Buscador

Twitter Facebook RSS

'Predator' - Estuvieras o no en los años 80

Vía El Séptimo Arte por 14 de septiembre de 2018
Imagen destacada

Vaya por delante que, como individuo nacido en los 80, muy al principio de los 80, el "Depredador" ha sido una parte importante, esencial en mi desarrollo como persona ociosa de escaso provecho. Ahí ha estado siempre, desde el principio de los tiempos, como uno de los referentes en cuanto al cine en general. Vaya por delante, por lo tanto, que por mi pueden hacer todas las películas que quieran, que ahí seguiré estando en primerísima fila de combate. Como un niño.

Echo la vista atrás, y compruebo que he disfrutado de todas y cada una de las películas de una franquicia que dicho sea de paso, tampoco es que haya puesto el listón especialmente alto. Incluso de 'Alien vs. Predator 2', la peor de todas sin duda, y en realidad, la única que considero mala, mala. Esta nueva 'Predator' no es la excepción sino que además, es la película que ha vuelto a poner el listón por encima de lo buenamente disfrutable. Estuvieras o no en los años 80.

Shane Black ha entendido buena parte de la gracia del personaje, adaptándolo, de paso, a su propia concepción de película: Aquello que se ve con amigos y una cerveza en la mano. Y es que por más que le puedas dar vueltas, las cosas como son: El "Depredador" es un puto bicho, y la que llevaba los pantalones era Ellen Ripley. El personaje, la saga, la franquicia, carece de algún tipo de propósito divino o una historia que no sea una excusa de carácter netamente festivo.

Y así es 'Predator', una película netamente sociofestiva dónde hasta sus imperfecciones -unas cuantas- suman a la cuenta, potencialmente, tanto de los iniciados como de los que se aventuran por primera vez. Una película netamente sociofestiva, y claramente autoconsciente que se toma en serio lo justo, y necesario para estar continuamente de broma, literal o figurada, sin perder la compostura como serie de B de lujo para los multisalas más prestigiosos de la región.

'Predator' se disfruta, por instinto, con sangre, con la misma facilidad con la que se veían los también 100 minutos del primer 'Deadpool': La de quién voluntariamente, en plena posesión de sus facultades mentales, elige una inversión en tiempo y dinero como la de 'Predator'. Y a disfrutar, lo dicho, de hasta sus imperfecciones, heridas heredadas de otra vida y un proceso de producción que han dejado marca, pero de la que sale viva con ese "chichi" tan grande que tiene, ese "chichi" tan grande que tiene.

Partiendo de la certeza matemática de que nunca habrá una como la primera, 'Predator' está bien, lo suficientemente bien, al menos, como para cumplir como divertimento distendido bañado en sangre, chistes y referencias. Gracias, y a pesar de Shane Black, alguien sin el aura de un George Miller para imponer su visión, y un mejor guionista que director. Y es que en 'Predator' hay más ideas que hechos consumados, y como mínimo, tanto estudio como autor (o más).

Claro que también hay mucho humor, amor por el público, respeto por la franquicia y una soberana ración de mala leche coronada con un reparto simpatiquete (con Sterling K. Brown a la cabeza). Y por supuesto nuestro amijo, el "Depredador", que lo es aún a pesar de unos efectos digitales que aunque buenos, no terminan de vestir a la mona de seda como se pretende. Pero claro, 'Predator' no podía ser perfecta, y por eso mismo se la disfruta todavía más, en directo y en diferido.

Sobre todo en diferido, en nuestras cabezas. Como lleva haciendo desde los 80.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 18 de Septiembre de 2018, 11:56:56 am
    Wancho
    Spoiler (Click para ver)

    Visto lo visto, yo
    Spoiler (Click para ver)
  • Avatar de ElessarChe
    ElessarChe 18 de Septiembre de 2018, 12:56:53 pm
    Wancho
    Spoiler (Click para ver)

    Visto lo visto, yo
    Spoiler (Click para ver)


    Spoiler (Click para ver)
  • Avatar de Lektro
    Lektro 20 de Septiembre de 2018, 07:16:14 pm
    Copio y pego directamente mi reacción por Twitter:

    Predator (2018) es la comedia de terror de serie B más gamberra y divertida que ha habido en mucho tiempo. Alocada, bastante gore y pensada únicamente para disfrutarse en compañía. No se toma en serio a sí misma en absolutamente ningún aspecto, y eso le sienta fenomenal.

    Y si: es incluso más "Predator" que la original de 1987. Vale que no cuenta con el carisma de Schwarzenegger, pero se intercambia por un repertorio actoral que, sorprendentemente, funciona genial en la acción y el humor absurdo. El disparo de clichés autoparódicos es continuo.


    Además, añado que no entiendo la reacción de odio que está levantando la película entre la mayoría de la gente. Me parece que hay un problema muy serio en cuanto a como está acercándose el público a ella, de forma seria y muy alejados de ese ambiente alocado y festivo que impone la película ya desde su arranque. Es absurdo criticarla por todas sus idas de olla, cuando ella misma no se toma nada en serio a sí misma y además hace de ello su principal virtud.

    Supongo que al final es como todo... o entras en su juego o estas fuera desde el minuto 1, puede que por un equivocado enfoque o por no contar con una (muy) necesaria compañía. Todo lo que te lancen a partir de ese momento no hará nada más que aumentar el "hateo" rápido y protegerse bajo el tópico de "como la original ninguna". Curiosamente esta versión se encuentra mucho más cerca de la hipotética tonalidad "predator" que las dos originales, ya que este gamberrismo ochentero no solo le sienta de maravilla sino que hoy en día se convierte en algo atrevido y muy de agradecer.

    7

    Wancho
    Spoiler (Click para ver)

    Visto lo visto, yo
    Spoiler (Click para ver)

    Spoiler (Click para ver)
  • Avatar de octopusmagnificens
    octopusmagnificens 20 de Septiembre de 2018, 07:36:29 pm
    Si realmente es una parodia, entiendo las reacciones de odio.

    Es como las reacciones a The Last Jedi, quizá la mejor parodia de Star Wars.
  • Avatar de Sacri94
    Sacri94 21 de Septiembre de 2018, 01:10:06 pm
    La película busca la fiesta desde el minuto 1. Como cualquier película en la que ha participado Shane Black como director, no busca que se la tomen en serio. La cinta busca, simplemente, el disfrute del espectador a base de chascarrillos y gore. Y vaya que si lo consigue, es una película divertidisima.

    Si uno va pensando que va a ver un sucedáneo de 'Predator', saldrá del cine muy decepcionado. Quien conozca minimamente al señor que dirige este film, sabrá que no se va a encontrar con una cinta cruda, a la que le gusta mucho la suposición más que la visualización directa del monstruo y que busca mantener al espectador en tensión. No hombre, esto es algo muy diferente a eso, y está de put** madre que sea así. Aún teniendo ambas un nivel de gore bastante alto, nada tiene que ver la intención que tiene cada una. La violencia de 'Predator' aquí se ve sustituida por un gore totalmente cómico y exagerado. Es un gore paródico, y lo mismo se podría decir de la película en si. Pero ante todo, es una película de Shane Black, y tiene la personalidad suficiente como para saber que la ha rodado él.

    Y es que una película en la que salen bichos de tamaños y aspectos muy temibles (y molones también) tendría que destacar en eso, pero esto no es así en este caso. Al igual que en la fantástica 'Iron Man 3' la armadura era algo totalmente secundario, aquí con los Predator ocurre algo parecido. Tienen mucha más importancia que las armaduras en la película de MARVEL, pero no desvía el foco de lo que realmente destaca en las cintas de Black y esto son los personajes y la sinergia que hay entre ellos. De lejos, es lo mejor de todo el metraje. Desde que se suben todos al bus nos regalan carcajada tras carcajada. Imposible no reírse con los chistes de Keegan-Michael Key (él está enorme en su papel) o las salidas de tono de Thomas Jane. He echado en falta más tiempo con ellos, salí del cine pensando que este grupo merecía más tiempo en pantalla. Un reparto lleno de caras que te suenan pero que no sabrías decir su nombre, y todos trabajan más que bien. Sin alardes, pero cumplen.

    Pero para mi, tiene dos puntos negativos de bastante peso:

    - El primero y menos importante, es que le falta alguna escena memorable. Tiene algunos buenos momentos, como la fuga del Depredador del laboratorio o el protagonizado por Jacob Tremblay mientras pasea por las calles en Halloween, pero por desgracia no tiene ninguna que vaya a recordar durante mucho tiempo. Seguramente sea porque a Black la acción no se le da demasiado bien.

    - El segundo punto negativo es su tercer acto, totalmente caótico y atropellado. Se nota que ahí ha metido mano el estudio, porque estaban llevando muy bien toda la película (incluso con el frenetismo que hay desde el primer instante, va a piñón) pero todo lo que ocurre aquí se ve demasiado precipitado. No es un desastre total pero está por debajo de todo lo mostrado antes. Parece hecho con prisas.

    Obviamente esto no es lo único malo. La BSO, por momentos, no encaja para nada con lo que se transmite en pantalla, totalmente fuera de juego. Los efectos especiales son más bien justitos. Si bien el SuperDepredador aguanta bien, los Depredaperros no lo hacen y empobrecen el conjunto. Pero no, me niego a poner los últimos minutos en lo negativo.

    Spoiler (Click para ver)

    Mi nota sería un 6. Los que la ponen como la peor película del año creo que no han pillado el tono de la película, y las expectativas les han jugado una mala pasada.





Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad