo más adecuado para evaluar un remake?

¿Qué es lo que debemos esperar de un remake?

¿Acaso es un remake algo malo por definición?

Diversas preguntas para las que cada uno tendrá sus propias respuestas, respuestas que además muy probablemente dependerán del momento y sobre todo de la película. Y si bien los cineastas deberían asumir buena parte de la responsabilidad, lo cierto es que en última estancia es el público el que acaba por decidir de manera a menudo fortuita. Un público por otro lado demasiado dado a dejarse llevar sin tener nada claro qué pensar, dejando que sean las corrientes de pensamiento que pasan por su lado las que hablen por ellos en función de con qué pie se han levantado aquel día. Y luego, por supuesto, lo único que hay que hacer es reafirmarse en lo dicho (aunque uno no se acuerde qué haya sido).

En fin, habrá quién piense que hacer un remake de 'Los siete magníficos' es un sacrilegio, como habrá quién piense que el auténtico sacrilegio es que en su momento alguien hiciera un remake de 'Los siete samuráis'. Un servidor, que piensa que el concepto "remake" forma parte intrínseco de al menos el 60% de las películas (tirando muy por debajo), no considera que sea ningún sacrilegio en ninguno de los dos casos. Tampoco considera por ejemplo que lo haya sido el remake de 'Ben-Hur', por más que la idea sea de una temeridad asombrosa incluso para los tiempos que corren. Pero no, no es el caso de este "remake" que ahora nos ocupa ni de casualidad.

¿Cuál es la referencia más oportuna para calibrar un remake?

¿Cuál es el baremo más adecuado para evaluar un remake?

¿Qué es lo que debemos esperar de un remake?

¿Acaso es un remake algo malo por definición?

Dejando de lado a un Kurosawa que ahora no tiene nada que ver, han pasado más de 55 años desde el filme original (con o sin comillas) de John Sturges... 55 años que no pasan en balde para quién lo haya descubierto a estas alturas de la vida, que en el recuerdo de cada cuál a saber. Y lo cierto es que aquel filme goza de una fama que le ha permitido no caer en el olvido, más su calidad no está a la altura de dicho buen nombre. Ni en su momento ni mucho menos ahora, siendo que aún dejando de lado su evidente desfase para con el siglo XXI sigue siendo un filme para entendernos muy normalito, del mismo modo que también sigue siendo un western muy normalito, igualmente para entendernos. O relativamente normalito, por si se prefiere ser algo más cauto.

Como también se podría considerar relativamente normalito a este "remake" el cual, no obstante, habría que considerar más bien como una re-interpretación ajustada a los cánones actuales de la misma manera que en su momento, en 1960, el filme original fue un reajuste americano de un concepto japonés. Un reajuste llevado a cabo con la probaba eficiencia de alguien como Antoine Fuqua, un realizador alejado de la autoría o las grandes corrientes de pensamiento, pero que resulta fundamental dentro de la maquinaria de una industria. De hecho tipos como Fuqua deberían ser el núcleo duro de la misma, capaces de ofrecer entretenimientos de alta calidad que conjugan por igual el respeto hacia todas las partes implicadas, tanto dentro como fuera de la pantalla.

¿Cuál es la referencia más oportuna para calibrar un remake? ¿Cuál es el baremo más adecuado para evaluar un remake? ¿Qué es lo que debemos esperar de un remake? ¿A quién le importa que sea un remake...?

'Los siete magníficos' es un modélico ejemplo, uno más en la carrera de Fuqua, de producción comercial que cumple sobradamente con lo que se espera de una producción concebida para el gran público. Sin valentía pero con aplomo, sin pasión pero con orgullo. Y aunque no esté considerado como un autor, el polivalente y perspicaz Fuqua se reafirma como una garantía para cualesquiera que sea la empresa o género que se le ponga por delante con un nuevo trabajo que "va de sobrado" (con dos dedos de frente). Funciona con o sin la guinda del pastel, el carisma de un reparto que aún sin grandes alardes tiñen de alegría una función que durante dos horas te transportan a una realidad alternativa del que uno vuelve con una sonrisa sin que haya mucho más que importe.

¿Cuál es la referencia más oportuna para calibrar una película? ¿Cuál es el baremo más adecuado para evaluar un película? ¿Qué es lo que debemos esperar de un película? ¿A quién le importa que sea lo que sea si se cumple la máxima principal de toda producción de alto standing que se precie..? ¿Por qué siquiera nos preguntamos algo cuando precisamente se trata de no preguntarse nada...?

Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Beyond
    Beyond 07 de Octubre de 2016, 06:14:48 am
    Bastante entretenida, que es lo que uno debe esperarse de esta película. No recuerdo si llegué a ver la original. De niño me tragaba muchas películas del oeste porque le encantaban a mi padre, pero no recuerdo ninguna de forma individual, para mí eran casi capítulos de una misma serie. Pero vamos, que me da igual lo mítica que fuera la primera, a mí esta película, con todos sus defectos, me ha parecido más que decente para pasar el rato.

    Le doy un 6.
  • Avatar de jescri
    jescri 13 de Enero de 2017, 09:08:10 pm
    Muy entretenida, sí. Como suele ser habitual en este tipo de películas lo mejor es el tramo inicial, aunque no se puede decir que aburra en ningún momento. La razón principal el carisma y la eterna frescura de Denzel Washington, también capaz de ser el mejor pistolero del oeste. Como remake creo que Fuqua ha hecho un buen trabajo, reestructurando la original pero manteniendo lo básico de su trama.

    Impresionante...

    Spoiler (Click para ver)

    Casi magníficos. Nota: 7,5.
  • Avatar de Cansadodeloszombis
    Cansadodeloszombis 22 de Enero de 2017, 01:22:54 pm
    Vi el trailer. Sabía que sería un wester cercano a la comedia y asi ha sido. Ver a Denzel de vaquero me ha sacado tantas veces de la pantalla ( soy un pureta westero) que no he podido con ella. El tono ese de comedia que luego trata de enlazar con tensiones dramáticas esta fatal.  Sé que estamos en la época de que tienen que hacer películas para todos los públicos pero no veo gente de color montando y disparando.

    Tenemos el caso, por comparar de Django.  En este caso sí me resultó creible ver la evolución de Django. Pero
    obviamente salvo la época nada tienen que ver entre ellas.

Noticias relacionadas