Buscador

Twitter Facebook RSS

Capítulo II - La Noche + Zombi

Vía Festival de Sitges por 09 de octubre de 2016
Imagen destacada

Uno de los mayores atractivos de Sitges son sin duda sus maratones, tanto da que a menudo uno llegue sin fuerzas a su final o que la calidad de las películas no siempre estén a la altura que la experiencia tiene su punto, especialmente cuando el público presente actúa como el jugador número 12.

Uno de los más clásicos y/o habituales es el de La Noche + Zombi, tanto como es igual de clásico y/o habitual dicho subgénero del cine del que todos los años nos llegan multitud de variaciones. En esencia vienen a ser lo mismo, o más bien suelen girar en torno a lo mismo, lo que no quiere decir que todas vengan a ser lo mismo... gracias a Dios, y como bien se ha puesto de manifiesto este año con cuatro propuestas bien diferentes entre sí.

Empezando tanto por el principio como por lo peor, nos encontramos con 'Attack of the Lederhosenzombies', el modelo más habitual de comedia de terror zombi en la que todo viene a ser una pobre excusa para la casquería y el humor. Filme idóneo para ver en grupo una noche de sábado y con una cerveza en la mano, siendo esta su única razón de ser... y a su vez, su única posibilidad de sobrevivir. Producción austriaca que no destaca en nada, aunque muy propicia como telonera de la noche para "calentar" un ambiente con ganas de "calentarse".

A continuación la segunda película que Yeon Sang-ho presenta en esta edición de Sitges, 'Seoul Station', y que se supone que forma pareja con la primera, la mucho más lograda 'Train to Busan'. Se supone, porque a la hora de la verdad como cualquier otra película de zombis, siendo esto lo decepcionante de esta propuesta de animación: que no destaca por nada salvo por el hecho de estar realizada mediante animación, si bien la calidad de la misma tampoco supone un factor demasiado relevante. Y es que Sang-ho no hace valer el uso diferencial de la animación, sin aprovechar sus recursos más allá de lo funcional ofreciendo una historia entretenida y ágil, pero que tampoco supone nada especial que no pudiera haberse rodado en imagen real.

Para sorpresa la que propone 'It Stains the Sands Red', un pequeño y humilde título zombi que destaca por lo que han de destacar este tipo de cintas si quieren destacar en un panorama tan mediatizado por 'The Walking Dead': por plantear una variante que o bien no haya sido explotada o bien sea tratada con frescura. Después de la mediocre 'Extraterrestrial', el norteamericano Colin Minihan sorprende con esta especie de comedia romántica muy negra en torno a una joven que huye por el desierto perseguida por un único zombi. Una premisa sencilla pero muy efectiva, y que da lugar a uno de esos títulos siempre intrigantes que, por encima de alguna posible carencia, resultan la mar de simpáticos y efectivos. Todo sea una buena idea narrada con buen pulso.

Por último, y como suele ocurrir por extraño que parezca, el plato fuerte de la noche para el final. Hablamos de 'Miruthan', producción india que se vende como "la primera película de zombis rodada en tamil". Aunque para el caso sigue siendo ante todo lo mismo, una producción india, lo que hace de ella un pasatiempo no necesariamente logrado pero sí tan reiterativo como divertido... tanto cuando pretende serlo como cuando no. Aunque pueda ser interpretado como un malentendido cultural. Apliquen las leyes básicas del cine hindú al género de zombis, o al revés, en una alocada guinda del pastel cuya sangre falsísima y su violencia burlesca, sin ser necesariamente memorables, rematan una noche durante la que no se ha permitido que el sueño sea rival.

Y cuando el sueño no es rival, ya saben, es cuando realmente ha merecido la pena disfrutar.

Continuará...


Click aquí para más información

Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas