Buscador

Twitter Facebook RSS

La Berlinale: 70ª aniversario del festival

Vía Berlinale por 10 de febrero de 2020
Imagen destacada

La primera noticia a destacar del Festival Internacional de cine de Berlín es, como ya se anunciaba en la pasada edición, el cambio en la dirección. Dieter Kosslick, el que fue director del festival durante 18 años, se despedía en 2019 con un oso de peluche de una competición no siempre considerada de primera clase, y aun así logrando afianzar los números que hacen de la Berlinale un festival de público, con una venta de entradas creciente, y un presupuesto preliminar anual de 26 millones de euros.

Este año de aniversario toman el relevo el dúo de directores Mariette Rissenbeek (directora ejecutiva) y Carlo Chatrian (director artístico). Ella, de origen holandés, tiene una larga trayectoria en el mundo de la producción y amplia experiencia en la promoción del cine alemán. Él, italiano, fue durante seis años director artístico del festival internacional de cine de Locarno, y ahora se enfrenta a la misma tarea en la Berlinale (para quienes estén interesados en leer más sobre su visión sobre el cine y la programación de un festival, aquí dejo el enlace a su blog).

Reflejo de una identidad equilibrada, dual, así como culturalmente rica y abierta, el mayor festival de cine de Alemania y uno de los mayores de Europa, que ayer se sumaba al #metoo y nos hablaba de la importancia de defender la igualdad de género también en el sector cinematográfico, nos demuestra hoy que no sólo se habla, sino que se demuestra con los hechos. Y nos anuncia una vez más el desafío que lleva en pie desde su fundación en 1951: Una industria cinematográfica más inclusiva, que promueva la pluralidad de voces y la inclusión también a nivel social - consecuencia directa es la aparición de la nueva sección de este año, Encounters.

Porque es una cuestión que sigue siendo actual y urgente, uno de los focos temáticos alrededor de los cuales gira la programación de este 70ª aniversario es la frontera y los viajeros transfronterizos. Panorama nos habla de la migración y la búsqueda y el descubrimiento de una noción interior de patria y hogar; Forum, de la convivencia de mundos distintos, de pasado y presente, de distancias y distintas generaciones. Las cuestiones sobre la identidad siguen haciéndonos reflexionar sobre las bases del mundo en que vivimos.

Con un presente que invita al pesimismo, la Berlinale quiere hacer hincapié en la voluntad de resistir que tienen muchos de los protagonistas de las historias que podremos ver durante el festival. "El clamor por el cambio social se puede escuchar en los cines", en palabras de Michael Stütz, director de la sección de Panorama.

"La confianza del cine en las personas, esos seres sufrientes, abusados, manipuladores, es ininterrumpida - tan ininterrumpida, que los sigue eligiendo como protagonistas", decía Carlo Chatrian en la presentación de la sección de Competición.

Seguiremos expectantes por lo que está por venir.


Pd: La imagen de portada corresponde a 'Mi año con Salinger', de Philippe Falardeau (2020) - película de apertura del festival, dentro de la sección Berlinale Special (dedicada a las producciones que conquistan a un público amplio).

por Aina Riu
@aina_rv


Clic aquí para más información


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas