Buscador

Twitter Facebook RSS

Capítulo IV - ¿Por qué...?

Vía Festival de Sitges por 11 de octubre de 2016
Imagen destacada

¿Por qué... comparar 'Under the Shadow' con 'Babadook'? Porque es una comparación de lo más acertada, además de muy oportuna. Otra ópera prima sobria, humilde y sencilla, pero a la vez ambiciosa y decidida a la hora de plantear una historia que, con sutileza pero claridad meridiana, es algo más que una suma de sustos adornada con el suficiente estilo, y encanto, como para poder haber sido producida por James Wan. Tan importante lo que se ve como lo que no se ve, en una cinta muy depurada cuyo subtexto le añade esa riqueza que suele faltar en el cine de terror comercial dejado un poco a la mano de Dios, dando al género una nueva oportunidad de demostrar que el cine de terror es una manera tan buena como otra cualquiera de contar algo.

¿Por qué... se vende 'Somnia. Dentro de tus sueños' como una película de terror, si es un melodrama fantástico cuyos escarceos con el terror son, precisamente, lo peor de la función? Podría haber sido una producción Disney a lo 'La extraña vida de Timothy Green', más parece que se la ha forzado a perecer en los márgenes de un terror del que anda más bien escasa. Aunque parte de una premisa interesante esta no termina de cuajar como si lo hacía en la mucho más orgánica 'It Follows', por decir algo, y su más que apreciable intento por apelar a la emoción del espectador a través de Jacob Tremblay se acaba convirtiendo en un arma arrojadiza que hunde a la cinta en el terreno de la lágrima involuntariamente incómoda.

¿Por qué... la pareja formada por Marcus Dunstan y Patrick Melton no gozan de un mayor crédito de cara al populacho? Con 'The Neighbor' ratifican las buenas impresiones dejadas por 'The Collector' y' The Collection', no tanto por supone algún tipo de genialidad como por lo práctico de su discurso. Aunque inferior al mencionado (e imprescindible) díptico, esta nueva cinta protagonizada por Josh Stewart es un entretenimiento sencillo y directo, modélico ejemplo de la economía narrativa en dónde se va al grano de manera harto resultona. El tipo de producto que, es cierto, nunca pondremos en una lista de los 40 principales, pero capaz de sonsacarnos una sonrisa de manera tan ingenua como para que sus 90 minutos pasen en un suspiro.

¿Por qué... Mickey Keating le saca tan poco partido a 'Carnage Park'? Un comienzo muy potente a mitad de camino entre Quentin Tarantino, Guy Ritchie o Joe Carnahan que no es más que fachada, en un castillo de naipes que se desmorona según avanza rumbo a su propia nadería. Porque en gran medida de eso se trata, de nada, por más que Keating tire de efectismos para evitar perderse en su propia debilidad. Una cinta totalmente desaprovechada que avanza dando tumbos y que, a pesar de su energía ocasional o la siempre bienvenida presencia de Pat Healy, evidencia una pereza bastante alarmante en lo que se refiere a un guión que apenas avanza de la anécdota que supone su "basado en hechos reales". ¿Por qué... o qué más da?

Continuará...


Click aquí para más información

Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas