Buscador

Twitter Facebook RSS

Capítulo III - Cosas que pasan

Vía Festival de San Sitges por 10 de octubre de 2016
Imagen destacada

Cosas que pasan... cuando por ejemplo profanas el sueño de los muertos.

Las cosas que les ocurren a Brian Cox y Emile Hirsch en 'La autopsia de Jane Doe', el regreso de ese André Øvredal que tanto nos hizo disfrutar con su 'Troll Hunter'. Ambos actores, padre e hijo en la ficción, interpretan a sendos forenses a los que les llega el cuerpo de una "mujer sin identificar"... a partir de ahí mejor saber lo justo. O mejor, nada, que es de las que se revientan a poco que se cuente. Un primer tramo notable para luego, como le ocurren a tantas otras cuando llega el momento de empezar a levantar las cartas, una segunda mitad no tan lograda que se vuelve algo más inestable y puntualmente fallida, sobre todo cuando explota los recursos más habituales del género. Conceptualmente muy potente, humilde y en todo momento muy llevadera a pesar de los pesares, una cinta simpática a la que le falta refinar sus intenciones.

Cosas que también suceden alrededor de Na Hong-Jin, y no del todo buenas (ni tampoco malas) con su tercer film, 'El extraño', cinta inferior a sus anteriores 'The Chaser' y 'The Yellow Sea' aunque, todo sea dicho, en esta ocasión el realizador y guionista no se lo pone tan fácil al espectador como en aquellas dos. En ese sentido es admirable como el realizador da un paso hacia delante, sin conformismos, con este largo thriller impregnado de una constante sensación de tensión cercana a la vigilia, y que transita por esa fina línea entre la genialidad y la tomadura de pelo. Un filme que desafía la paciencia del espectador durante dos horas y media (muy) largas de metraje que provocan una extraña sensación de placer agridulce: la de conseguir atrapar la atención del espectador aún sin convencerle de lo que está contando, en una de esas obras que se aconseja reposar para calibrar en su justa medida.

Cosas que también ocurren a lo largo de ese río Mekong en donde se encuentra el llamado triángulo dorado, uno de los mayores proveedores de droga del mundo y bla bla bla... ese tipo de cosas que en el cine resumimos -no sin su correspondiente desdén- con un "de policías y ladrones". O una de acción, para abreviar, que además los problemas de oriente nos pillan muy lejos. 'Operation Mekong' confirma a Dante Lam como uno de los actuales nombres a tener en cuenta del cine de acción producido en Hong Kong, en una de esas cintas de acción orientales que ofrecen exactamente aquello que prometen (para nuestro gozo y disfrute). Esto es, una cinta de acción trepidante y muy entretenida que no se anda con tonterías, tan sencilla como a la vez práctica y resultona en un apartado técnico que no desmerece en nada al gran Hollywood, más bien al contrario.

Cosas que, con mucho menos sentido y/o narradas con menos pericia de la aconsejable, suceden en una cinta como 'Shortwave', ópera prima del director y guionista Ryan Gregory Phillips que suponemos es fan del 'Upstream Color' de Shane Carruth o el 'Love' de William Eubank. A este tipo de filmes estéticos, post-modernos y de narrativa deslavazada remite esta cinta que tan pronto puede ser fascinante, por pbra y gracia de su puesta en escena, como tan pronto puede ser desesperante, debido a un guión que se las da de ingenioso por el camino incorrecto. De cuando se trata de ser críptico en lugar de un narrador sumergiendo a tu propia historia en una espiral de muy difícil salida... y así es, tan difícil que al final la falta de narrativa es preciosa, pero juega muy en contra de la película salvo que, cosas que pasan, tengas la suerte de agarrar al espectador por los huevos. Y no, no es el caso.

Continuará...


Click aquí para más información

Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas