Buscador

Twitter Facebook RSS

'Valerian y la ciudad de los mil planetas' - Qué difícil es ser un Dios

Vía El Séptimo Arte por 18 de agosto de 2017
Imagen destacada

Tal vez no lo sepan: 'Valerian y la ciudad de los mil planetas' es la adaptación cinematográfica de una serie de historietas de ciencia ficción (bastante ingenuas) creadas por el guionista Pierre Christin, el dibujante Jean-Claude Mézières y la colorista Évelyne Tranlé a finales de los años 60. Y puede que tampoco lo sepan, pero con ella ocurre algo parecido a lo que ocurría en 2012 con 'John Carter', película con la que comparte no pocos elementos (en especial su sabor añejo): Que llega a la gran pantalla con la sensación de ser un eco de según que obras a las que en realidad sirvió de inspiración (en otra vida, y en otro momento).

En cualquier caso da igual, que da lo mismo. Un nombre sigo sobresaliendo por encima de cualquier cosa que se interponga en nuestro camino hacia las estrellas. Y es efectivamente, es el de Luc Besson. Genio y figura, amo y señor. Dios todopoderoso, madre del amor hermoso, llena eres de gracia. Y si bien la referencia de 'John Carter' es muy oportuna, todavía lo es mucho más la de 'El quinto elemento'. Por supuestísimo. Porque a efectos prácticos, comparte con aquella una buena parte de los mismos aciertos y errores. O al menos la sensación, oportunista o no, viene a ser virtualmente parecida.

La diferencia principal, aparte de Bruce Willis, es que lo que en aquella era irregular en esta va de más a menos, con un tramo inicial fantástico que a medida que avanza se va desinflando de sobrepeso, hasta languidecer en un tramo final ni mucho menos tan fantástico. Quizá, y esta es mi hipótesis, porque es difícil ser un Dios. Como lo es alguien como Luc Besson en una producción tan ensimismada como 'Valerian y la ciudad de los mil planetas', el sueño de toda una vida esculpido a su medida, no tanto a la medida de una audiencia internacional que pueda ser capaz de sufragar los 200 millones de dólares de su presupuesto.

El problema, el habitual cuando alguien puede ser todocaprichoso, la desmesura y la falta de equilibrio. Peor, la desmesura y la falta de equilibrio de un cineasta independiente con orgullo, y además, francés, como es el Sr. Besson. Y a riesgo de prejuzgar, prejuzguemos: Como si nadie se hubiera atrevido a decirle nada al que en otra vida, desconozco si en esta también, había quién llamaba el Spielberg francés. Como si no hubiera habido alguien, un guionista, un productor o un montador a su lado como contrapeso, como si lo ha habido en el acompañamiento musical, una vez más, con ustedes, el fantástico Sr. Desplat.

La sensación es que a Besson, de igual manera que 'Alien: Covenant' a Ridley Scott, se le va de las manos, dejando tras de sí una producción que no acaba de encontrarse a pesar de encontrarse muy cómoda, muy a gusto consigo misma. Peor aún, que no acaba de unir, de forma fluida y orgánica, su pasado con el presente como por ejemplo, si ha logrado hacer James Gunn con 'Guardianes de la Galaxia' (a pesar de mis pesares). El resultado, similar al generado por 'John Carter', otra anticuada aventura vestida de superproducción a la última cuya alegría infantil no encontró su lugar ni en este mundo, ni en este tiempo.

Todo ello a pesar de sus bondades, tales como la más evidente: Su excelente acabado audiovisual. Todo ello a pesar de su colorida excentricidad, la misma 20 años después que ya teñían 'El quinto elemento', no por casualidad el sucedáneo que hizo Besson cuando no podía pagarse lo que ahora si ha podido. Una oda no tan entretenida como aquella a su adolescencia, como podía serlo también el 'Mortadelo' de Javier Fesser. A ese tebeo cuyo único pecado, quién sabe, si lo es, tal vez, es no pertenecer a ese modelo que tanto adorna, vende e intimida de los cómics venidos desde el no tan cercano país de las barras y las estrellas.

Quizá sea así, o quizá no lo sea. Es lo que tiene opinar sin saber de la misa la media: Tan ensimismado estaba Besson con su sueño que, como aquel que dice, no reparo que estaba en su Twin Peaks particular. Esto es, se ha dejado llevar por la ilusión, y el bolsillo de quién, prejuzgando de forma gratuita, insisto, no ha tenido una visión más global que la de meter a Kris Wu de cara a Oriente. La película es como un primer montaje que no ha sido debidamente supervisado, fiel reflejo de un guión que como evidencian los personajes de Clive Owen, Rihanna o el propio Wu, tampoco ha sido convenientemente revisado por un adulto.

Un monstruo, pero sobre todo, un monstruo para sí misma equivalente al "Canker" aquel de Jacob Tremblay.

La ingenuidad de la obra original, y la propia y sorprendente ingenuidad de Besson, chocan contra la falta de ingenuidad de un público acomodado a las luchas de poder entre DC y Marvel, Star Trek y Star Wars, Netflix y el sentido común, etc, etc. Hablando por hablar, por supuesto, y reduciendo a 'Valerian y la ciudad de los mil planetas' a un bonito, exhuberante y anticuado coqueteo con el despropósito que hay que abrazar con la misma simpática sonrisa cómplice de Dane DeHaan y Cara Delevingne. Como si de otra vida se tratara, como si de otro universo fuera en dónde bastase con darse la mano al son de David Bowie para ser feliz.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Sacri94
    Sacri94 21 de Agosto de 2017, 08:35:11 pm
    Esta película ha llegado tarde. De haber llegado antes que la primera película que salió de Star Wars es más que posible que ésta hubiese sido acusada de plagio y no hubiese tenido el éxito que ha tenido. En los 70-80 habría sido un pelotazo.
  • Avatar de Bepo
    Bepo 22 de Agosto de 2017, 12:38:18 am
    Esta película ha llegado tarde. De haber llegado antes que la primera película que salió de Star Wars es más que posible que ésta hubiese sido acusada de plagio y no hubiese tenido el éxito que ha tenido. En los 70-80 habría sido un pelotazo.

    No veo a Valerian nada parecida a Star Wars. Salvo que alguien considere que en una película de ciencia ficción del tipo "space opera" sea mucha casualidad encontrar naves espaciales, planetas y razas extraterrestres. Se plagia muchísimo más Star Wars a sí misma que lo hace Valerian.
  • Avatar de Sacri94
    Sacri94 22 de Agosto de 2017, 08:50:16 am
    Esta película ha llegado tarde. De haber llegado antes que la primera película que salió de Star Wars es más que posible que ésta hubiese sido acusada de plagio y no hubiese tenido el éxito que ha tenido. En los 70-80 habría sido un pelotazo.

    No veo a Valerian nada parecida a Star Wars. Salvo que alguien considere que en una película de ciencia ficción del tipo "space opera" sea mucha casualidad encontrar naves espaciales, planetas y razas extraterrestres. Se plagia muchísimo más Star Wars a sí misma que lo hace Valerian.
    Yo lo decía por esto:

    http://cinemania.elmundo.es/noticias/valerian-el-comic-que-inspiro-star-wars/

    Que habrá gente que verá 'Valerian' y le parecerá una especie de Star Wars afrancesada. Pero más bien Star Wars es una Valerian americanizada.
  • Avatar de Lektro
    Lektro 24 de Agosto de 2017, 01:37:19 pm
    Todos sabemos que el género de las space opera está de moda en la actualidad. El regreso de la saga Star Wars, las nuevas entregas de Star Trek, la subsaga de Guardianes de la Galaxia dentro del universo de Marvel... Todos estos títulos tienen un detalle en común, y es que (coincidiendo totalmente con lo que dice Wancho) recae sobre ellos la tarea de cumplir unas expectativas muy concretas, encajar de forma minuciosa dentro de un universo preparado al milímetro por los dueños de las franquicias, y recaudar de forma millonaria en taquilla obedeciendo las órdenes como producto comercial de Disney, Marvel, etc.

    La gran ventaja de Valerian frente a todos estos títulos es que está fuera de toda esa rueda de productos con legiones de fans, sintiéndose como algo totalmente nuevo sin nadie frente al que justificarse en un principio, excepto con los (seguramente pocos) frikis de su antigua saga de comics. Como buen blockbuster millonario que es, por supuesto que está concebida para hacer caja en taquilla, pero exceptuando eso (cosa que es común a todas las grandes superproducciones) no tiene ninguna atadura más.

    Luc Besson puede respirar tranquilo moldeando este universo, y eso se nota. Valerian está llena de asombrosas ideas, personajes y situaciones de una gloriosa extravagancia, y hace gala de una ambientación maravillosa, mostrando unos planetas y seres en los que todo vale. La primera hora de película es magnífica, y se encuentra desde ya entre unas de las mejores, si no la mejor, que ha dado este género recientemente. Totalmente desatada, muy inspirada y divertidísima, una montaña rusa que saca nuestro lado más infantil deseoso de aventuras espaciales en las que todo vale, evitando grandes explicaciones, cameos innecesarios de personajes, fanservice y demás cosas que frenan a las otras sagas citadas.

    Quizá su segunda mitad sea más relajada en acción, y entra en terrenos demasiado familiares y parecidos a los de la "competencia", pero el goteo de curiosas ideas y extraños personajes no para, mención especial a unos momentos de humor bastante más efectivos que los de otras películas del estilo. Puede que esté algo desproporcionada, que por momentos pierda el norte, pero está todo dentro de un caos que peca por exceso de amor hacia lo que se muestra, que por defecto. Además, el climax final se aleja de la regla no escrita de volarlo todo por los aires, y se enfrenta a ello de una forma bastante interesante, cerrando un guión muy original y que toca temas de bastante actualidad.

    Su BSO no va a pasar a la historia pero se nota que está ahí y que tiene calidad, cosa que ya es un logro, y la pareja protagonista a mi personalmente me ha parecido que cumple.
    Ojalá Valerian funcione bien en taquilla y Luc Besson expanda este espectacular universo, sería una pena que se quedase en el intento, engullida por el resto de franquicias, como ya le pasó a John Carter. El soplo de aire fresco (al menos en un principio) y la preciosa sensación de descubrimiento que ofrecen títulos así es algo cada vez más difícil de ver en los blockbusters actuales.

    7'5
  • Avatar de Lektro
    Lektro 24 de Agosto de 2017, 01:43:19 pm
    Creo que la mejor manera de criticar será destripando la película así que aquí viene:
    Spoiler (Click para ver)

    Sinceramente, me da pena que un buen producto sea destrozado de esta manera.

    Estás juzgando una space opera con el chip de querer ver 137 minutos de ciencia ficción dura, la mayoría de cosas que criticas son detalles que se puede permitir este tipo de cine y que nadie se pararía a analizar, a no ser que se haya "bajado del carro" desde primera hora.

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad